Archivos de la categoría VOLUNTARIOS

DEL CENTRO PENITENCIARIO DE JAÉN A MONT NGAFULA (EL CONGO)

MIS PRIMEROS DÍAS EN EL CONGO (1ª entrega)

r+ìO cONGODos días ya en Kinshasa, conociendo la misión de Mont Ngafula. Llegamos a las seis y media de la tarde, ya de noche. Allá nos estaban esperando Fiore y Willy misioneros que trabajan aquí en la capital de la R.D. del Congo. Nada mas bajar del avión nos abraza un calor húmedo que lo envuelve todo y pequeños charcos avisan de la última lluvia . Los aromas del trópico se entremezclan en el recorrido que realizamos en la semi oscuridad de unas calles inmensas y poco iluminadas. El saludo fraterno, tocándose tres veces con la frente, llama mi atención. Linda costumbre a la vez que cercana.

Mientras, los ritmos africanos resuenan, MUJEREScompitiendo en potencia desde los locales que pretenden llamar la atención de los viandantes. Cruzamos un mercado. Los olores a frutas diversas, los puestos de pescado, los asaderos de carne,… un concierto de percepciones que se mezclan y nos dan un primer saludo. En las calles llama la atención el arreglo de las mujeres y sus coloridas ropas, es un arcoiris de vida y sonrisas, de saludos y prisas, de alegría y diversidad. La acogida, sacramento de vida en esta tierra del sur, se hace presente con mil detalles: la mesa preparada, un cuarto sencillo y acogedor, el desfile de presentaciones de misioneros, seminaristas y trabajadores. Las preguntas sobre nuestra llegada, saludos espontáneos, sonrisas contagiosas.

tR+üFICO EN kINSHASAEl viaje hasta la misión donde nos alojaremos estos primeros días transcurre en medio de un tráfico caótico que baila al ritmo de los claxon, los volantazos y los baches que ayudan a que el cansancio se desvanezca. La misión está rodeada de árboles de mango, aguacates, palmas… La vida brota por todos lados: papayas, plataneras, matas de maracuyá, nacen casi sin necesidad de ser plantadas y regalan sus frutos generosamente. Disfruto de los rostros de felicidad de Paco y Fini que me acompañan en este viaje, joven matrimonio misionero que trabajó y dejó huella acá, la alegría del reencuentro, de los relatos e historias compartidas,… Tengo la suerte de contar también con la compañía de Silvio y Jose Luis dos misioneros con experiencia en Brasil, Argentina, Kenia y R.D. del Congo. Es una riqueza inmensa de vivencias entre unos y otros que a cada ratito emergen y nos ayudan en nuestro caminar diario. Hoy en la celebración Fiore nos hizo sentir parte del proceso de esta iglesia, de este pueblo y sus ritmos, a relativizar nuestras prisas y tomar conciencia de que nuestro trabajo dará fruto cuando deje de ser nuestro, para convertirse en servicio a los demás.

tORMENTA EN kINSHASAÚltima tarde en Kinshasa antes de seguir nuestro viaje hacia el norte. Sentados en el porche de la casa, teniendo la tormenta  como hilo musical, recordamos las visitas del día. La misión del padre Antonello, sus luchas para que la gente tenga agua, la creación de una panadería comunitaria, los comedores escolares,…un sin fin de frentes abiertos, caminando de la mano de sus parroquianos, en esta loma cercana a la inmensa Kinshasa con sus diez millones de habitantes. Visito al padre Néstor en su departamento de animación misionera, en seguida me muestra los últimos materiales elaborados y me comparte su trabajo en esta área pastoral. El suelo parece humear a medida que la tormenta descarga y se oye a lo lejos la llegada de una segunda nube. Este ratito me quedo sólo ante este paisaje, regalado por esta bella tierra. En mi reflexión se hacen presentes los jóvenes Inocent y César, pronto acabarán su formación y comentan con ilusión sus próximos destinos en Venezuela y la misión de Kinshasa. No desfiguran la sonrisa de sus rostros mientras nos cuentan de sus comunidades de origen, de sus historias, su formación,…

Leo uno de los proyectos que venimos a visitar, trata sobre la realidad del pueblo pigmeo. Los planteamientos buscan cortar de raíz la exclusión que sufren. Es un camino que debemos recorrer que va desde la sensibilización del pueblo bantú, que los oprime, hasta la denuncia ante Naciones Unidas de la situación actual de violación de los derechos humanos de este pueblo en peligro de desaparecer.

Sé que desde Jaén esta realidad puede verse distante, pero estoy convencido de que nuestro simple gesto de apoyo desde las distintas instituciones locales jiennenses, reforzarán y darán peso a esta tarea que nos queremos plantear. A la vuelta hablamos, pero vaya ya por delante nuestro agradecimiento.

UNA APUESTA POR LA SALUD  (2ª entrega)

jaen7Ya una semana conociendo distintas misiones en medio de la selva del norte de la R.D. del Congo. Es de maravillarse ver como este grupo de valientes misioneros de la Consolata se han adaptado a vivir con lo mínimo: de siete a nueve de la tarde un par de horas con luz eléctrica gracias a un motor de gasolina, facilita la recogida de agua y la comunicación con el resto del mundo. Dos horas en las que conectar los ordenadores para enviar y leer los correos. El agua corriente o de pozo tiene todo tipo de parásitos, así que hay que filtrar y hervir la que se beberá o la que usaremos para lavarnos los dientes. Ayer visitamos el hospital de Neisu, desde el primer momento sorprende encontrar una obra tan bien pensada en una zona tan alejada y aislada de todo. La doctora Serafine, directora del centro nos acompaña, su carácter es alegre y risueño, no pierde su sonrisa mientras nos muestra cada una de las dependencias del centro y recibe un bombardeo de preguntas de nuestra parte. Encoge el corazón pasar por las tres salas de pediatría, se las ve abarrotadas, este año la dichosa malaria se ha asociado con un tipo de tifus y está mermando de forma considerable la población infantil.

Tras esta visita, caminamos más de dos horas por medio de estas tierras para visitar una fábrica artesanal de ladrillos, la vegetación se va estrechando como reclamando lo que un día fue suyo, al final nos perdimos y debimos desandar mas de media hora, la fábrica estaba vacía, pero pudimos ver la maquinaria y los ladrillos que acababan de hornear.

jaen9A las seis oscurece, y el padre Richard, un anciano misionero canadiense, nos invita a recorrer el hospital de noche con él. Nos sorprende la cantidad de adultos y niños que duermen en el suelo o sobre una estera, nos explica Richard que son los familiares de los enfermos: “muchos vienen de lejos y no tienen donde dormir”. De vuelta a la casa, en la habitación, mientras escribo en la oscuridad de la noche,escucho los sonidos provenientes de la espesura que nos rodea. Una banda sonora acompasada que nos habla de la inmensidad de la selva y nuestra pequeñez. A la vez doy gracias a Dios por todo lo que tenemos en nuestro Jaén, a pesar de lo poco que lo valoramos a veces.

Al día siguiente salimos en bicicleta, llovió de madrugada y los charcos salpican nuestras ropas al pasar. La mañana está fresca. El padre Rinaldo nos lleva a conocer los restos de una fábrica de aceite de tiempos de la colonia belga. La vegetación lo ha invadido todo pero se intuye la grandeza de otro tiempo: doble vía de ferrocarril, postes de telégrafo,… cuesta entender que tras la independencia del Congo se pierda algo tan valioso.

jaen1Seguimos pedaleando camino de la capilla de San José, dos constantes nos acompañan en todos los caminos. El saludo alegre de los niños que gritan con gran energía al paso de Reinaldo una expresión, que no alcanzo a comprender: “¿bozo landa?” y las sillas de ruedas elaboradas por el hermano Doménico, que devuelven la dignidad a tantas personas que antes se arrastraban por este suelo rojizo y lodoso. Llegamos a nuestro destino, abrimos el sencillo templo y poco a poco llegan a la capilla los primeros pobladores, mientras Rinaldo nos narra la historia de esta comunidad. Improvisa un diálogo entre la comunidad y nosotros, en el que Andrés hace de traductor.

Nuestra vuelta ciclista continúa y tras llegar a Neisu, nos dirigimos al centro de salud que queríamos conocer. Es uno de los trece puntos de salud primaria creados desde el hospital de Neisu. A nuestro paso los niños responden con energía a Rinaldo “bozo landa”. Acerco mi bicicleta a la suya y le pregunto qué quiere decir esa expresión. El me cuenta que cuando sale a las comunidades, al predicar, le pregunta a la gente en ningala ¿bozo landa? Qué significa “¿me estáis siguiendo? Y que desde hace meses por donde va en bicicleta o en moto al pasar por las casitas dispersas él lo dice como saludo y todos salen con alegría a responder con gran energía.

P5070097Llegamos al centro de salud donde atiende Pier , enfermero congoleño, con ilusión nos muestra el consultorio donde atiende, el pequeño laboratorio, la sala de obstetricia y ginecología, la sala de curas y la zona de espera. A parte tiene un área de hospitalización con cuatro camas para casos leves, que permanecen allá de uno a tres días. Este rato hay un joven en una de las camas, y un anciano y dos mamás con sus bebés en la sala de espera.

En el camino a la misión, mientras pedaleo, reflexiono de un lado sobre la labor de formación realizada desde el hospital, un gran proyecto de salud donde han conseguido que los actores principales tengan grandes habilidades y sean todos congoleños. Y de otro lado de todo lo que queda por hacer, pues la R.D. del Congo es aún un país en construcción, que empieza a caminar poco a poco y como cualquiera en sus comienzos, tienes sus caídas y tropiezos.

Después de almuerzo regresamos a Isiro, centro de operaciones en esta zona de misión. Con un poco de suerte y si Dios lo permite mañana viajaremos a Bayenga, uno de los puntos claves de nuestra programación.

XVII JORNADAS NACIONALES DE DELEGADOS PASTORAL PENITENCIARIA

Imagen1

Del 22 al 24 de octubre se han celebrado en Madrid las XVII Jornadas de Delegados de Pastoral Penitenciaria, a las que ha asistido José Luis Cejudo, como Delegado de dicho campo pastoral en nuestra Diócesis.

image002Mons. Juan José Omella Omella, obispo de Calahorra-Logroño, encargado de la Pastoral Penitenciaria, dentro de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, y el P. José Sesma, Mercedario, Director del Departamento de Pastoral Penitenciaria, acompañaron y presidieron todas las jornadas

El tema elegido para este año era profundizar en la situación de los internos en Centros Penitenciarios con enfermedades mentales.

En la tarde del martes Mercedes López Abellán, de la Asociación de Familiares y Personas con Enfermedad Mental de Valladolid, después de clarificar lo que se entiende por “Enfermedades Mentales” y sus manifestaciones clínicas, nos fue dando pautas sobre cómo tratar con estas personas dentro y fuera de la prisión y sus necesidades.

En la mañana del miércoles intervino en primer lugar José Luis Segovia, Coordinador del Area Jurídica, informando sobre las líneas antropológicas del Nuevo Código Penal y sus repercusiones en quienes cumplen condena; posteriormente nos visitó Raúl de la Torre Martínez, Jefe del área de ordenación sanitaria de la Subdirección de Sanidad Sanitaria de II. PP. Para hablarnos del Panorama actual de los enfermos mentales que cumplen condena, especialmente en los dos únicos Centros Penitenciarios Psiquiátricos de Sevilla y Alicante.

Después de la comida los Coordinadores de las áreas religiosa, social y de menores nos informaron sobre cuestiones interesantes para las delegaciones allí representadas.

La última mañana del jueves la dedicamos al tema de formación espiritual de los delegados “La locura del Evangelio”, dirigidos por el capellán del C.P. de Burgos, José Fernández de Pinedo.

image003

 

 

QUIENES SOMOS

Convivencia-2010-300x186

¿EN NOMBRE DE QUIEN?

¿COMO TRABAJA LA DELEGACIÓN EN LA DIÓCESIS?

FUNDAMENTACION TEOLÓGICA

OBJETIVOS

ÁMBITOS DE LA PASTORAL PENITENCIARIA ..

 


¿EN NOMBRE DE QUIÉN ?

Cuando Pablo curó a un tullido lo espontáneo en los espectadores fue venerar a aquel buen hombre que había hecho tal milagro, pero Pablo tuvo que desviar la admiración hacia “el Dios vivo”, origen de su actuación (Hch.14,8-18)

Pues igualmente ahora no sería justo considerar a la Delegación de Pastoral Penitenciaria como un grupo de personas solidarias, incluso de cristianos, que tienen el “valor” de trabajar gratuitamente en la prisión y dirigir hacia nosotros las posibles alabanzas. No sería justo porque no es lo que parece.

Como en el caso arriba citado, es el amor de Dios, que siempre se ha manifestado por los excluidos de las sociedades y que, de forma admirable, pudimos hasta tocar en Jesús, el que ha puesto en movimiento esta sensibilidad en su Iglesia hacia los privados de libertad.

El Obispo de Jaén, que reconoce cómo la Iglesia es portadora del Espíritu del Resucitado, para canalizar las acciones que el amor del Espíritu promueve hacia los privados de libertad constituyó la Delegación de Pastoral Penitenciaria, liberó a un sacerdote para que pusiera en marcha esa Delegación, nombró a tres sacerdotes capellanes del Centro Penitenciario (dos son diocesanos, uno es Padre Trinitario), facilitó una sede desde donde poder coordinar las actividades, envío en nombre de la Iglesia diocesana a los voluntarios (fotos). Y nos va acompañando en momentos claves del curso, sin referir las relaciones que él mismo mantiene con presos y funcionarios. Los voluntarios de Pastoral Penitenciaria no estamos con los presos a título personal, estamos en nombre de la Iglesia de Jaén, sacramento del amor de Dios.

Es verdad que los amamos con un amor de amistad natural, pero también es verdad que, antes de conocerlos, ya los amábamos y por ese amor primero vamos a ellos. Ese amor previo al encuentro es el amor que el Espíritu del “Dios vivo” ha derramado en nuestros corazones. También es verdad que ellos hacen fácil el quererlos y quedarnos con ellos cuando se les va conociendo, y lo que en un principio es puro amor de caridad, recibido de Dios, después se va mezclando con cariño, confianza, amistad...


¿CÓMO TRABAJA LA DELEGACIÓN EN LA DIÓCESIS?

Para cumplir su misión en el Centro Penitenciario y en la Diócesis, y en general en la sociedad, la Delegación ofrece los siguientes servicios para aquellos que quieren colaborar en este campo pastoral, que no se reduce a las intervenciones dentro de la cárcel con los internos:

    – FAMILIA DE ORACION,  a este imprescindible equipo le encomendamos periódicamente intenciones particulares para que las tengan presentes en su oración. En este equipo-familia hay religiosas contemplativas y de vida activa, jubilados, enfermos y cristianos en general que, por diversos motivos, no pueden desplazarse a la cárcel.

Nuestra actividad necesita, como toda acción pastoral, del soporte de la plegaria, pero en nuestro, caso en que el apostolado presencial tiene menos posibilidades que otros sectores de iglesia, es más necesarias esta presencia de la Iglesia a través de la comunión de los santos.

ENLACES PARROQUIALES, ellos se encargan de la relación de las parroquias con las familias de los presos y, cuando estos salen de permiso o en libertad, se encarga de la acogida para paliar el rechazo social que pueda provocarse en algún caso.

VOLUNTARIOS, son aquellos que están dispuestos a visitar periódicamente la cárcel para desempeñar alguna actividad-taller concreta. El número actual de voluntarios es de treinta.

EN RESERVA, estos son los que no pueden bajar periódicamente a dirigir o colaborar en algún taller, pero están dispuestos a colaborar puntualmente en alguna tarea para la que se sienten capacitados. Estos apóstoles intervienen preferentemente en Navidad, Semana Santa, verano, Ntra. Sra. de la Merced...


FUNDAMENTACIÓN TEOLÓGICA

La palabra y las obras de Jesús tienen como primeros destinatarios los afligidos y los pobres.: “Anunciad a Juan lo que habéis visto y oído: los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos resucitan, los pobres reciben el anuncio de la buena nueva” [1].

A partir de Jesús, la Iglesia ha hecho suya la opción preferente por los pobres y marginados. Juan Pablo II decía: “Recordando que Jesús vino a evangelizar los pobres, ¿no conviene subrayar decididamente la opción preferencial de la Iglesia por los pobres y los marginados?”[2]. Hay una razón innegable por esta opción preferente: Jesús mismo revela su presencia en los pobres: “todo aquello que hacéis a uno de estos, mis hermanos más pequeños, a mí me lo hacéis”[3].

El cristiano vivirá el esfuerzo diario de reconocer el Señor presente en los hermanos, a sabiendas de que cuando se hizo visible como hombre no lo hizo en gloria y majestad sino en humildad y pobreza. Así continúa haciéndolo en el tiempo de la Iglesia.

El Catecismo de la Iglesia católica describe las obras de misericordia diciendo que “son las acciones caritativas con que acudimos a ayudar nuestro prójimo en sus necesidades corporales y espirituales”[4]. En concreto, una de ellas se refiere a liberar el cautivo:”Estaba en la cárcel y vinisteis a verme”[5].

El Santo Padre Juan Pablo II, en el mensaje de la celebración del jubileo del año 2000 en las prisiones escribió: “Pensando en estos hermanos y hermanas, mi primera palabra es desearles que Cristo resucitado -que entró en el cenáculo estando las puertas cerradas- pueda entrar en todas las personas del mundo y encontrar acogida en los corazones, dando a todos paz y serenidad”[6].

Y en esta misma línea de servir el evangelio de Jesús a los presos se expresaba nuestro Sr. Obispo en el encuentro del Papa con los jóvenes en Colonia, al dirigir su carta a los jóvenes presos “El Papa nos decía ayer en sus palabras de bienvenida, desde el Aeropuerto Internacional de Colonia/Bonn, que “profundicemos en el sentido de la existencia humana como peregrinación… para afrontar el camino de la vida, buscando la verdad, la justicia y el amor”. Que este es un camino “cuya meta definitiva sólo se puede alcanzar mediante el encuentro con Cristo, encuentro que no tienen lugar sin la fe”.

Para vosotros amigos creyentes y para los que no lo sois, que os llegue este mensaje de ánimo de quienes, junto a Jesucristo, que nos invitó a visitaros en la cárcel, (Mt. 25), también os hacemos presentes en Colonia”.[7]

Constatada la necesidad de abordar pastoralmente el hecho penitenciario en forma global, las orientaciones y criterios que oferta este documento, como instrumento de trabajo, nos ayudarán a proseguir “impulsando el desarrollo y evolución de la Pastoral Penitenciaria en los Centros de Cumplimiento, en las parroquias y en las diócesis a fin de que la levadura del Evangelio recorra aguas arriba, desde su desembocadura en la cárcel, el largo río penitenciario, ayudando a superar las dolorosas secuelas de tantas familias rotas y desestructuradas y las situaciones de marginación social en las que malviven tantos seres humanos…”[8]

[1] Mt 11,4 .

[2] Juan Pablo II, Carta apostólica: “Al inicio del nuevo milenio”, 51 .

[3] Mt 25,40 .

[4] C.E.C. 2447 .

[5] Mt. 25,36 .

[6] Juan Pablo II, Mensaje por el Jubileo en las prisiones, 1 .

[7] Mons. Ramón DEL HOYO LÓPEZ, Obispo de Jaén. CON LOS JÓVENES RECLUSOS. 19 de agosto de 2005 .

[8] Mons. Atilano RODRÍGUEZ MARTÍNEZ: “Actas del VI Congreso Nacional de Pastoral Penitenciaria ” (Madrid, 15-17 septiembre 2000). CORINTIOS XIII, núm. 97/98, enero-junio 2001, pág. 10.

OBJETIVOS.

El ámbito de la Pastoral Penitenciaria comprende las situaciones de prevención, detención, internamiento, prisión y reinserción.

En estos ámbitos consideramos fundamental:

  • Evangelizar anunciando la Buena Nueva de Jesús y promoviendo la instauración del Reino de Dios en el mundo penitenciario.
  • Humanizar el mundo penitenciario mediante la promoción y defensa de los derechos fundamentales de las personas.
  • Sensibilizar las comunidades cristianas (Parroquias, Movimientos Apostólicos, Institutos Religiosos, …) y la sociedad sobre la realidad penitenciaria en la diócesis.
  • Promover y formar agentes pastorales para la misión específica que, encomendada por el obispo y/o por la correspondiente comunidad eclesial, ha de realizarse dentro o fuera de las prisiones.
  • Apoyar y coordinar los recursos, actividades y servicios de las instituciones y personas que desempeñan alguna misión en pastoral penitenciaria, especialmente la Delegación de Caritas, Delegación de Migraciones, y Departamento de Pastoral Gitana.
  • Atender a las familias de personas privadas de libertad que soliciten ayuda, ofreciéndoles acogida y orientación.
  • Acoger y atender a las víctimas de los delitos a través de servicios de mediación, reparación y reconciliación.

ÁMBITOS DE LA PASTORAL PENITENCIARIA.

 

Personas:

Hombres y mujeres detenidos / presos / penados.

Menores internados.

Hombres y mujeres en libertad provisional / condicional / definitiva.

Familias de detenidos / presos / penados / libertos.

Personas y familias en situación de riesgo.

Víctimas.

Funcionarios del Centro Penitenciario.

Agentes Judiciales.

Instituciones:

Centros de detención e internamiento.

Centros Penitenciarios.

Parroquias / Arciprestazgos.

Institutos religiosos.

Movimientos apostólicos.

Asociaciones / O.N.G.s eclesiales y civiles.

ORGANIZACIÓN. 

La Delegación Diocesana de Pastoral Penitenciaria es un organismo diocesano, no jurídico sino funcional, que colabora con el Obispo[1] en la dirección, promoción y coordinación de la actividad pastorla en todos los ámbitos del mundo penitenciario y se articulará de la siguiente forma:

1 Órganos unipersonales.

1.1 Delegado Episcopal.

Es la persona que, nombrada por el Obispo[2], promueve, planifica, orienta, acompaña, coordina y evalúa la Pastoral Penitenciaria en la diócesis, integrada en el Plan Pastoral Diocesano y conforme al mandato recibido del Obispo.

Funciones del Delegado.

Dirigir y coordinar la Delegación Diocesana.

Representar a la Delegación ante instituciones eclesiales y civiles.

Dar a conocer en la diócesis el Proyecto Diocesano de Pastoral Penitenciaria.

Integrar la Delegación en todos los organismos diocesanos y, especialmente, en la acción caritativo-social.

Coordinar las actividades pastorales penitenciarias que instituciones diocesanas, religiosas o laicales desempeñan en la diócesis.

1.2. El secretario:

Será elegido de entre los miembros de la Comisión Permanente.

Funciones del secretario:

Redactar las actas de las reuniones de la Comisión Permanente y del Consejo Pastoral.

Archivar y conservar todos los documentos de la Delegación.

Administrar los libros de registro de la Delegación.

Recoger información pertinente para los miembros de la Delegación y difundirla entre ellos.

1.3. El administrador.

Será nombrado por el Delegado.

Funciones del administrador:

Confeccionar el presupuesto anual.

Gestionar los recursos económicos de la Delegación.

Informar periódicamente a la Comisión Permanente de la marcha económica de la Delegación.

2 Órganos Colegiados.

2.1 El Consejo Pastoral.

Formado por representantes de los diversos grupos pastorales con misión en el ámbito penitenciario.

Capellanía,

Religiosos,

Reclusos,

Ex-reclusos,

Familiares de reclusos,

Voluntarios,

Parroquias,

Otros,

Los miembros del Consejo son nombrados por el Delegado diocesano para un período renovable de tres años.

Funciones:

  • Analizar la realidad y necesidades penitenciarias en la Diócesis
  • Elaborar el Proyecto Diocesano de Pastoral Penitenciaria
  • Programar y evaluar anualmente la Pastoral Penitenciaria en la diócesis
  • Promover la presencia representativa de la Pastoral Penitenciaria en los Consejos Pastorales de Parroquias, Arciprestazgos, Vicarías episcopales
  • Diseñar y facilitar la formación inicial y permanente de los agentes pastorales
  • Promover y procurar recursos personales y materiales para la realización del Proyecto Diocesano de Pastoral Penitenciaria
  • Asesorar al Delegado.
  • Determinar los objetivos pastorales.
  • Acordar las líneas de actuación.

2.2. Comisión Permanente.

Estará formada por:

El delegado

Un capellán

Un representante de los religiosos

Un representante de los voluntarios

El administrador de la Delegación.

Los miembros de la Comisión Permanente son nombrados por el Delegado diocesano para un período renovable de tres años.

Funciones:

Seguimiento de la realización de los objetivos y actividades propuestas para el curso.

Estudio de los recursos necesarios para el cumplimiento de los objetivos marcados.

Entre los miembros del Consejo Permanente se elegirá un secretario que desempeñarán las funciones de secretario de la Delegación.

BIENVENIDA DEL DELEGADO

IMG-20140908-WA0000[1]Bienvenido a esta página que te abre el corazón al mundo de las cárceles.

Esta Web está pensada para

· Los familiares que tienen algún miembro de la familia en prisión, conoceréis la vida de la prisión por dentro, podréis hacer vuestras consultas…

· Los internos, cuando salís de permiso, y para aquellos que pasasteis por este lugar, encontraréis noticias de vosotros mismos y de los hermanos que allí quedan… Sigue leyendo

“Que vive una religiosa de clausura cuando recibe cartas de los internos”

Carta de una religiosa de las M.M. Dominicas a los internos         


IMG_1623Querido D. José Luis: ¡Qué gran sorpresa su carta!
.

Yo quería escribir a nuestros hermanos que nos escriben desde la prisión. Estamos con ustedes y pedimos por sus necesidades y familias.

Quería felicitarles porque han encontrado a Jesús en su camino. Santa Teresa Benedicta de la Cruz tiene una hermosa frase que dice: SÓLO JESUCRISTO CRUCIFICADO ES EL ÚNICO QUE NOS PUEDE AYUDAR. Esto es una verdad muy grande.

Yo rezo por ustedes, pero también ustedes pueden rezar. Para rezar no hay que saber mucho. Sólo hay que hablar con Dios lo mismo que hablas con la persona que más quieres.

Lo mismo que hablas con tu esposa, o con tu madre, o con tus hijos, Dios te escucha lo mismo. Dios no te ha abandonado, está a tu lado, cerca de ti, en tu corazón, en lo más íntimo de tus entrañas; cuéntale, pídele, escúchale… ¡verás cuanto te quiere!

Para El somos niños pequeños traviesos. El nos quiere siempre, siempre nos busca, siempre nos mima, siempre está a nuestro lado. Escúchale y verás como la vida es diferente.

Jesús es el tesoro más grande que una persona puede tener. Ya que lo has encontrado, no lo dejes perder.

          Os quieren y rezan por ustedes,

                                                 Las M.M.. Dominicas de Jaén

TESTIMONIO DE UNOS VOLUNTARIOS

¡Estimado amigo!

Sí te escribimos a tí, sí, sí, no pases de página, a ti, que desconoces cómoDSCN0792 son en general los internos, es posible que conozcas a alguno, que hayas compartido algo con algún preso alguna vez, o incluso que hayas sido víctima de algún delito…

Te invitamos a leer estas palabras con cariño. Queremos romper abiertamente los tópicos y las ideas formadas y deformadas que existen sobre el hecho penitenciario; déjanos contarte que los presos no son tal y como piensas. Seguramente tengas una idea ya preconcebida de lo que te hablamos; pero, ¿no hay en esa manera de pensar demasiados tópicos?

Pretendemos contarte lo que hemos ido haciendo durante estas últimas tres semanas en uno de los talleres que se imparten por Pastoral Penitenciaria en los módulos de RESPETO del C.P. de Jaén II, además te pondremos algunos pasajes del Evangelio, aunque a veces te cueste ver la relación que puedan tener, a los voluntarios nos ha servido como inspiración, principio, como fuente de vida, y también como impulso. Esperamos pues, que pueda cambiar la visión que tienes sobre las personas privadas de libertad, ojalá que consigas ver detrás de estas líneas, más allá de lo que está escrito.

 

¿Quién dice la gente que soy yo?

Es esta la pregunta que Jesús le hace a sus amigos antes de instarlos a responder quién era Jesús para ellos. Ante esta interpelación, los evangelios cuentan que los discípulos respondieron que la gente opinaba que Jesús debía ser Elías; o quizás un profeta; o Juan, el Bautista. A las personas les costaba reconocer quién era Jesús. Lo mismo sabemos que pasa hoy, a las personas nos cuesta reconocer quién es Jesús. En otros pasajes del Nuevo Testamento podemos encontrar una visión distinta, pues muchos contemporáneos de Jesús opinaban y decían que Jesús era un buen bebedor de vino, un comilón, que andaba en malas compañías, que comía con personas de dudosa honestidad, que no observaba las reglas, etc.

Muchas veces, “la gente” tiene una idea equivocada o desconoce quiénes son “los presos”, como ya hemos expresado. Hay también quien no ha escatimado en insultos hacia ellos. Pero junto a estos, también hay otros que son capaces de reconocer valores muy positivos en ellos: personas que no dudan en acercarse a visitar al familiar que cayó preso o ese amigo que cometió un error, gente que no duda en responder a una carta, en recibir con los brazos abiertos al hermano…

Durante tres días, en el curso, los voluntarios y los internos hemos ido pensando acerca de cómo somos, qué valores transmitimos a los demás, qué opinan los demás de nosotros y cómo nos afecta más o menos depende de quien nos lo diga, qué virtudes nos gustaría tener, etc. Para ello te explicamos lo que hicimos en la primera reunión, y más abajo, lo que pasó en las siguientes reuniones:

El primer día comenzamos escuchando la canción “Esta soy yo” del Sueño de Morfeo, y después estuvimos hablando sobre lo que los demás “Dicen que soy”; y lo que realmente somos (“Este soy yo”). Más tarde, tras un rato de pensarlo bien, pusimos por escrito aquellos valores que teníamos y después, aquellos valores y contravalores que hemos escuchado a los demás tanto para bien, como para mal. Junto a estas palabras puedes ver el cartel que hicimos, en la imagen se observa un gran muñeco y muchas cosas escritas, te iremos explicando qué significa cada cosa, y por si acaso no lo ves bien, te lo dejamos escrito cuando proceda. Así, dentro del muñeco, anotábamos los valores que tenemos; fuera del muñeco, en el espacio libre exponíamos aquello que habíamos escuchado de los demás. Te transcribimos aquí algunas de las líneas de lo que hay escrito dentro del muñeco:

  • Soy una persona bondadosa.
  • Soy responsable, trabajador, servicial, empático.
  • Muy estricto con mis obligaciones.
  • Intento ser sereno, cuidadoso, tranquilo y sensible.
  • Tengo afán de superación y afán por cambiar.
  • Mi corazón es muy grande. Soy valiente, sensible,…
  • Soy quien quiero ser, una persona con un profundo sentido de la amistad, alegre, creativo.

 

Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?

Pero tras la pregunta inicial, Jesús les interpela directamente a ellos, ¿Y vosotros, quién decís que soy yo?… Uno de ellos, Pedro, se adelantó y respondió directamente, sin dudas; “Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios”.

A la semana siguiente, en el segundo día, después de haber realizado la actividad anteriormente explicada, los voluntarios propusimos a los internos que escribieran en un poss-it naranja aquellas cualidades que reconocían en cada uno de sus compañeros, pues después ya de siete u ocho meses de curso, ya nos conocemos bien. Les propusimos, por tanto, que respondieran a la pregunta: “y vosotros, ¿qué valores ves en… (y el nombre de su compañero)?. En esta ocasión, muchos pudimos descubrir algunas virtudes que otras personas son capaces de reconocer en cada uno. La sensación general fue más que positiva. En el cartel del monigote pegamos aquellos valores más nos había sorprendido recibir, tal y como puedes comprobar, pero por si no puedes leerlo bien, te indicamos aquí algo de lo que allí está escrito:

  • Auténtico.
  • Transparente.

  • Alegre.

  • Atento.

  • Empatía.

  • Responsable.
  • Con sentido del humor.

  • Con afán de superación.
  • Que vive y transmite valores muy positivos.

Quiero ver…

Un día, según cuenta el Evangelio, estaba Jesús entrando a una ciudad, la gente se agolpaba en torno a Él, un hombre ciego a lo lejos le gritaba a Jesús que tuviera compasión de él. Algunos de los que iban con Jesús le increpaban para que se callase, otros le animaban a gritar más fuerte. Jesús terminó por darse cuenta, y lo llamó. Este ciego, dio un saltó dejando atrás sus seguridades para acercarse. Jesús le preguntó: ¿qué quieres que haga por ti? El ciego respondió: “Quiero ver”.

Seguramente, a muchos nos cuesta ver más allá de nosotros mismos , estamos tan centrados en nuestros problemas que eso nos impide ver. Los voluntarios del taller llevamos en este último día, una escena de la película “Patch Adams” que se desarrolla en un psiquiátrico, en ella, una persona se acerca al protagonista (Patch Adams – Robin Williams) gritándole qué cuántos cuantos dedos puede ver, enseñándole una mano con cuatro dedos mientras un enfermero increpa “al loco” para que no moleste. Más tarde, Patch Adams se dirige hacia la habitación del que le hace esta pregunta porque quiere conocer la respuesta. No te cuento más, puedes verla tú mismo: http://www.youtube.com/watch?v=dZzC2fNHDlI

Después de ver la escena y de hablar sobre la misma, en esta tercera reunión, repartimos unas manos con cuatro dedos, en la que todos indicaríamos que valores no tenemos y querríamos tener, es decir aquellas cosas que nos harían mejores personas de lo que somos, lo que nos haría estar más felices con nosotros mismos, aquello que nos haría crecer. Tuvimos un rato para pensarlo bien, lo escribimos y los pegamos en el cartel sobre el que veníamos trabajando; pero con la condición de que esa mano, tapara aquellas cosas que escribíamos la primera semana fuera del monigote, es decir, cubriendo aquellas frases que otras personas nos habían dicho sobre como éramos. Pegar nuestras manos así, es también una forma de expresar que queremos seguir creciendo, que queremos aprender a ver el mundo de forma nueva cada día. ¿Quieres saber que pone?

  • Quiero saber estar a la altura.
  • Calma. Tranquilidad.
  • Empatía.
  • Capacidad de escucha y atención.
  • Comprender.
  • Valorar a las personas que me ayudan.
  • Abandonar el conformismo y la pereza.
  • Confiar en la gente.
  • Transmitir las ganas de estar con la familia.
  • Recuperar mi yo.
  • Ser una persona normal.
  • Transmitir paz.
  • Recordar más las cosas buenas que las malas.
  • Dar más cariño a la familia para que sea recíproco.
  • Cuidar la forma de contestar.
  • Honestidad.
  • Perseverancia.

 

 

Quizás las palabras sean eso, palabras, y en estas frías líneas no transmitan el realismo con la que fueron escritas, y con las que fueron explicadas en su momento. Palabras cargadas de sentimientos, de buenos anhelos, de esperanzas, de sueños, de perdón y de necesidad de sentirse perdonado. Palabras que llevan al compromiso, que acercan a la verdad.

Ahora te lo preguntamos a ti: ¿cuántos dedos ves?

Nada más, muchas gracias por leer este trocito de vida. E-T-S

 
 

CARTA DE LOS VOLUNTARIOS DE LA SAFA

Queridos compañeros:

Para empezar nos gustaría agradecer la hospitalidad y el trato recibido hacía el grupo de voluntariado de SAFA, puesto que nuestra experiencia ha sido muy positiva, ya que la mayoría de los voluntarios que fuimos no conocíamos a nadie y nos sentimos muy integrados, debido al trato de cordialidad que allí recibimos.

Por otra parte, los que ya habíamos disfrutado de esta experiencia, nos fuimos con un buen sabor de boca al comprobar que cada año hay mejor ambiente y mayor esfuerzo por hacer que nos sintamos parte de vuestras vidas, aunque sea solo por un día.

Queremos reconocer la transparencia y la humildad a la hora de mostrarnos vuestro centro, vuestras habitaciones, los talleres en los que trabajáis cada día… y por hacernos ver, que la autoestima alta y el buen humor son las mejores herramientas para conseguir cualquier meta y objetivo que nos planteemos en la vida.

Las actividades y dinámicas que nos presentasteis, consiguieron que formásemos un solo grupo, en el que todos nos sentimos partícipes y cómodos, puesto que el tiempo se nos pasaba muy deprisa, algo que nos entristecía ya que la ida estaba próxima.

Por último, además del grato recuerdo que nos llevamos, nos sentimos muy contentos de haber podido obtener un regalo vuestro, y comprobar el gran esfuerzo que esto supuso.

 

Sin más que decir, nos despedimos, esperando que llegue pronto el próximo encuentro.

 

 

 

 

 

 

 

Con mucho cariño

                                                                   Mª José y Adrián          

(alumnos de la Escuela de Magisterio de Safa – Úbeda)    

REUNIONES

QUE SE HACE EN LAS REUNIONES

 Me piden que comparta mi experiencia de las reuniones que los voluntarios/as del programa de Pastoral Penitenciaria, tenemos mensualmente, y lo primero que me brota del corazón son palabras como  AGRADECIMIENTO, ENRIQUECIMIENTO, FORTALEZA EN LA FE, EXPERIENCIA DEL ESPÍRITU.

No son reuniones como podrían ser las de un claustro de profesores,

 donde se programa, aunque también programamos,

 donde se evalúa, aunque también evaluamos,

donde se adquieren conocimientos, aunque también los adquirimos

 donde hay una preparación seria, que también la tenemos.

Son reuniones donde además,  se experimenta el sentido de Iglesia, no sólo porque participamos en un proyecto de pastoral penitenciaria de la diócesis de Jaén, que también, sino porque colaboramos  personas, que perteneciendo  a diferentes grupos eclesiales, a organizaciones de diferentes tipos, solteros, matrimonios, jóvenes, jubilados, profesionales de la salud, de la educación, y de otros muchos campos,  hay, sin embargo,  una gran sintonía entre todos, porque nos sentimos unidos en una misma misión, intentando vivirla al modo de Jesús.

En las reuniones se comparte mucha vida. Nos vivimos como una familia, voluntarios y prisioneros. Un día, uno de los presos, hoy en libertad, nos decía dirigiéndose a los voluntarios “vosotros sois mi familia” y yo en los dos años que llevo de voluntaria, puedo decir en verdad, que los siento “mi familia”, por el cariño que ellos derrochan ante nuestra presencia y el que llegamos a sentir hacia ellos.

En las reuniones se comparten alegrías, se comparten sufrimientos, se comparten preocupaciones… Y  se organizan fiestas  para celebrar la  puesta en libertad de algunos prisioneros.

De estas reuniones, yo destacaría sobre todo, lo que para mí ha sido la experiencia más fuerte y es que oración y vida se entrecruzan constantemente. La vida la llevamos a la oración y la oración se nos hace vida.  Con frecuencia empezamos la reunión con alguna experiencia vivida en la cárcel, con una carta de un preso, con alguna preocupación, con alguna alegría, con algún rostro en concreto, y esa experiencia se ilumina con la Palabra de Dios.  Es una experiencia que a mi personalmente me ha cogido muy a fondo.

Una vez me preguntaron: ¿Cuántas horas semanales dedicas a la cárcel?. A mí aquello me sonó como si a una madre  le preguntaran ¿Cuántas horas dedicas a ser madre?. Es una experiencia que se lleva en el corazón y que no se puede contabilizar en horas.

Hablar de reuniones, hablar de prisión, hablar de encarcelados, hablar de voluntarios, es hablar de vida, de vida profunda y de vida en el Espíritu que nos anima y nos impulsa.

Quisiera terminar agradeciendo a D. José Luis Cejudo, el habernos facilitado todas estas experiencias que vividas a fondo, nos conducen a un modo de ser y de estar, siendo testigos de la vida y del ministerio de Jesús.

Mª Rosario Muñoz

LIBROS Y PELÍCULAS RECOMENDADOS

Películas recomendadas para sensibilizarnos sobre temas relacionados con quienes son condenados  por los tribunales:

 – “LA CABEZA ALTA”  (Emmanuelle Bercot-18/09/2015) Sólo hay un camino para la reinserción: los mecanismos de la afectividad son los únicos válidos en la extraordinaria tarea de la reinserción social.

– “LOS NIÑOS SALVAJES” de Patricia Ferreira (estreno 25-05-2012) La película intenta dilucidar por qué estos tres chicos (Oky, Alex y Gabi) han llegado a unos comportamientos antisociales, sin hacer un planteamiento maniqueo.
 
– “LAS NIEVES DEL KILIMANJARO” de Robert Guédiguian (estreno 27-07-2012) Diversas reacciones cuando la violencia nos afecta a nosotros; nosotros podemos ser la familia de Michel y Mª Claire
..
– “DIAMANTES NEGROS”.  Aborda el desamparo en el que se encuentran 20.000 niños africanos, llegados a Europa bajo la falsa promesa de jugar en equipos de fútbol de élite. Víctimas de presuntos agentes, carroñeros que se aprovechan de sus ilusiones y de la precariedad económica de sus familias. Algunos terminan en la delincuencia, quién es responsable de sus delitos?

– “TERRAFERMA” de Emanuele Crialese – 2011    Jesús les hizo esta pregunta: “¿Es lícito hacer el bien en vez del mal, salvar una vida en lugar de dejarla morir? Evangelio de Marcos. Capítulo 3, versículos del 1 al 6

– “LA PARTE DE LOS ÁNGELES” de Ken Loach – 2012   Robbie, con una condena a Trabajos en Beneficio de la Comunidad (TBC) quiere escapar de su pasado delictivo

– “BETTY ANNE WATERS” de Tony Goldwyn – 2010  Lo que puede el apoyo de la familia: “Aunque hubiera tenido que aguantar veinte años…, sabiendo que tu estabas fuera, trabajando tan duro por mí, sabiendo que me quieres tanto…”.

– “UNA VIDA MEJOR (A BETTER LIFE)” de Chris Weitz – 2011  Cuando el encarcelado es un extranjero

Nota.- no confundir con otra peli del mismo título, francesa de Cedric Kahn, también del 2011.

– ”THE FIGHTER”- de  David O. Russell (2011) Dos hermanos boxeadores que combaten, uno contra su adversario en el ring, otro contra la droga en la calle. El paso por la cárcel, ¿supuso destrucción o resurrección?

– “FUERTE APACHE” de  Jaume Mateu Adrover (2006). Si nunca te has metido en la piel de ellos, no le tires la piedra

– “EL NIÑO DE LA BICICLETA” deJean-Pierre Dardenne,  Luc Dardenne  (2011).  El destino de delincuente, que algunos niños tienen señalado, lo podemos cambiar con vínculos de amor

– “NEDS” de Peter Mullan (2010). El delincuente no nace, lo hacemos.

– “HACE  MUCHO QUE TE QUIERO” de Philippe Claudel (2008).· La incomunicación y soledad de quien pasó por la cárcel.

– “15 DÍAS CONTIGO”.de Jesús Ponce (2005)· La necesidad de relación afectiva al dejar la prisión.

– “WELCOME” de Philippe Lioret (2009) . ¿Consideras delicuente a Bilal y Simon?

-”UN PROFETA” de Jacques Audiard (2009) + “CELDA 211” de Daniel Monzón (2009) . El equipo de Pastoral Penitenciaria no reconoce estas realidades en el C. Penitenciario de Jaén, ni con relación a los funcionarios ni con relación a la población penitenciaria.

“FROZEN RIVER” de Courtney Hunt (2008) Una de las dos protagonistas nos la podemos encontrar en una prisión.

– “14 KILÓMETROS” de  Gerardo Olivares (2007).·¿De verdad los consideras peligrosos?

– “AMERRIKA” de  Cherien Dabis (2009).· ¿Hay alternativas que no sean las comisarías para Muna y su hijo Fadi?

– “7 VÍRGENES” de Alberto Rodríguez (2005).

 

 

LIBROS

– “ANDAR 1 KM ENLÍNEA RECTA”.

Por los profesores Julián Ríos y Manuel Gallego, el abogado José Luis Segovia y el sociólogo Pedro Cabrera.

El título de la obra es la respuesta que dio un preso cuando le preguntaron qué es lo que haría si quedara libre. Junto con esa respuesta, encontramos en el libro otras:

«Ver una puesta de sol, sin muros». «Tocar el mar». «Irme a un sitio alto, tipo montaña, y poder gritar y sacar todo lo que llevo dentro y aquí no puedo».

El objetivo del libro es entrar en la humanidad de quienes viven en prisión, así podremos establecer unas relaciones más humanas con ellos.

El libro está a vuestra disposición en la biblioteca de la Delegación.

 

 

S.SANTA/LITURGIA

PREPARACIÓN DE LA S. SANTA

EL HOMBRE DE LA SABANA (ppt)

GUÍA PARA LA MOTIVACIÓN EN S. SANTA (doc)

..

MÚSICA:

 
   
     

Dejame regar con mis lágrimas: https://www.youtube.com/watch?v=NK4nowaKp74

Digno es el Señor: https://www.youtube.com/watch?v=Z5mrn6Q50co

Mi corazón te canta: https://www.youtube.com/watch?v=xazXgFq15sc

No merecía tanto amor: https://www.youtube.com/watch?v=xYTI2eCSQTA

Si hubiera estado allí (sólo letra): https://www.youtube.com/watch?v=O4OJaVwg4B8

Si hubiera estado aquí (imágenes): https://www.youtube.com/watch?v=ZW3iP-FB2w0

 

DOMINGO DE RAMOS

Ramos 2017

Lecturas 2017


JUEVES SANTO

LA CENA(pptx)

LECTURAS HORA SANTA (doc)

LECTURAS PARA LAVATORIO (doc)

CREDO (doc)

HORA SANTA (ppt)

La Cena lecturas

Preces

VIERNES SANTO

DESARROLLO 2016

PRECES/doc)

LECTURAS Y ORACIONES (doc)

Lectura de la pasión adaptadas

Lecturas y oraciones

VIGILIA

LITURGIA SÁBADO SANTO(pptx)

VGILIA 2016(pptx)

LECTURAS SELECCIONADAS (docx)

RESUCITÓ(ppt)

PROMETO(doc)

LECTTURAS Y ORACIONES PARA LARESURRECCIÓN (doc)

El Espíritu está en este lugar (ppt)