Archivos de la categoría ACTIVIDADES EN EL EXTERIOR 2018-19

CONVIVENCIA EN LA CAROLINA

ÁLBUM DE FOTOS

ÁLBUM DE FOTOS

Aquí puedes ver los videos de la convivencia

Y como no podía ser menos, para un gran evento: LAS CONFIRMACIONES, un gran final de fiesta. ¿NO?

              Lo primero, y a los primeros que quisiera poner por delante, es a los compañer@s que se confirmaron y que por razones ajenas a Pastoral no pudieron asistir debido a los entresijos burocráticos y requisitos judiciales de sus correspondientes penas. Desde aquí, mi más sincero recuerdo a todos ellos.

              Como siempre, todos como locos, fuimos llegando a ingresos para cumplir con los trámites establecidos por la institución para hacer nuestra salida dentro del estricto Reglamento Penitenciario. Esta vez pasó al revés. No fui el ultimo sino el primero en llegar. Poco a poco fueron llegando compañeros y, con los correspondientes saludos, abrazos y reencuentros, fuimos entrando en contacto los unos con los otros pues, aunque parezca mentira y aunque estemos todos dentro de este recinto cerrado, algunos no nos vemos desde hace tiempo, dependiendo de los módulos en los que estemos.

               A la salida todo estaba preparado  y tras la foto de rigor al pie del autobús, salimos dirección a un fin de semana que para todos era un sueño.

               La primera sorpresa nos llegó unos kilómetros antes de llegar a La Carolina pues nos estaba esperando una copiosa cena en un restaurante de Guarromán. No os podéis imaginar la abundancia y la exquisitez de lo que cada uno individualmente quiso cenar. ¡Nada de menús!! Un gran primer plato, al que solo lo podía superar el segundo (como así fue) e incluso la copa (de helado, por supuesto…) y el cigarrillo de rigor.

               Con el estomago lleno, llegamos a La Carolina a la casa donde habríamos de pasar el fin de semana. Las afinidades entre compañeros fueron dictando sin pensar el orden en las habitaciones.

               Una mención especial para la familia dueña de la casa que nos recibió como si fuéramos unos más de su familia, disponiéndolo todo para que nuestra estancia allí fuera perfecta.

               Pero nosotros queríamos ver algo…. Algo mojado, húmedo y refrescante…. QUERÍAMOS LA PISCINA!!!! En cuestión de minutos estábamos todos disfrutando de un buen baño que realmente casi se prolongó hasta el momento de venirnos para Jaén otra vez. Todo fueron risas, fiesta y alegría hasta bien entrada la madrugada en que por fin nos venció el sueño.

               El Sábado desde el desayuno hasta la cena, IMPRESIONANTE. No podíamos más, la verdad. Entre todos dispusimos la comida  que nos llevó nuestro, desde ese momento, gran amigo Paco. Él se preocupo, nos cuidó y mimó hasta no poder más.

               El Sábado por la mañana hicimos una instructiva visita al Museo de La Carolina de un incalculable valor pedagógico donde conocimos todos los detalles de su historia, desde la edad de piedra, en que ya se adivinaban sus raíces mineras hasta la actualidad.

               Por la noche disfrutamos como niños con la cosa más simple de todas. Salir a tomar un helado en una heladería de la localidad algo que, algunos más tiempo que otros, no disfrutábamos desde hace meses. Ver y sentirnos parte de la gente que paseaba en LIBERTAD por la calle, fue algo especial.

               El Domingo, durante la misa que celebramos todos juntos en la casa, todos nos sentimos parte del entorno y como no, durante la Eucaristía, todos dimos gracias a Dios por tan especial momento.

               Ni nos costó trabajo recoger y dejarlo todo en perfecto estado de revista, ni sentimos el calor que al parecer sufrió Jaén ese fin de semana. Nosotros disfrutamos del momento como si fuera a ser el último.

                Como todo tiene un final, llegó la hora de volver a Jaén pero sin atisbo alguno de desánimos ni frustraciones. Alegrías, bromas y cachondeo hasta el final. Imaginaos, cuando quisimos darnos cuenta, ya estábamos en el módulo y por supuesto (imagino que hablo por todos) sin ganas de comer.

                 Desde aquí, nuestro más sincero agradecimiento a todos y cada uno de los que han hecho posible este fin de semana de convivencia INOLVIDABLE. GRACIAS.

Juanma G. A.

Auxiliar de Capellanía.             

CONVIVENCIA DE LOS VOLUNTARIOS

RECUERDO DE UN DÍA ESPECIAL

ÁLBUM DE FOTOS

ÁLBUM DE FOTOS

CRÓNICA

            Podía ser un día cualquiera de nuestras vidas. Podía ser, pero no lo era ni lo fue. Iba a amanecer como todos los días, se iría la noche y saldría el sol. Quizás, eso fue lo único común al resto de días de la semana, del mes, del año y de nuestras vidas. Yo, hablo por mí, pero creo que para todos los que íbamos a salir, el corazón nos latía de forma diferente al resto de los días.

          La alegría y la ilusión, formarían una parte importante de nuestro ser hasta por lo menos el momento en que el autocar nos dejara otra vez en barrera. Pero bueno… Hoy nos íbamos a olvidar de esa parte, e íbamos a disfrutar de lo lindo. De eso, no cabía la menor duda.

            Todos estábamos locos de contentos y, si digo todos, es que éramos todos. Yo, por mi parte, no sabía ni cómo era la barrera pues nunca había salido de aquí si no era en un coche d la Guardia Civil

            Bueno, y si nosotros estábamos contento y alegres, ni que decir tiene, todos y cada uno de los que nos estaban esperando en el aparcamiento. ¿Que quienes eran esos otros que nos estaban esperando fuera a que saliéramos? Los otros eran l@s chic@s voluntari@s de Pastoral. En el autocar iba una gran familia y una guitarra que, ¡madre mía si dio juego! y gracias a Dios que vino pues se convirtió en compañera inseparable y figura instigadora de alegría durante todas y cada una de las horas que pasamos en convivencia. El autocar se convirtió en una fiesta.

             Llegamos a nuestro primer destino. Un copioso desayuno y algunos más que estaban deseando unirse a la Gran Familia, nos esperaban en el Puente del Obispo. Todo un banquete a base de tostadas, aceite, tomate, jamón y demás exquisitos manjares, regados con el mejor café y zumo natural, que aunque parezca poco, nadie más que nosotros echaba de menos pues, como todos sabéis, para nosotros es un lujo inalcanzable aquí dentro.

             Las conversaciones más amenas y los temas más dispares se dieron cita en este nuestro desayuno en Familia, mezclándonos al azar para hacer más rica la Convivencia. Bonita palabra ¿Verdad? De hecho, ese era el porqué de ese día. La convivencia y estar en Familia. 

              Ya con el estomago lleno y alguna camiseta con manchas, volvimos a unirnos al calor de la guitarra de nuestro compañero Carlos ¡¡que vaya si disfrutó…!! en el autocar hasta nuestro siguiente destino. El Museo del Aceite, que para eso estamos en Jaén. Nuestro querido organizador, Antonio, empezó a indicarnos el itinerario y cuando todos vimos el cartel indicador… ¡¡Madre mía, 1.4 km hasta La Laguna!! ¡¡¡Si solo hubiera sido eso… pero es que luego había que volver!!! Pero como por arte de magia y gracias a las dispares conversaciones y al sonido de nuestra compañera la guitarra, cuando quisimos acordar, estábamos todos haciéndonos fotos en La Laguna, rodeados además de multitud de aves, llenando el ambiente de bromas, risas y mucha alegría.

              Caían ya las 12 más o menos y gracias a que el día escogido fue perfecto hasta en la temperatura, no tuvimos que lamentar en el camino de regreso ningún desmayo ni nada por el estilo y, sin darnos cuenta, estábamos ya recibiendo una bien documentada explicación sobre los orígenes, valores y virtudes de nuestro tan querido Aceite de Oliva. Entre explicaciones, datos e infinidad de fotos mas, nos llegó la tan esperada también hora de comer, pues con tan larga caminata, el estómago nos decía aquí estoy yo. Entre cubiertos de verdad, vasos de cristal, risas y buenos compañeros de mesa, pasamos un ameno almuerzo y sobremesa.

               Sin darnos cuenta la mañana se convirtió en medio día y el medio día en tarde y poco a poco, nos percatábamos de que nuestra reunión de amigos, nuestra convivencia de familia, dentro de poco, llegaría a su fin. O al menos eso creíamos, pero aun nos quedaba una clase magistral acerca de la historia del Puente del Obispo y la última reunión que no por ser la última seria la más tediosa. Algo parecido a las Bodas de Canaán con el vino ocurrió en esta reunión. Lo mejor para el final. Tuvimos la ocasión única de vernos las caras todos a la vez, en un círculo casi perfecto y en un gran entorno. La Iglesia del Puente del Obispo, fue testigo directo de declaraciones de amor hacia los demás, de muestras de gratitud y de expresiones de cariño por doquier. Y aunque todos nosotros lo intuimos, para nada estaba de mas, conocer parte de la historia de cada uno de vosotros los voluntari@s de Pastoral, hacernos participes del esfuerzo y la constancia que le dedicáis a vuestra mayor pasión, los demás, el prójimo y en particular a nosotros, vuestra Familia adoptiva. Se dijo que no era el momento de agradecer pero, como el mundo está lleno de desagradecidos, nosotros no quisimos formar parte de ese mundo y todos (incluidos volutari@s) agradecimos de una u otra manera y cada uno en su estilo, primero el día tan especial que vivimos juntos y segundo, el esfuerzo que realizáis vosotros los voluntari@s y las ganas de aprender que nosotros ponemos cada día que venís a vernos. Yo creo que al final, todos nos llevamos algo positivo.

              Alguien dijo que, a pesar de todo el esfuerzo que os supone venir con nosotros cada semana, ya esperaba con ansia que llegara Octubre para empezar a bajar otra vez a estar con nosotros y a eso, tengo que añadir algo. Hablo por todos. Todos y cada uno de nosotros esperamos como niños en la noche de Reyes a que llegue de nuevo Octubre, que empecéis a bajar, a impartir y a enseñarnos lo que se os da mejor a cada uno y a demostrarnos con hechos, que la felicidad se consigue amando y dándote a los demás. El que siembra, recoge. Nosotros, solo os podemos dar las gracias, transmitiros el cariño, haceros participes de nuestra alegría al veros llegar cada tarde y demostraros con hechos también que, el día que salgamos por esa barrera, será con la cabeza alta y para no volver. Sera duro pero, gracias a vosotros, nos sentiremos más seguros de nosotros mismos y todo será mucho mas fácil.

              Y por último, después de la Santa Misa y de ese momento tan especial del que todos fuimos cómplices, llegó por desgracia, el momento amargo de empezar a despedirnos los unos de los otros pero no con un adiós si no con un hasta luego, con el corazón en la mano y un extraño nudo en la garganta que nadie se permitió expresar ni que se le notara.

              Sin duda, creeréis que el momento de pasar otra vez por barrera sería triste. Pues lo siento porque nada había más lejos de la realidad. Todos estábamos felices y radiantes por dentro y por fuera y una barrera o una puerta con barrotes, no nos iba a hacer olvidar un día maravilloso. No nos podía hacer olvidar el RECUERDO DE UN DIA ESPECIAL.

DE PARTE DE TODOS, GRACIAS A TODOS.

J.M.G.A Auxiliar de Capellanía

CONVIVENCIA EN ÚBEDA

ÁLBUM DE FOTOS

El pasado 18, sábado, un grupo de fantásticos jóvenes nos recibieron y acompañaron en Úbeda. Visitamos, siempre con buenos guías, la iglesia de El Salvador, en la basílica de Santa María, muy bien explicada por el párroco, don Juan Raya, en el convento de los Carmelitas, un religioso nos introdujo en la grandeza de la vida de San Juan de la Cruz, que también estuvo encarcelado algún tiempo, aquí nos invitaron a unos refrescos. La tarde fue espléndida: juegos, comida, eucaristía… espléndido todo.
La frase que hemos puesto en la cabecera de esta comentario es un frase de San Juan de la Cruz; tanto impresionó a uno de los internos que exclamó: “Esa frase me la tatúo yo”.
….
CARTAS A QUIENES NOS HAN RECIBIDO EN LA CONVIVENCIA DE ÚBEDA
..

            Desde el primer minuto, lo que sentí fue una paz y una tranquilidad de la que me había olvidado y que pude sentir, ya que en los últimos 10 meses no lo he pasado nada bien.

            Pero esas personas que no conocía de nada y no había visto en mi vida; bueno, no todos, porque a los de Pastoral les considero de mi familia.

             Me han hecho muy feliz y vivo esos momentos como si los viviese con mis seres más queridos

             Os doy las gracias por vivir vuestra vida de la forma en la que, lo más importante, somos las personas que tenéis a vuestro alrededor. Sólo puedo daros las gracias

            P.D.: Donde no hay amor, pon amor y recibirás amor. Gracias

Enrique

            Me emocionó cuando nos recibieron como si nos conociésemos de toda la vida, aunque yo las conocía de vista. Fue un momento muy agradable y acogedor para todos

            Me he sentido libre con ellos y se me ha olvidado, en todo momento, de donde venía. He sentido el cariño que nos han dado en todo momento, todos y todas ha sido impresionante; me he sentido que estaba con mi familia y el día tan feliz que me han hecho pasar

            Os pido que sigáis haciendo esta labor no sólo con nosotros, sino con todos los que la necesitan y que sé que la estáis haciendo porque tenéis un corazón muy grande y que lo hacéis sin pedir nada a cambio

Fidel de la Cruz

            Me ha impresionado el recibimiento que hemos tenido ya que nos ha acogido con mucho cariño; me he sentido querido e importante por un día

            Me ha encantado todo lo que hemos estado viendo y la historia de cada cosa. Hemos jugado al futbol y a juegos variados. La verdad es que no puedo describir cómo me siento, estoy muy feliz.

            Son una gente muy cariñosa. Nos han dado todo su cariño y tengo muchas ganas de que vengan al Centro y poder pasar con ellos un día como el que tuvimos allí

            Me han hecho olvidar, por un día, que estoy preso y estoy muy contento. Mi consejo es que no cambien, que son grandísimas personas y que me ha encantado su manera de recibirnos. Espero que podáis venir a vernos.

            Gracias D. José Luis por apostar por mí y sacarme en esta salida que me ha encantado e impresionado de todo lo visto y vivido.

Salvador

            Me ha encantado cómo nos han tratado, lo buenas personas que son y lo pendientes que estaban de nosotros. He tenido sentimientos de amor, alegría, tranquilidad y armonía

            No cambiéis nunca, sois unas grandes personas

Antonio Domingo

 

CONVIVENCIA EN HUELMA

ÁLBUM DE FOTOS

Todo el equipo de Cáritas, quiere expresar su agradecimiento por la valiosa aportación a todos los internos, Pastoral Penitenciaria de Jaén y a todas las personas que han contribuido, de diferentes maneras a la estupenda y fabulosa convivencia de Huelma.

Para nosotros fue todo un placer y una ayuda imprescindible contar con vuestra presencia, fortaleciéndonos y aumentando la confianza mutua.

Ese miedo a lo desconocido, a los internos, a nuestras propias reacciones cuando sabes que estás ante gente que ha cometido delitos, a meter la pata en comentarios con ellos, a ese miedo… Solo unos minutos bastaron para que ese miedo desapareciera, sufrimos una transformación donde el miedo desapareció, solo bastó mirar a los ojos de esas personas, que son lo mas amables y educados posibles,  que, por circunstancias de la vida, están al otro lado y que nadie se está preparado para vivir con privación de libertad A veces la mala suerte de las circunstancias que se ha tenido te tuercen la vida. No es que seamos unos buenos y otros malos. Lo cierto que ahí dentro hay personas, con opiniones iguales que las nuestras. Les duele igual que a nosotros, la familia. No hay tanta diferencia, salvo que ellos están a un lado y nosotros a otro.

Dios se hizo visible en cada uno de nosotros ese día. Una experiencia de compartir entre hermanos que se sienten verdaderamente iguales, muy agradecidos por la experiencia, por haber podido dar tan poco y por aprender y recibir tanto, con “los de dentro” y con “los de fuera”. Un abrazo de Cáritas Parroquial de Huelma y de todas aquellas personas que colaboraron en ese gran día.”

 

CARTA A QUIENES NOS HAN RECIBIDO EN LA CONVIVENCIA DE HUELMA – ABRIL 2019

 

La verdad que esta convivencia ha sido muy especial, ya que desde el primer momento nos han acogido con mucho cariño y cercanía y en ningún momento me he sentido juzgado por venir de prisión. Nos han acogido como si fuéramos de su familia.

Me he sentido querido por gente que ha puesto todo su empeño para que disfrutemos de un día muy bonito

Uno de los momentos más emotivos ha sido cuando habló el hermano mayor de los Sanjuaneros “los verdes”, cuando nos sentamos en círculo para comentar algunas cosas y nos han demostrado que hay gente buena y de corazón

Me he quedado con ganas de volver, porque ha sido un día espectacular con una gente cercana y buena que nos ha enseñado su pueblo y han compartido su comida con nosotros para que disfrutemos

También me he sentido afortunado de haber conocido gente con tan buenas intenciones y que son muy cercanas y familiares. El único consejo que yo les puedo dar es QUE NO CAMBIEN NUNCA porque son gente que merece la pena conocer.

Antonio

Para mí personalmente compartir la convivencia ha sido un día inolvidable que creo que jamás me olvidaré, por el motivo de que, gracias a ese día y a la maravillosa gente de Huelma con la compartimos ese día y ese momento de convivencia, me hicieron sentir feliz. Sentí mucha paz y mucho cariño por parte de ellos y son sentimientos que, a día de hoy, sólo los tengo una vez y un solo día al mes

Me afloraron esos sentimientos a los que antes no les daba importancia y que hoy les doy y por eso me hicieron sentir mucha añoranza recordando en todos esos momentos que me he perdido de mi familia, la que a pesar de la realidad que estamos viviendo tanto mi familia como yo mismo, me siguen apoyando desde el primer día.

También me hicieron sentirme agradecido por la manera que tuvieron d recibirnos y de tratarnos a pesar de saber de dónde veníamos. Para mí fue muy grata la sorpresa el ver su reacción tan maravillosa hacia nosotros, sin dejarse llevar de prejuicios que puede tener la sociedad hacia la gente que, por alguna circunstancia, pasamos y salimos de la prisión.

Esto me ha servido mucho para reforzar algunos valores que he ido aprendiendo en la prisión como por ejemplo valoran los detalles más insignificantes como el “que aproveche” antes de comer, o “te deseo lo mejor”, o “ha sido un placer haberte conocido” a la hora de despedirnos. Son cosas que muestran respeto hacia las personas

Lo que más me gustó fue justamente el rato que pasado diciendo lo que había sido para nosotros ese día porque me hace recordar aquellos momentos en los que me sentaba con mi familia y hablábamos de nosotros (momentos que hace mucho tiempo que no tengo) y que pensaba que no los tendría más. Ahora sé que es una de las cosas que pienso hacer más a menudo el día de mi libertad, porque creo que ese rato no tiene precio en la vida cuando lo pasas con la familia

Espero poder asistir a más salidas junto a ustedes, voluntarios y Pastoral Penitenciaria. Pienso de corazón que el trabajo que hacéis por nosotros para hacer que, aunque sólo sea por un día y por un rato, nos olvidemos de la realidad que vivimos aquí dentro día a día y sin recibir nada a cambio, es algo digno y por eso quiero daros toda mi gratitud y desearos, de todo corazón, lo mejor para todos. Un abrazo 

David

CONVIVENCIA DEL JAMÓN

ÁLBUM DE FOTOS

El pasado día 30 de marzo, Pastoral Penitenciaria celebró la tradicional Convivencia de “EL JAMÓN” en la que participaron, como en años anteriores, internos del Centro Penitenciario de Jaén y profesores y alumnos de la Escuela Universitaria de SAFA (Úbeda).

Después de desayunar calentitos churros con chocolate en Baeza, se nos unieron los amigos de Úbeda que nos esperaban en la puerta de SAFA, en el autobús fuimos juntos hasta la aldea de santa Eulalia y desde allí caminando bajamos al Santuario de Ntra. Sra. de Guadalupe.

La mañana la pasamos entre juegos e intercambios; la comida se inauguró con el primer corte del jamón por un experto en estas tareas; para hacer la digestión seguimos con una interesante tertulia y un rato de oración ante la imagen de la Virgen.

Después de estas horas de libertad volvíamos, ellos a sus casas, nosotros al Centro.

Gracias por estas horas de aire limpio.

CONVIVENCIA EN MANCHA REAL

ÁLBUM DE FOTOS

Un año más las dos parroquias de Mancha Real nos han recibido a un grupo de internos del C.P. de Jaén.

Al igual que el año pasado comenzó con una visita a la COOPERATIVA DE SAN FRANCISCO, donde pudimos desayunar pan con aceite de la Cooperativa, salmorejo, jamón y queso y donde nos explicaron el funcionamiento de la misma. Gracias, Cristóbal!

Tras una parada ante la Virgen de la Parroquia de San Juan Evangelista iniciamos un paseo por el monte parando en la Peña del Águila y continuando ascenso hasta un bonito mirador, disfrutando de la naturaleza y de las vistas.

Agradecemos a la Cooperativa San Francisco dejarnos sus locales para celebrar la Convivencia y el regalo final que nos hizo

Agradecemos a don Miguel y a don Mariano que hayan motivado a sus feligreses para que nos acogieran con tanto calor.

Para terminar el encuentro celebramos la eucaristía y así agradecimos a Dios que él haya sembrado en los corazones de los hombres, de estos cristianos, el fuego que quema diferencias entre los presos y libres y traza puentes para que, quienes no nos conocíamos anteriormente, nos abrazáramos con verdadero cariño al despedirnos de este fantástico encuentro que hemos tenido en Mancha Real.

Imagen

PEREGRINACIÓN A LA VIRGEN DE LA CABEZA

ÁLBUM DE FOTOS

COMENTARIO DE LA COFRADÍA DE MARMOLEJO QUE NOS RECIBIÓ Y ACOMPAÑÓ  aquí

COMENTARIOS Y CARTAS DE LOS INTERNOS QUE PARTICIPARON EN LA PEREGRINACIÓN

Habíamos llamado a las puertas de la Cofradía de la Virgen de la Cabeza de Marmolejo para que entrará un grupo de internos y con ellos hiciéramos la peregrinación al Santuario de la Virgen y la Cofradía nos abrió sus puertas y corazones de par en par

Por fin llegó la fecha de la peregrinación, como estaba anunciado, el 8 y 9 de marzo, viernes y sábado. La mañana del viernes, a las 9’00 salíamos hacia Marmolejo, donde nos estaba esperando la Cofradía para desayunar los churros con chocolate, café, tostadas, zumos… todo lo que queríamos; de aquí pasamos a visitar la ermita de la Virgen en el pueblo.

En autobús subimos hasta la encrucijada de La Aliseda, antes de iniciar el camino el Delegado Diocesano de Peregrinaciones, don Miguel Ángel Solas, nos impuso la Cruz de la Misión en Jaén; seguimos el camino de Collado del Espinarejo, Fuente la Nava, Cerro Pedernales, Casilla Flores. Por el camino paramos para el bautizo de todos con nombre romero por parte de la Presidenta, Juani; otra parada fue para tomar unos bocadillos y por fin alcanzamos el arco de la Calzada.

El cansancio de la subida fue premiado con la visión del arco de La Calzada, arriba nos esperaba el P. Pascual, Rector del Santuario, para introducirnos hasta el camarín de la Virgen. Hasta aquí la dureza del camino se había hecho suave por el cariño con que nos habían tratado todas las personas que nos iban recibiendo. ¡Cuánto amor fluía del corazón de la Virgen de la Cabeza! Nosotros habíamos bebido ese amor de las manos de tantos cristianos que estaban haciendo posible nuestro caminar.

Después de saludar a la Virgen bajamos a la casa de la Cofradía, todo estaba preparado para que nos instaláramos, mientras nos duchamos con agua caliente, ellos nos preparaban la cena calentita y abundante.

Al terminar de la cena, volvimos por La Calzada al Santuario, allí, entre el camarín y la reja, nosotros solos envueltos por la fe y la emoción fuimos rezando por las intenciones que cada uno presentaba. Fue un momento intenso de fraternidad, cada uno rezando por las personas que los otros presentaban.

De regreso a la casa de la Cofradía, en torno a la lumbre, tuvimos la tertulia compartiendo las impresiones que llevábamos dentro; y después ¡A LA CAMA! Unos durmieron más, otros menos y otros casi nada o nada.

El sábado, después del desayuno superabundante, estuvo ocupado por la misa, a las once de la mañana presidida por el Capellán del Centro Penitenciario, José González, Terminada la misa seguimos con la visita al museo y lugares sagrados

La peregrinación no terminó con la comida del domingo, sino que continuamos con una simpática puesta en común de lo vivido por cada uno

“Cansados, pero contentos” a las cinco de la tarde volvíamos a nuestras casas y a la prisión.

¡VIVA LA VIRGEN DE LA CABEZA!


Estos son los comentarios que los internos nos han hecho llegar tras la peregrinación y preguntados por lo que más les había gustado, por los sentimientos vividos y por los consejos para mejorar futuras convivencias:

C. R.

Bueno no tengo palabras por la labor tan grande que ha hecho mi familia de la Hermandad de Marmolejo con nosotros, porque para mí me han demostrado que son una familia buena. Por el camino hubo muchos momentos buenos que me faltaría hoja para escribir, pero un momento muy bonito fue cuando llegamos a un río y nos bautizaron. A mí me bautizaron “el romero de la vaquilla” ya que fue un momento muy bonito y que nunca olvidaré.  Si hablamos de sentimientos, yo desde que me monté en el Centro Penitenciario en el autobús ya se me puso

M. P.

Para mí una de las cosas más bonitas fue el camino y la acogida y sobre todo con la devoción que llegaban a la Ermita.

Los sentimientos que he vivido son muchos, pero los principales la de volver a encontrarme con la Madre de Jesús después de tantos años y por supuesto con mi hija y volver a encontrarme conmigo mimo. GRACIAS A USTEDES. La humildad y el cariño.

Consejos que daría son que sigan siendo tan auténticos como han sido con nosotros, que siempre que tenga oportunidad de hacer algo como lo que han hecho, que lo vuelvan a hacer porque para mí no tiene nombre. Viva la Virgen de la Cabeza.

Y darle las gracias porque sin ustedes todo lo que he sentido de nuevo dentro de mí, no lo hubiera conseguido ahora mismo. Ustedes han conseguido que me sienta mejor persona, más grande y querido por personas que no son de mi sangre. Por eso os digo que nunca cambiéis y que olé a la Cofradía de Marmolejo y José el caballista.

M. S.

Lo primero darles las gracias por la acogida. Lo que más me ha gustado ha sido hacer el camino y poder llegar a la Virgen de la Cabeza.

He sentido mucha alegría y mucha ilusión.

Darles las gracias a las personas que nos han acogido y por confiar en nosotros.

A. G. F.

La mayor impresión que me he llevado fue el momento en el que al entrar en el Santuario vi la cara de la Virgen, junto con las personas tan amables y cariñosas que he conocido.

He vivido muchos sentimientos en especial amor por las personas que han estado con nosotros. Ilusión de hacer cosas con ellos.

Mi único consejo hacia ellos es que sigan siendo así, porque son personas maravillosas.

 A.

La verdad es que se me hizo largo el camino, pero lo pasamos muy bien juntos, yo nunca había ido a la Virgen de la Cabeza, pero cuando la vi, fue un sentimiento especial. Cuando bajé a dejarle las fotos que llevé de mi familia era algo muy fuerte lo que sentía, era como si fuera todo distinto, todo bueno y mereció mucho la pena.

Mi consejo para quienes nos acogieron es que sigan haciéndolo todos los años, puesto que es bueno para ambas partes, me alegro de que la Cofradía de Andújar nos acogieran porque si no nos hubiéramos conocido a esas personas tan buenas.

 MUCHAS GRACIAS

M. T. M.

 Las impresiones que me llevo son muchas, pero para mí la que más me marcó ha sido en la subida hacia la ermita, fue el compañerismo que logramos entre nosotros y los peregrinos que nos recibieron en Marmolejo. Fue una unión como si nos conociéramos de toda la vida.

 Mis sentimientos han sido muchos que los cito a continuación:

1º) Alegría, entre nosotros los internos y la Hermandad de Marmolejo , sobre todo por la amistad que se generó.

2º) Tristeza, por algunos relatos de algunos compañeros cuando salimos de la ermita por la noche.

3º) Emoción, porque yo no sabía lo que podían pensar de nosotros, del lugar de donde venimos, pero al explicarse cada uno de ellos me hicieron emocionarme y pensar que nosotros somos personas normales que en algún momento de nuestra vida tuvimos unos tipos de problemas.

Nunca olviden   estos días y que siempre que puedan sigan haciendo estos sueños para nosotros o próximos compañeros que puedan salir a disfrutar de esta peregrinación.

S. C.

  • Una de las impresiones fue que la Cofradía de Marmolejo nos acogiera como una familia y lo bonito que era con toda esa familia tan preocupados por nosotros, por otro lado, aunque parecía duro el camino con la armonía que llevamos, fue haciéndose menos duro y los momentos que fuimos pasando todos unidos.
  • Los sentimientos fueron las palabras que nos dedicaron las familias que nos acogieron y con esa humildad como si de toda la vida nos conocieran y también al llegar a la Virgen y pedirle por nuestras cosas y posarnos a sus pies.
  • para los que nos recibieron, agradecerles su empatía y humildad hacia nosotros y que sigan haciendo con muchas personas más y muchas gracias por como son y muy agradecidos. Pues a la Virgen que ha sido una gran experiencia el poder haber conseguido hacer el camino para poder llegar hacia Ella y algo inolvidable poder verla una vez más y contarle mis anhelos y mis cosas que llevaba dentro.

En una sola palabra Inolvidable. Muchas gracias.

 P.G. M.

Mis mejores impresiones han sido, una de ellas cuando nos han recibido en Marmolejo. Las familias allí esperando que lleguen unos desconocidos pata estar con ellos, que somos nosotros, durante toda la peregrinación al Santuario.

Otra impresión cuando fuimos a la iglesia a ver a la Virgen de la Cabeza y pedirle ayuda para salvar el camino hasta el Cerro del Cabezo o también su Santuario.

Otra de ellas cuando hemos ido recorriendo el camino por la mejor sierra del mundo, como es Sierra Morena, y por supuesto cuando llegamos al rio Las Yeguas a bautizarnos como romeros. Después seguimos el camino hacia el Santuario y después de 6 horas más o menos allí estaba el santuario delante de nosotros. Y fuimos a agradecer a la Virgen su ayuda por estar allí sin problemas por arte de ninguno. Y entramos todos a su templo sobre las 10 de la noche para pedirle por todos los nuestros y por otras personas que también lo necesitan. Estuvimos cantándole a la Virgen, por lo menos yo, con el vello de punta, y lo más fue cuando hicimos un circulo todos juntos y unidos pidiéndole por los nuestros y por otros a la Virgen. Qué consejos podemos darles a esas personas que están tocadas por la mano de la Madre de Dios, pues que sigan haciendo esa labor que hacen hacia personas como han hecho con nosotros, y por  todo muchas gracias de corazón.

“VIVA LA VIRGEN DE LA CABEZA”

Y toda la Pastoral, y cómo se me iba a olvidar a CARMEN-PEPE-JOSE LUIS, que por ellos llegamos a ver y a oír a otras personas maravillosas que yo personalmente no creía que existieran ya.

ADIOS HERMANOS ROMEROS

“VIVA LA VIRGEN DE LA CABEZA”

“DE PARTE DE UN ROMERO BAILÉN”

CARTAS A LA VIRGEN DE LA CABEZZA AL REGRESAR DEL SANTUARIO

 M.C.R.

Buenas, pues decir que al regreso del Santuario me siento con ganas de descubrir más cosas de nuestra Virgen y como no, de Dios, porque ha sido un viaje y un encuentro inolvidable que no se puede describir con palabra. Estoy muy contento porque esto me ha hecho dar un paso más en mi creencia y como si Dios quiere dentro de poco, cuando esté en la calle, volveré a repetir la experiencia.

L.M.S.

Darle las gracias a la Virgen de la Cabeza por los momentos vividos y guardarnos bajo su manto durante el camino hasta llegar a Ella sin pasarnos nada malo.

V.M.P.Q.

Le doy gracias a la Madre de “Dios” Jesús, a la Santísima del cabezo por habernos juntado a este grupo de internos, Pastoral y de la Cofradía de Marmolejo; y de llenarme de gozo de conocer a tanta que hay buena y que nos ha acogido con tan buena fe y tanto cariño, aun sabiendo a donde nos encontramos.

Para mí un reencuentro con la Madre de Jesús tan especial como nunca lo había hecho y eso me ha fortalecido en mi creencia, en empezar una vida nueva y saber dejar la vida mala atrás. Y sobre todo de estar más cerca de mis seres queridos que un día nos dejaron.

 VIVA LA VIRGEN DE LA CABEZA

J.A.G.F.

Para mí ha sido un honor estar a tus pies y poder ver tan cerca ese rostro tan bonito, sentirme especial a tu lado y poder participar en tu misa. He sentido que merecería la pena hacer mil veces el camino si al llegar lo que encuentro eres Tú. Gracias por todo y por acogerme entre tus brazos de esa manera tan especial.

A.

Me costó llegar a tu casa, pero lo hice, y lo hice por Tí, porque Tú y tu Hijo lo merecéis. Es muy grande sentirse a tu lado, yo me sentí protegido y tranquilo. ¡Ojalá nos ayudes a todos con lo que te pedimos! Aunque si no se cumple no pasa nada, yo seguiré creyendo porque yo dé realmente que existes y nos proteges como nuestra madre que eres.

Volveré a ir a verte porque creo en Tí.

Gracias por todo mi Virgen de la Cabeza. AYUDANOS

J.M.T.M.

Lo que le pido a Nuestra Virgen de la Cabeza es por todos los que hicimos el camino, que nos dé salud para las próximas subidas y para que cuide a todas nuestras familias. También que cuide de todos nuestros compañeros que no han podido salir y sus familias.

Que nunca nos olvide y nos tenga siempre en sus pensamientos como nosotros la tenemos.

P.G.M.

Yo personalmente cuando entré en el templo o mejor dicho en el Santuario, sentí como una tranquilidad y una relajación como si la Virgen me estuviera protegiéndome con todo su poder celestial o divino, porque yo ya he estado varias veces allí arriba en el Santuario y siempre me ha pasado igual, por eso me gusta subir, para poder ver a la Madre de Dios, que con nuestra fe y su poder divino pueda ayudarme siempre, como lo lleva (haciendo) mucho tiempo. Antes me ha ayudado mucho, como en accidentes que he tenido, le pedí ayuda y me la concedió y me curé al tiempo. Otras veces me ha mantenido fuerte y perseverante con otros muchos problemas, y ahora me está ayudando a superar el problema que estoy pasando, yo y toda mi familia. Y yo creo que es por el amor que le tengo y, sobre todo, respeto que le tengo a Ella.

Y, por último, ahora le quiero pedir que por lo que más quiera, que somos todos, ayude a que haga lo posible a que las personas no tengan que morir ni por hambre, ni por guerras, ni por buscar una vida mejor para sus familias, y que, por favor recemos todos unos minutos, de vez en cuando, para agradecerle todo lo que nos da Ella, la Virgen. Y por último que ayude al padre Pepe, al padre José Luis y a la hermana Carmen y a toda la Pastoral. Y a todos.

“VIVA LA VIRGEN DE LA CABEZA”

J.G.I.

A mí lo más impresionante ha sido el gran Amor, acogimiento y respeto que nos han recibido, que a pesar de dónde veníamos, no había discriminación ninguna y eso es de agradecer. En esta salida ha habido muchos sentimientos, la mejor de todas las que he salido, porque después de tantos años y luchar, y no rendirme he tenido mi mayor recompensa, estar y hacer el camino de peregrinación. Y tanto yo, como mi hijo, lo hemos hecho por primera vez y juntos. Ha sido una experiencia muy positiva y me gustó mucho hacer también cosas nuevas, con mi hijo, por ejemplo: montar a caballo, hacer el camino juntos, bautizarnos juntos, y esto gracias a esta Cofradía, la de Marmolejo, que ha sido posible que yo hiciera todo esto con mi hijo y no tengo palabras para describir tanta emoción y agradecimiento. GARCIAS

Mi consejo es que sigáis haciendo estas convivencias, porque ni os imagináis el gran trabajo que hacéis, y con un simple gesto a mí me habéis llenado de alegría el corazón y, por supuesto, a mi hijo, que me dijo que cuando volvíamos a hacerlo. Un grandísimo abrazo y saludo de parte mía y mi hijo.

MUCHAS GRACIAS.

VIVA LA VIRGEN DE LA CABEZA

CARTA A LA VIRGEN

J. G. I.

Hola mi Morenita bonita, la más bella, en mi experiencia al hacer este camino, ha sido muy bonito y agradable. Gracias por el gran día que hemos pasado, gracias por hacer que estuviera con mi hijo. Me fui con un buen sabor de boca y me quedé impresionado al verte. Yo nunca había subido a verte y me he quedado sorprendido y todo el cansancio se me quitó al llegar a lo alto del Cerro, al estar en tus pies, olé por tu gran belleza y por tu hermosura. Me estoy preparado para volver a ir a verte, el día 28 de abril y que allí nos volveremos a ver.

VIVA LA VIRGEN DE LA CABEZA

CONVIVENCIA CON LA PARROQUIA DEL SALVADOR

ESTA ES LA IGLESIA EN LA QUE CREO

ÁLBUM DE FOTOS

           El día 9 de febrero los internos del C.P. realizaron una salida-excursión a Jaén; invitados por el grupo de Cáritas de la Parroquia del Salvador.

         Un grupo de la Parroquia del Salvador, junto al Capellán y los voluntarios de Pastoral Penitenciaria recibimos a los chicos en la Plaza de la Constitución; una vez que nos presentamos y saludamos, fuimos a desayunar. Los churros, tostadas, chocolate y café, nos dieron fuerzas para emprender nuestro recorrido turístico al Castillo de Jaén.

         Aparcados los coches y viendo el panorama, los chicos no cesaban en exclamaciones, ya que la mayoría no conocían el Castillo. Las explicaciones del guía, que nos estaba esperando, nos hicieron adentrarnos en siglos pasados; conforme se iban visitando las distintas dependencias el interés y la admiración crecían, creciendo a su vez las relaciones entre unos y otros.

         Visitamos “La Cruz” y contemplamos la ciudad de Jaén, con explicaciones y ubicación de los monumentos más destacados. Todos se querían hacer fotos en los lugares más insólitos, eran niños que disfrutaban de un día maravilloso y el Capellán maquina “en ristre”.

           Los coches nos llevaron a la Parroquia del Salvador, fuimos recibidos por el resto de voluntarios de Cáritas y por el Párroco, que nos dirigió unas bonitas palabras de acogida “…en esta Parroquia, siempre seréis bien recibidos, contad con todo aquello que podamos hacer por vosotros, ¡ojalá ! vengáis después de vuestra libertad. La Iglesia estará siempre a vuestro lado…”.

          Buenos aperitivos y apetitosa comida, que los chicos comieron con placer y no digamos los dulces y bombones. Después del café nos reunimos en el salón, para contarnos “qué había significado este día para cada uno”.     Recojo algunas impresiones:

  • Alguno que repetía esta salida dijo: “Cuando os he saludado, esta mañana, me di cuenta que éramos hermanos, la amistad que se creó el año pasado permanecía; esto no es cosa humana”
  • Agradezco todo lo que hacéis por nosotros, nos sentimos personas.
  • Gracias por toda la preparación y por vuestra acogida, al sentarme a tu lado, sentía que era mi madre la que estaba junto a mí, refiriéndose a una voluntaria de Cáritas de El Salvador
  • Soy tímido, pero quiero agradecer la forma en que nos habéis tratado, es como si estuviera en familia.
  • Alguien de los anfitriones comentó: “Os agradecemos que hayáis venido, para mí ha sido muy importante conoceros y sentirme una con vosotros.”

Terminamos con la celebración de la Santa Misa, en un clima de fraternidad especial, la parroquia de El Salvador en verdad estaba DE MISIÓN en las periferias.

CONVIVENCIA CON LA COFRADÍA DEL PERDON

ESTA ES LA IGLESIA EN LA QUE CREO

ÁLBUM DE FOTOS

   Un grupo de Voluntarios de la Delegación de Pastoral Penitenciaria recibimos a los chicos por la mañana del sábado, en la Plaza de la Constitución; después de los saludos, nos dirigimos a un bar, donde nos estaba esperando una representación de la Hermandad del Cristo del Perdón,  del Amor  y Virgen de la Esperanza , que eran nuestros anfitriones  y organizadores de la salida, después de las presentaciones, nos invitaron al típico café con churros.

     Una visita turística a la Catedral y dependencias de la misma, estudiando aspectos arquitectónicos, teológicos y culturales de una forma didáctica comprensible y amena. Los chicos y demás asistentes quedaron contentos.

     Paseando por el Jaén árabe llegamos al Palacio del Virrey del Perú, donde visitamos los baños árabes, con un gran número de preguntas y anécdotas sobre los baños de Alí; realmente se establecía una bonita relación entre todos los componentes del grupo.

De aquí pasamos a la Sede Canónica de la Hermandad, donde hermanos cofrades nos relataron un poco de historia sobre la misma y nos hicieron contemplar con gran fervor las esculturas de sus titulares.

     Seguidamente nos dirigimos a la sede de la Hermandad, donde nos recibió el Hermano Mayor, Junta directiva y jóvenes cofrades. La Cofradía nos ofreció unos apetitosos aperitivos y una exquisita paella que degustamos mientras las conversaciones se hacían más amenas, al finalizar con dulces y café.

     El Hermano Mayor nos dio la bienvenida oficial con la alegría de acogernos e invitó a todos los presentes, con toda libertad, a expresar las experiencias de este bonito día.

     Todos los cofrades agradecieron la visita y los internos la acogida; unos y otros hicieron notar la alegría de sus corazones en esta relación creada donde no existían diferencias sociales; reconociendo la labor de la Iglesia mediante la Pastoral Penitenciaria. Curiosamente todos los presentes sin excepción contaron su experiencia, donde dolores y alegrías se acogían en el alma. Una persona dijo: Esta es la Iglesia en la que creo.

     Con abrazos nos despedimos, haciendo gala de la felicidad que nos embargaba y con promesas de vernos más cerca en el tiempo.

CONVIVENCIA DE NAVIDAD

ÁLBUM DE FOTOS

ÁLBUM DE FOTOS

El pasado 16, 3º domingo de Adviento, la Delegación de Pastoral Penitenciaria celebro un Convivencia de la Familia compuesta por Internos y Voluntarios.

El día comenzó felicitando al Sr. Obispo  en la sacristía de la Catedral, después de oficiar la misa de bendición de belenes. Un interno, en nombre de todos, leyó unas palabras:

“En nombre de todos los internos aprovecho el momento para felicitarle tanto a usted como a su hermana, para que disfruten en paz y armonía de estos días tan entrañables que se avecinan…

Para nosotros, los internos, quizá no sean días que vivamos con la misma alegría y le mismo entusiasmo que las personas que no están privadas de libertad…

Para finalizar, felicitarle por la labor que desempeña y el cariño que nos muestra siempre que se le brinda ocasión para reencontrarnos”.

Después nos fuimos a celebrar UNA COMIDA de familia en un restaurante de los alrededores de Jaén.

Y terminamos visitando a las HERMANAS CLARISAS; nos presentamos todos y se presentaron ellas; ciertamente este fue el acto más impactante para nosotros: ¡ellas voluntariamente permanecen 5, 6, 55 años detrás de las rejas!

Alguno, sin poderse contener, exclamó: “No encuentro la palabra que pueda expresar el sentimiento de admiración que siento ahora mismo ante lo que estoy viendo y oyendo”.

Nos invitaron a unos mantecados y refrescos, en una papeleta cada uno escribió una intención para que las presente al Señor en sus oraciones; pasamos a ver el belén que lo habían adelantado para que lo viéramos nosotros y terminamos rezando nosotros junto  las rejas del coro un Padre Nuestro por ellas.

Volvíamos al Centro felices de haber pasado, adelantado la Navidad, UN DÍA EN FAMILIA