Archivos de la categoría ACTIVIDADES EN EL EXTERIOR 2012-13

CONVIVENCIA EN LA CAROLINA

TRES DÍAS DIFERENTES

DSC_2312

ÁLBUM DE FOTOS

alineal-21174_200x200Comentarios de los internos (aquí)

Del viernes, 28, al 30, domingo, hemos pasado unos días de Convivencia en La Carolina seis internos del Centro Penitenciario de Jaén, un funcionario y varios voluntarios del equipo de Pastoral Penitenciaria.

La estancia ha sido en una casería con piscina que desde hace seis años nos presta Cáritas Interparroquial de La Carolina

De forma abreviada se puede contar así:

DÍA PRIMERO

Foto0027  IMG_2169

  • Salida del Centro a las 18’30 del viernes
  • A las 20’00 nos esperaba José Antonio, que nos acompañó al Ayuntamiento donde nos recibió el Teniente Alcalde
  • Después de un paseo por el pueblo nos fuimos a la casería para darnos el primer baño y una suculenta cena. Repuestas las fuerzas, volvimos andando al pueblo para tomarnos unos helados
  • A la vuelta, la tertulia con baño duró hasta la madrugada

DÍA SEGUNDO

IMG_1990  IMG_2005   IMG_2027

  • Después de un abundante desayuno (limonada, tostadas con aceite, tomate, bacón y chorizos a la piedra, café con leche y galletas), nos fuimos al pueblo para que Pedro (guía oficial) nos explicara la historia y las riquezas del pueblo; la visita terminó en el Museo.
  • El hermano de un interno nos invitó en el bar que regenta a unas bebidas frescas y una buena tapa.
  • De regreso a la casería nos llevamos unos pollos asados para la comida; cuando llegamos nos esperaban unos amigos que habían pasado en años anteriores por esta misma Convivencia cuando estaban en UTE.
  • Posteriormente llegaron voluntarios de Jaén y Mancha Real y familias de La Carolina. Como una gran familia de hijos de Dios celebramos la eucaristía y compartimos la cena con lo que cada uno traía y nosotros habíamos preparado. Como en la multiplicación de panes y peces, hubo suficiente para todos y con las sobras tuvimos para el desayuno.

DÍA TERCERO

IMG_2111  IMG_2149

  • Repetimos el desayuno del día anterior, pero hoy estaba enriquecido con las tartas que sobraron de anoche.
  • A media mañana nos fuimos al Centro de Interpretación de La Aquisgrana, donde nos esperaba un comité de la dirección para guiarnos la visita  y después nos acompañaron al interior de una galería minera que se está preparando para las visitas turísticas.
  • Cáritas nos invitó este día a una exquisita comida confeccionada y servida por Frida y Marisa.
  • Volvimos a la casa: baño, preparar las maletas y
  • A las 18’25 estábamos pasando por la barrera del Centro.

 

LOS PEQUEÑOS DETALLES

Desde el principio nos ha sorprendido el cúmulo de detalles gratuitos que han hecho posible estos tres días, casi imposibles de recordar.

  • Nos encontramos la casa limpia, las camas preparadas con las colchas y las almohadas, el gel de baño…
  • En el frigorífico de la casería estaban preparados seis litros de limonada y otros tantos de gazpacho para cuando llegáramos acalorados del viaje
  • Un amigo de Jaén nos preparó el tomate picado para los desayunos de todos los días, otro desde Úbeda nos llevó el jamón y queso picado para las tostadas
  • No tuvimos problemas para los desplazamientos porque varios voluntarios se prestaron a llevarnos y traernos de Jaén a La Carolina.
  • La persona de José Antonio, y su coche, los tuvimos disponible los tres días en cualquier momento para solventarnos los imprevistos que surgieron.
  • Tomás, que cuida la casa, cada día desde las seis y media de la mañana estaba allí dispuesto a facilitarnos lo que necesitáramos.
  • Los matrimonios de Mancha Real, de La Carolina y los voluntarios de Pastoral que se desplazaron la tarde del sábado, acudieron cargados de comida para acompañarnos en la eucaristía y la cena; se volvieron después de la medianoche.
  • El hermano de un interno nos invitó en su bar con una generosa tapa.
  • Antonio Pedroche y todo el equipo directivo del AULA DE INTERPRETACIÓN DE LA MINERÍA nos esperaban desde temprana hora en La Aquisgrana .
  • Frida y Marisa, pese a ser domingo, nos prepararon, sirvieron y acompañaron en la suculenta comida del domingo.
  • Alguien había preparado como regalo unas camisetas y unos puros para cada uno

 

Por todos estos gestos gratuitos de amor pudimos en la Eucaristía proclamar que el Reino de Dios está cerca y descubrir que “esto es la felicidad” como cantamos con razón antes de recitar el Padre Nuestro.

Gracias a TODOS los que habéis hecho posible tanta felicidad a seis internos del Centro Penitenciario de Jaén.

COMENTARIOS DE LOS INTERNOS

IMG_2029AGUSTIN

Sinceramente no sé cómo empezar para transmitir todo lo que mi corazón siente. Tengo agradecimiento por todas aquellas personas que han hecho posible que mis compañeros y yo pudiéramos disfrutar en compañía de todas las buenas personas que, a pesar de sus problemas y tiempo de sus familias, lo dedicaron y compartieron con nosotros en comida y buena tertulia.

Gracias  por tratarnos con familiaridad. A los voluntarios de Cáritas de La Carolina,  A Marisa y Frida por compartir mesa con nosotros.

Y por otro lado los mineros de los que me ha quedado un grato recuerdo de todos. Su esfuerzo por hacer que no se pierda esa grandiosa cultura. Yo seré un humilde transmisor de todo lo que Uds. Me han enseñado.

Por último al equipo de voluntarios de Pastoral Penitenciaria ya que sin su intervención no se harían estos proyectos. Igual con los funcionarios. Por todo. Gracias

IMG_1944ANTONIO.

¡Hola familia!, soy un componente del centro penitenciario de Jaén que pude disfrutar de la gran salida que se ha hecho a La Carolina.

Escribo estas letras para dar las gracias a todas esas personas que desinteresadamente han dedicado su tiempo para nosotros.

Desde el primer momento de la salida me he sentido libre con D. José Luis y D. Antonio. La acogida en el Ayuntamiento por el Teniente de Alcalde con ese calor como si fuésemos alguien importante. La familia que nos esperaba. D. José Antonio Vacas y su esposa Dña. Agueda. Y otras personas de las que se me olvidarán los nombres pero no sus caras. Siempre nos esperaban, en todos los sitios en los que hemos ido, nunca tuvimos que esperar nosotros.

Y luego, esa hamburguesería, en familia y que tan rico estuvo todo. No pude dormir esa primera noche pues estaba tremendamente nervioso y no pude coger el sueño.

El sábado, la visita al Museo fue  muy interesante y bien explicada por el guía que nos acompañó. El momento más feliz y emotivo del sábado fue al atardecer cuando mi mujer y mis hijos me dieron una gran sorpresa.

Gracias a todas las familias que estuvieron con nosotros, a los voluntarios de Cáritas de La Carolina y de Pastoral. En la misa me emocioné mucho y no pude reprimir las lágrimas ya que había mucha gente agradable y que me dieron tantos ánimos y felicitaciones por mi mujer y mis hijos. A todos gracias y que el Señor siempre esté a nuestro lado.

El domingo estuvimos en la mina y, como siempre, allí nos esperaban los mineros que tan bien nos trataron: Fue muy emotivo todo lo que nos explicaron de la dureza de su trabajo. Las fotos que tenían en la exposición te encogían el corazón.

La comida en el salón de Cáritas magnifica. Siempre esperándonos con los brazos abiertos y ¡esa ternera en salsa con salsa de almendras! ¡qué buena estaba! ¡qué cocinera de primera! ¡qué trato tan familiar!. Gracias a las dos por esa comida tan especial.

Ahora de vuelta en la prisión ¡cómo me acuerdo de la piscina! Hace un calor del demonio.

Por todo ello, gracias a todos ustedes que se han portado tan bien con nosotros que mi mujer y mis hijos se sintieron también acogidos y sintieron el calor familiar en tan poco tiempo como estuvieron. 

 

IMG_2125MANUEL GÓMEZ ARANDA

A pesar de lo mucho que quiero agradeceros voy a intentar ser breve ya que no quiero extenderme demasiado.

Cuando llegaba la noche y me acostaba pensaba que los días no podían ir mejor, pero llegaba el siguiente día y lo superaba y, a pesar del calor que hacía, hubo muchos momentos bonitos e inolvidables, los cuales me dieron escalofríos.

Llegó el viernes el momento en que nos recibió el teniente de Alcalde con mucho cariño. Me sentía muy acogido y a gusto. Luego, después de cenar nos fuimos a visitar La Carolina andando, a las 12 de la noche. Me sentí muy liberado y tan a gusto que estaba perdiendo el rumbo y sólo pensaba en estar junto a mis compañeros tomando un helado.

El sábado cuando me levanté empezaron a llegar visitas las cuales me hicieron mucha ilusión y nos fuimos de visita por el pueblo. Museo y toda la historia de este pueblo tan acogedor.

A las 9 de la tarde vinieron muchas más visitas, voluntarios de Pastoral y más personas de la localidad. Celebramos en familia la Eucaristía al aire libre. Fue un momento inolvidable.

El domingo fuimos a visitar la mina Aquisgrana donde me acordé mucho de mi padre porque también él ha sido minero. Fuimos a comer al comedor de Cáritas donde Frida nos preparó una comida exquisita.

Todo lo que hace Pastoral por nosotros no tiene precio. No tengo palabras para expresar todo lo que he sentido. Muchas gracias a todos y a cada uno de vosotros. Os llevaré en mi corazón. Todo me ha marcado un antes y un después. Gracias.

 

DSC01392DIEGO SANTIAGO REYES

Esto que he vivido no sé cómo explicarlo, no porque no sepa sino porque no tengo palabras para describirlo.

Estas cosas te hacen pensar si, de verdad, uno quiere seguir como antes, en el mundo de la droga, oscuro y sin relaciones absolutamente con nadie. Sin poder divertirte aunque tengas todo el dinero del mundo. La verdad que eso no es vivir y que no hace falta tener mucho dinero para aprender todo lo que los de Pastoral me han enseñado y es que uno tiene que vivir con las personas y no ser tan egoísta.

Compartir con todos los que no tienen y ayudar a todo aquel que de verdad lo necesita y no tener el prejuicio de nada ya que Dios nos creó a todos iguales.

Estoy sorprendido con esta salida porque nunca pensé que me iba a relacionar con tantas buenas gentes ya que me he criado en un mundo de delincuencia, drogas y peleas porque me crié en un barrio casi marginal.

Me sorprendió que nos recibiera el Teniente de Alcalde en el Ayuntamiento, eso fue una pasada, me sentí más  persona y algo importante.

Me gustó el detalle de la hamburguesería ya que hacía tiempo que no me comía una en tan buena armonía. En el cortijo también me encontré con la sorpresa de que nos habían preparado limonada, gazpacho y café, huevos, etc. y lo mejor de todo fue ese pedazo de piscina, que no veas lo que la echo de menos.

Me encantó ir todos andando por la carretera a comernos un helado y sólo teníamos 3 euros. Estas cosas nunca se me olvidarán y las llevaré en mi corazón hasta el día que Dios venga a por mí.

La convivencia con mis compañeros estuvo muy bien ya que es diferente convivir con ellos dentro de la cárcel que fuera de ella. Aquí ha sido otra forma de convivencia porque estos días parecíamos otras personas, más buenas, humildes y amables.

De las comidas, ni te cuento, todo exquisito. Ese lugar tiene un “no se qué” que todo lo que se hace o se dice sabe a gloria. Ese lugar está bendecido por Dios.

Fue una gran alegría encontrarme allí a compañeros que ya están fuera, bien con su pulsera, bien en el centro de Lopera o en libertad. Esto te hace ver que si ellos lo han logrado, uno tiene que hacer lo mismo que ellos.

Me gustó todo, las conversaciones con Tomás, el señor que nos recibió y que cuida de aquello. Las visitas de los voluntarios de Pastoral y de Cáritas. Todo salió a pedir de boca. Todo tan natural y agradable. Esa magnífica comida que nos preparó Frida en el comedor de Cáritas.

Y qué decir de esa visita a las minas, donde esos antiguos mineros que han sufrido tantos peligros, y que tan bien nos lo explicaron todo.

Yo quiero dar las gracias a todos aquellos que han aportado a que nosotros lo hayamos podido pasar tan bien y darles las gracias, tanto a Pastoral y Cáritas, como a los Funcionarios que, sin ellos, no sería posible que viviéramos estos maravillosos días. De todo corazón, gracias

IMG_1963CARLOS ALBACETE

Tengo que comenzar dando las gracias a todo el equipo de Pastoral porque, sin duda, esta experiencia que he vivido ha sido maravillosa. Todas las personas que hemos ido encontrando desde la salida de la prisión se han desvivido por hacernos cada segundo más ameno.

De todos ellos se desprendía amor, alegría y mucha sinceridad. Han sido tantas las personas que han colaborado que me sería imposible destacar a una de otra. Todas juntas hacen una gran familia en la que nos abrieron las puertas y fuimos miembros de ella.

Hechos como estos y personas como ustedes serán las que consigan cambiar este mundo y llenarlo de amor, humildad, caridad y honestidad. Sois ejemplo a seguir y soy consciente que nosotros no lo tenemos fácil aunque cada día estamos luchando contra esas adversidades que van saliendo.

Nunca, desde que conozco a los voluntarios, he visto un mal gesto en ninguno. Siempre sonrientes con energía y ánimos. Me siento orgulloso de formar parte de ustedes y que no les quepa la menor duda de que seré un humilde transmisor de todo lo que ustedes hacen.

Doy las gracias a todos y, aunque no mencione sus nombres, no por ello han sido menos importantes sino que sería interminable. Esos mineros que con su esfuerzo están en la brecha intentando propagar lo que fue su trabajo en la mina. Con sus sufrimientos y necesidades.

Frida tan simpática y que tanto amor pone en sus exquisitas comidas. Marisa, la trabajadora social que sin conocernos de nada nos trató como si nos conociera de toda la vida, dejando de lado prejuicios y compartiendo con nosotros tiempo y comida.

Son tantos los bonitos recuerdos que hemos vivido en estas 48 horas que me es imposible enumerarlos todos. La gran cena en la casa y la posterior tertulia. Don José Luis con sus 3 euros. Don Pedro con su “amenaza” hacia mí si me vuelve a ver en prisión por la misma problemática que aquí me ha traído. A Don Antonio y a los funcionarios que se brindan a estar con nosotros.

Ruego al Señor por todos los componentes de esta gran familia que tanto bien saben hacer. Que no se apague esa luz que llevan siempre con ellos.

 

 

SALIDA CULTURAL A JAÉN. 18-05-2013

P1010964

Álbum de fotos

El sábado, 18 de mayo, tuvimos de nuevo una salida, en esta ocasión cultural, con internos de la UTE que participan en los talleres de Pastoral. A pesar de que el tiempo no nos acompañó pudimos disfrutar de un intenso día y, tras el tradicional desayuno con churros, visitar el Castillo de  Jaén donde Teresa, guia del Ayuntamiento,  nos explicó su historia y posteriormente la Cámara Obscura en el Paseo de la Alameda. Tras una divertida  comida en un restaurante de las afueras tuvimos un encuentro con las monjas de clausura del Convento de las Bernardas en el que nos dieron la oportunidad de  conversar con ellas. Esta es la crónica que Miguel Ángel  Garcia Moreno ha hecho sobre esta salida:

magHora: Las 9 de la mañana.  La entrada del Centro Penitenciario, junto a la barrera levadiza, era el punto de encuentro al que fuimos acudiendo puntualmente los cuatro voluntarios y voluntarias de la Pastoral, y las tres universitarias en prácticas de Educación Social. Una baja sensible era la del alma de este proyecto pastoral, el padre don José Luis, afectado por una inoportuna gripe. Pocos minutos después, un grupo de 9 internos  junto a un funcionario recorrieron el tramo de asfalto que les separa de “la calle”.

Tras las oportunas presentaciones, nos distribuimos entre los cuatro vehículos disponibles y nos dirigimos a la ciudad, para desayunar churros en un céntrico establecimiento cerca de Correos. Allí se nos unió otro interno que, durante su permiso de salida, quiso venir con su mujer y sus dos hijas a pasar la jornada con nosotros.

Acto seguido regresamos a los coches, rumbo al Castillo de Jaén. Allí la mañana se tornó desapacible, con frío, viento y llovizna, pero contamos con las interesantes explicaciones de una amable guía que nos reveló los entresijos del recinto fortificado desde su construcción en época islámica hasta su abandono por las tropas napoleónicas. También se nos incorporó otro grupo de voluntarios de la pastoral que venían desde Mancha Real, con lo que formamos un nutrido grupo de unas treinta personas.

Nuestro siguiente destino se encontraba dentro de la ciudad. La sala oscura, recinto donde unas enormes lentes proyectan sobre una bóveda lisa imágenes de toda la ciudad y alrededores. Pudimos contemplar montañas de las sierras, cortijos en la lejanía, tejados de edificios emblemáticos como la catedral, vehículos circulando por las carreteras y hasta gente que caminaba por la calle a kilómetros de distancia.

Finalizada la mañana era el momento de tomar fuerzas, para lo que nos dirigimos a un establecimiento situado en las afueras donde pudimos degustar riquísimas migas y huevos fritos con chorizo, y reforzar la amistad entre internos y voluntarios.

Atardeciendo, el Convento de las Clarisas era nuestra última parada del día. Durante más de una hora, con una reja por medio, un grupo de unas veinte monjas de clausura nos contagió de su optimismo, dejándonos asombrados por su forma de irradiar alegría a pesar de llevar una vida entregada a la oración sin prácticamente contacto con el mundo exterior. Interesante coloquio entre aquellos que permanecen casi aislados entre unos muros en contra de su voluntad, y aquellas que lo hacen por propia elección. Antes de finalizar la cordial entrevista, quisieron despedirnos con un par de canciones, a la guitarra, que nos llevaron a la reflexión sobre las difíciles pruebas a la que la vida nos somete.

Llegó el momento de cambiar las rejas de clausura por las otras: Las de la prisión, las del grueso muro de hormigón, la diminuta ventana que da al patio. Las del estruendo cuando se echa el cerrojo… y tras un corto trayecto en carretera de nuevo nos encontrábamos en la entrada del centro penitenciario, donde nos despedimos con calurosos abrazos y cómplices choques de manos. Los internos caminaban a su reclusión satisfechos, por un día en que se habían olvidado de recuentos, de bandejas, de economato, de innumerables normas de comportamiento, de interminables horas de patio y de rutina en general. Haber contribuido a ese olvido por un día era la satisfacción de los que quedábamos al otro lado de la barrera levadiza. Sin duda merece la pena.


Como acostumbramos a hacer les pedimos a los internos tras su regreso a prisión que expresaran sus sentimientos por escrito para hacerse y hacernos mas conscientes de lo vivido durante el día y estos fueron sus comentarios:

DSC01293Francisco Jesús: Me sentí feliz por estar libre por Jaén y me emocioné cuando subimos a la Cruz del Castillo. También me emocionó ver a las monjas de clausura.

Me hubiera gustado que nos acompañara D. José Luis, pero estaba enfermo.

Yo les dirá a los compañeros del Centro que se pasa bien sin necesidad de hacer nada ilícito.

DSC01266José Ángel: Fueron sentimientos de alegría y emoción por estar con mi mujer y mis hijas en una convivencia que pasé genial. Los momentos que más emocionaron este día fue desde el desayuno y poder estar con mi familia y con la familia de Pastoral.

A mis compañeros les diría que pongan en práctica esa humanidad que nos brindan cuando salimos y que no se queden en una simp`le salida al exterior que para disfrutar de libertad ya tendremos tiempo. Que seamos mejores personas se consigue con la práctica de amar a los demás y aprender día a día de los seres más queridos.

Una vez más MUCHAS GRACIAS A PASTORAL. Me aportáis mucha felicidad y el vacío que me queda de no estar con familia lo llenáis vosotros. ¡Que Dios os bendiga!

Marisa :  Tuve sentimientos de felicidad y alegría por las muchas muestras de cariño que recibimos ese día.

Me emoción la visita a las Clarisas del Convento de las Bernardas. También me gustó la comida todos juntos que me dio ocasión de poder conversar con todos los compañeros.

Espero que en próximas salidas contéis conmigo en las que se pueda pues, tanto mis hijas como yo, disfrutamos mucho.

DSC01392Diego: Me lo pasé de maravilla en el castillo, pues aunque lo conocía no sabía la belleza y la historia que hay entre sus muros. Yo siempre iba a lo mío.

Cada salida que realizo con Pastoral me siento vivo. Me alegré mucho por el compañero que disfrutó de su familia.

Con esto, me doy cuenta del valor que tiene las cosas y, sobre todo, esa familia que uno tanto quiere.

Me hubiera gustado hablar más con las hermanas Clarisas. Fueron momentos de paz y gozo que toda mi vida llevaré en mi corazón.

A mis compañeros les diría que se dejen de rollos pues se puede vivir sin drogas y que si salen con Pastoral que lo agradezcan pues les valdrá como me ha valido a mí, que es ver las cosas desde otra perspectiva.

Quiero dar las gracias a los voluntarios de Pastoral y a los Tutores que hacen estas salidas realidad

 

 

CONVIVENCIA DEL JAMÓN EN ÚBEDA

 

IMG_1576Álbum de fotos 

El pasado 5 de mayo tuvo lugar la convivencia del jamón que como en años anteriores se celebró entre internos de los módulos UTE y voluntarios de la SAFA de Úbeda. En esta ocasión no pudimos desplazarnos hasta el santuario de Guadalupe y fue en las mismas instalaciones de la Safa  donde tuvimos la convivencia.  Al llegar a Úbeda, tras el desayuno con churros en Baeza, los internos fueron recibidos calurosamente  por un grupo de la SAFA y tras  algunas  dinámicas para las presentaciones nos habían preparado un recorrido turístico por Úbeda para visitar la ciudad.  En la comida pudimos degustar el jamón y comprobar como los internos que realizan el curso de hostelería han aprendido a cortarlo. Tras ella comenzó un rato de convivencia en el que se realizaron varios juegos e intervenciones y unos momentos para compartir sentimientos e impresiones ante la jornada vivida.

Estos son los comentarios que los internos que asistieron a la salida realizaron posteriormente:

DSC01293Francisco Jesús: Tuve sentimientos de libertad y de armonía interior pues me sentí arropado por todos los que nos recibieron.

Me emocioné mucho cuando llegamos a SAFA y estuvimos recordando el día que estuvimos allí y lo bien que lo pasamos en la Capilla.

No me hubiera querido ir de la Ermita de la Virgen porque me di cuenta que se puede pasar bien sin malos hábitos ni drogas.

DSC01266José Ángel: Mi sentimiento de esta salida ha sido de inmensa alegría por ver cómo las personas lo dan todo por nosotros.

Me emocioné el tiempo el que estuvimos en la Capilla de la Virgen y me hubiera gustado ser libre para estar allí por mi voluntad y no depender de la prisión.

Le diría a mis compañeros para otra convivencia que abran sus corazones a la gente porque encontrar tu propio y verdadero yo, es un placer. Ves habilidades y virtudes que yo mismo desconozco que tengo. Lo pasé muy bien sin necesidad de drogas ni alcohol.

 Le doy las gracias a Pastoral porque me son de gran ayuda.

DSC01392Diego:  Este día fue mi cumpleaños y tuve una gran alegría porque no me esperaba ver a mi hija con mi exsuegro en Baeza.  Mis grandes sentimientos del día fueron que me di cuenta que lo que había hecho desde muy pequeño era un error, ya que lo de divertirme lo asociaba con las drogas, las juergas y un puñado de cosas nada buenas.

Por esto le estaré siempre agradecido a Pastoral y hoy, en especial, a los chavales y chavalas de SAFA porque te hacer ser persona y con su cariño te dan fuerzas y te recargan las pilas. Todo lo que hacen no se paga con dinero y encima me enseñan lo bueno que tiene la vida.

IMG_1545Enrique:  Hoy día de la madre es para mí una paradoja porque no es día de celebraciones porque ya no está aquí. He comenzado el día pasándolo muy mal por esta causa, pero el ver que los voluntarios de Pastoral y los chicos y chicas de SAFA se dieron cuenta de lo mal que lo estaba pasando, me hizo que mi corazón se abriera para intentar ser otra vez feliz.

No puedo resaltar que un momento del día fuera mejor que otro. Tengo que daros las gracias y felicitar a los componentes de Pastoral, de SAFA y a mis catalanas. Gracias de todo corazón.    

Quiero deciros que el día que pasé en vuestra compañía ha sido fantástico. Y os quiero decir de antemano que no tiene nada que ver el que haya estado fuera de la prisión, ya que salgo muy a menudo, y no siempre regresas lleno de emociones y experiencias inolvidables como con vosotros.

No conocía a todos los que estaban esperándonos pero hicisteis que no se notara ya que nos tratasteis desde el primer momento como de la comunidad y eso se nota.

Personalmente no cambiaría ni modificaría nada para otras futuras salidas y encuentros entre los dos lados del sistema. No se puede mejorar lo inmejorable.

 Sólo quiero decir a quienes tengáis la oportunidad de leer estas letras que sois personas a las que no se les puede pagar con dinero tanto amor y tanta dedicación por los demás. Por eso yo os pago con mi amistad y un te quiero.

          Para todos vosotros; GRACIAS

CONVIVENCIA EN MANCHA REAL 2013

El pasado 13 de abril tuvo lugar la convivencia que todos los años viene celebrándose entre internos de los módulos UTE y los feligreses de la parroquia de la Encarnación de Mancha Real. 

[imagebrowser id=28]

Estos son los comentarios de los internos que asistieron a la convivencia y que contestaban así a las preguntas que les hicimos:

LOS SENTIMIENTOS VIVIDOS

-José A.: Mis sentimientos vividos fueros de alegría por estar con gente buena.

-Agustín: Fueron muchos los sentimientos vividos y muy contrariado por la vida que he llevado y que quiero arreglar.

-Diego: Me sentí muy acogido como si fuera uno más de la familia. Hacía tiempo que no me relacionaba de tal manera y me acordé cuando en mi barrio, de pequeños, solíamos juntarnos todas las familias.

-José: El compartir con personas que no conoces tus vivencias y te aceptan como lo que eres, sin mirar para nada lo que fuiste o serás y hacerte disfrutar los momentos que estuve viviendo.

 MOMENTOS DEL DÍA QUE MÁS ME EMOCIONARON

-José A.: El momento que más emocionó fue el vivido durante la Misa.

-Agustín: Para mí el momento de la Misa fue el más emotivo.

-Diego: Cuando hicimos los juegos en la ermita después de descansar de la subida

-José: Me emocionó la bajada  del paseo a la ermita ya que se da uno cuenta de que con un simple paseo  se puede disfrutar y tienes ganas de expresar tus sentimientos y dolencias por mi pasado a personas que están dispuestas a compartir contigo escuchándote y dándote ánimos.

PARA QUÉ TE HA SERVIDO ESTA CONVIVENCIA

-José A.: Esta convivencia me ha servido para hacerme más fuerte y seguir creyendo en que hay gentes muy buenas con el cariño que te dan sin conocerte.

-Agustín: Me he dado cuenta que existe gente que es feliz haciendo felices a otras personas.

-Diego: Me ha servido para darme cuenta que hay muchas cosas en esta vida y no sólo la droga como, por desgracia, he estado viviendo durante muchos años de forma ciega y sin ver más allá.

-José: Esta convivencia me ha servido para saber qué es el amor (como nos dice San Pablo en la 1ª a los Corintios 13) Pues como nos dice que el mayor amor es el que da la vida por los demás y las familias que nos acogieron nos han demostrado que se pueden hacer grandes cosas sin tanto materialismo

 

QUÉ TE HUBIERA GUSTADO HACER QUE NO HICISTE

-José A.: Me hubiera gustado llamar a mi mujer y a mis hijas para contarles cómo lo estaba pasando

-Agustín: No hubiera hacer otra cosa porque todo lo que había estuvo de lujo

-Diego: No tengo palabras para agradecer  a los voluntarios de Pastoral y a las familias que nos acogieron todo lo que hicieron

-José: No quedó nada por hacer. No es preciso hacer más de lo que se hizo, pues vi que todos los que nos recibieron tenían un corazón sincero. Lo vi en la manera de actuar con sencillez y para intentar que nos encontráramos bien

CONSEJOS A LOS ORGANIZADORES PARA OTRA CONVIVENCIA

-José A.: Les aconsejo a los organizadores que sigan así porque lo dan todo por los más necesitados

-Agustín: Que sigan igual ya que cuando organizan una convivencia lo hacer de lujo

Diego: Les aconsejaría es que sigan siendo los mismos y si hay que poner algo distinto para mejorar les pido que tengan Fe en Dios ya que Él todo lo hace bien ¿no?.

-José: Mi consejo es que nos enseñéis más a ser como ustedes porque más que nos dais no creo que se pueda. Gracias.

CONSEJOS A LOS COMPAÑEROS PARA OTRA CONVIVENCIA

-José A.: Mi consejo a los compañeros es que practiquen lo mismo que esta gente: voluntarios, organizadores, etc. que lo hacen todo por nosotros y que practican el cariño y el amor. ¡GRACIAS PASTORAL!

-Agustín: Que vivan la convivencia con el corazón ya que el corazón no miente.

-Diego: Que no duden ni un momento en dejar esos malos hábitos y que confíen en los voluntarios de Pastoral que hacen una labor muy buena. Que participéis en los cursos y no os perdáis las salidas que se pasa de miedo. GRACIAS

-José: Que sean agradecidos por el esfuerzo que realizan estas personas para con  nosotros y saber dar de lo que nos dan

 

 

CONVIVENCIA DEL MÓDULO 8 (MUJERES) CON LA INSTITUCIÓN TERESIANA DE LINARES

[slideshow id=27]
La Delegación de Pastoral Penitenciaria organizó el pasado domingo, 7 de abril, la Convivencia de un grupo de mujeres del Módulo 8 con miembros de la Institución Teresiana de  Linares.
El tiempo se distribuyó, como siempre, entre un buen desayuno con churros, una visita cultural a CASTULO (en todas las salidas  se hace una visita cultural, o una macha de senderismo, o ambas cosas), comida en familia con el grupo que nos recibía, puesta en común de las vivencias del día, celebración de la eucaristía y “a casa”.
Pero esta fría crónica no dice lo que estaba pasando entre nosotros, por eso, la queremos completar con el comentario cálido de las participantes:
………

CON TODO NUESTRO CARIÑO Y AGRADECIMIENTO A LA INSTITUCIÓN                    TERESIANA:

“De parte de las seis internas del Centro Penitenciario Jaén II: Carmen, Nieves, Antonia, Alicia, Vanesa y Conchi, nuestro máximo agradecimiento, por el día tan especial que pasamos al lado de ustedes, por vuestro apoyo y  cariño que nos brindasteis y por hacernos sentir tan bien.

Gracias por hacernos olvidar por un día dónde estamos, y por todo lo que estamos pasando . Nos hicisteis sentir como FAMILIA, y eso no todo el mundo lo puede hacer sentir, sólo personas como vosotros/as.  Por todo ello muchas gracias, esperamos poder volver a veros pronto. Muchos abrazos y besos.”

          ¡¡QUE EL SEÑOR OS BENDIGA!!

“Y sobre todo muchas Gracias a Anun, Ana, e Isabel porque sin su confianza en nosotras, este día tan especial, nunca se hubiera hecho REALIDAD. ¡¡OS QUEREMOS!!.”

 

“Quisiera referirme personalmente a un hombre que conocí ese día TAN ESPECIAL. Su nombre es Manolo y no me hizo falta pasar mucho tiempo a su lado para darme cuenta de que es una bella persona con un corazón inmenso. Quería decirle que el rato que estuve a su lado fue muy feliz, me hizo recordar a mi Padre, a la persona que más he amado, y el que nunca me ha fallado hasta el fin de sus días.

Gracias Manolo, muchas gracias por haberme hecho revivir esos recuerdos tan bonitos para mí. Quiero que sepas que te recuerdo  todos los días y que ojalá vuelva a verte pronto , estoy segura de que eres un buen padre,  como fue el  mío…Mucho besos y abrazos.” CONCHI

 

EL MÓDULO DE MUJERES CELEBRA EL TRIDUO SACRO

IMG_1076  IMG_1278  IMG_1273  

JUEVES SANTO

Imagen2

  • Le doy todos los días gracias a Dios por la fortaleza que nos da siempre. Amén
  •   Te quiero hasta el infinito, mi Dios.
  • Yo amo a Dios sobre todas las cosas,  amo la vida y amo a mi familia y al mundo. Te debo mucho Dios mío.
  • MULTUMESO DUMNEZEULE PENTRU COPII CARE MIAI DAD SI PE FAMILIA MEA.
  • Pienso en Dios, nuestro Padre, el no me falta. Siempre está ahí. Dios te amo.
  • Quiero seguir amándote y amando  a los que me rodean.
  • Gracias, por ser tú el PRIMERO que nos diste ejemplo.
  • Tu amor me compromete a disculpar siempre.
  • MULTÁ DRAGOSTE. DUMNEZEU PENTRU ISUSICRISTOS TEROS AJUTÂNE.
  • Me comprometo a servir a mis hermanos como Tú.
  • Me gustaría  estar con mis familiares y ser más comprensiva con ellos.
  • Siento mucho dar a mi familia vida y amor, ternura y un  te quiero. Dios nunca me falla, siempre está conmigo.
  • Te amaré por siempre.
  • Amarnos unos a otros como Él nos ama.
  • Quiero dar  confianza y fidelidad.
  • Señor, te suplico que no me abandones. Mi Señor nunca me falla.
  • Te doy gracias, Dios mío, por amarnos así.
  • El amor del Señor me ayuda a perdonar y me enseña a escuchar el corazón
  • Gracias por darme la fuerza todos los días y cuidar a mis hijos.
  • Me guiaré siempre por el corazón porque sé que Dios no me engaña. Te amo Jesús.

VIERNES SANTO

Imagen3

Con este letrero impreso en cartulinas y tras la ambientación, a través de un montaje, leímos dialogadamente, la lectura de la Pasión; después un de silencio y, a continuación repartimos una cruz recortada en cartulinas de colores. Cada una escribió una petición de perdón y se fueron colocando en un cartel. En las cruces escribimos:

  • Perdón, Señor, por creerme mejor que otras.
  • Perdón por haberte desobedecido a Ti y a mi familia.
  • Te pido perdón por no seguir tus pasos. Te amo, Señor.
  • Pido perdón a mi familia y por abandonarte.
  • Perdón or no confiar en Ti.
  • IARTAMÁ PENTRU TOT CEAM FACUT. IARTAMÁ RÁU.
  • Te pido perdón por todos mis pecados y haberte negado durante mucho tiempo, Jesús. Libértame!. Te amo!
  • Perdón Señor, perdón a mis hijos y a mi familia.
  • Perdón por no haber querido a mi hijo.
  • Sin Ti no soy nada. Te pido perdón por no hacerte caso y por mis pecados. Perdón Dios mío.
  • Dios mío, te pido perdón por no creer lo suficiente en ti. Te amo.
  • Perdón por haberte fallado, a Ti y a mis hijos.
  • Jesús, perdón por mi egoísmo.
  • Pido que Tú, mi Señor cuides de la persona que me trajo aquí.
  • NOASTE PEATELE. DOANE ERTEN PENTRUPACÁT.
  • Ayúdame, Dios mío. Te pido perdón por todo lo que hice a mis padres.
  • Te pido perdón por no valorar lo que Tú siempre me has dado.
  • Te pido perdón, Señor, por no haber sabido escuchar a mi madre.

Una  interna que no escribió, nos comentó: La pasión es la nuestra.

También cantaron varias saetas. Nos emocionamos.

SÁBADO SANTO

Imagen4

Este cartel impreso en cartulina presidió nuestra celebración.

Se preparó un breve teatro, sobre las mujeres camino del sepulcro.

Pusimos un montaje alusivo y comentamos su contenido.

Después leímos las lecturas de la Vigilia de Pascua.

Coincidimos al descubrir cómo las mujeres están siempre al lado de Jesús y cómo el nos dignifica.

Hicimos peticiones.

Compramos algunos refrescos y paquetitos de la máquina.

Comentamos al salir cómo se identificaron más con el dolor del jueves santo y menos con la alegría de la Resurrección.

CONVIVENCIA CON LA PASTORAL DE MARISTAS

DSCN0745-eEmpezamos el día en la sede interparroquial de Cáritas y de la Delegación Diocesana de Pastoral Penitenciaria. Los voluntarios llegamos antes. Yo por lo menos estaba nerviosa y con ganas de que los internos llegaran ya para empezar el día, aunque por el tiempo no sabíamos muy bien si íbamos a subir al castillo de Sta. Catalina o íbamos a ir al colegio Sta. María de la Capilla a jugar unos partidos de fútbol con ellos.

Cuando llegaron los internos nos sentamos en circulo y comenzamos a presentarnos pero de manera diferente, es decir teníamos que repetir los nombres de todos los que antes se habían presentado, la verdad que fue un momento divertido por la memoria de algunos. Tras esto comenzamos el desayuno, churros con chocolate, y fue ahí donde empezamos a hablar los unos con los otros. El momento de recoger fue sorprendente, entre todos no tardamos ni un minuto, gracias a la colaboración de todos.

DSCN0757-e   DSCN0772-e  DSCN0763_ee

Tuvimos que decidir si hacer o no la ruta al castillo y nos arriesgamos a que nos lloviese. En la subida, yo la verdad que estuve un rato con todos los internos, me sentí muy a gusto hablando con cada uno de ellos y preguntándoles sobre las aficiones que en la presentación dijeron que tenían. Cuando llegamos al castillo todos estábamos muy cansados y fuimos a la cruz. Desde allí fuimos identificando los edificios y monumentos más bonitos de Jaén. Para algunos era la primera vez que subíamos por allí y se podía ver en sus caras la ilusión por estar allí. La bajada fue mucho mejor, nos paramos en el mirador que hay en el tomillo para ver la catedral más cerca. Fuimos bajando al igual que en la salida hablando unos con los otros.

Al llegar al colegio comenzamos a poner la mesa entre todos yIMG_1132_e comenzamos a comer. Tras la comida llegó el café, un momento donde todo eran risas, chistes por aquí y chistes por allá. Tras eso tuvimos un pequeño intercambio de sensaciones del día,  que se podrían concluir en el sentimiento de alegría y de sorpresa, sintiendo casi todos que estábamos en familia, todos iguales los unos a los otros.

Fuimos al oratorio y tuvimos la Eucaristía. Para mí fue de los momentos más especiales, el último domingo de cuaresma y tengo la suerte de celebrarlo con personas que  a veces olvidamos que existen.Las lecturas y plegarias fueron ideales para expresar el amor de Dios por los más débiles  y lo importantes que somos uno y cada uno de nosotros para él. Se podía percibir en el ambiente la emoción de celebrar y la sensación de sentirse amado y no olvidado por Dios. En el transcurso de la celebración, con un monigote con un corazón para cada uno, teníamos que escribir en post-it los valores que habíamos visto los unos en los otros, al final de este momento miraba a los internos y veía en ellos una sonrisa dibujada en su cara por haber recibido tantos valores, tenían la hoja llena de post-it unos tapando a otros. Comulgamos los que quisimos y tras esto rezamos el padrenuestro todos juntos cogidos de la mano. Ese momento me pareció muy especial, rezamos como si fuésemos hermanos. Tras esto llegó la despedida sus caras denotaban la tristeza de volver al centro y en mí la alegría de haberlos conocido y la incertidumbre de si nos volveríamos a ver alguna vez, eso sí que cuando nos veamos ellos ya gozaran de la libertad arrebatada.

Ahora toca lo más difícil y es encerrar en palabras lo que en ese día pude sentir y lo que todavía siento, es tan grande el sentimiento de haberlos conocido para mí que no hay una palabra que lo describa, pero sí puedo decir que por mi carrera conocía el centro penitenciario, sus normas, sus módulos e incluso a algunos de los internos que salían ese día con nosotros, pero a pesar de conocer su casa, no conocía como eran ellos personalmente  y me alegro de haberles conocido y que abrieran su corazón a mí y a los demás como yo y el resto de voluntarios intentamos hacer con ellos. Necesitaba algo así, para sentir una vez más que Dios está con y en cada uno de esos internos, puesto que Dios opta por los más débiles, sentí que Dios me amaba dándome la oportunidad de conocer a una parte de su rebaño y que Dios los amaba a ello haciendo que otra parte de su rebaño ni le tire piedras y ni mucho menos que los tenga olvidados,  yo como los demás voluntarios, podremos olvidar sus nombres pero nunca olvidaremos sus caras ni los que nos han hecho sentir, para mí son personas increíbles que nos acogieron de manera inolvidable. Al despedirnos sentí que un trozo de mi se iba con ellos y que un cachito de ellos se quedaba con los voluntarios.

Si vosotros internos leéis esto, sabed que cada mañana que me levante me acordare de cada uno de vosotros y os tendré presentes en mis oraciones, sabed también  que en mi como en mis compañeros habéis dejado huellas que no se borran con facilidad, sabed que no os tiramos piedras sino que tenemos el corazón acogiéndoos. Gracias  a Dios por cada uno de vosotros, por vuestras sonrisas, por vuestras bromas, por vuestra acogida, por vuestro testimonio, por vuestra persona. En definitiva por vosotros. No olvidéis que sois ovejas del rebaño de Dios, yo no olvidare ser testigo de Dios en vosotros por el mundo, porque en vosotros se ve a Dios y a su amor, gracias a vosotros he recuperado el sentirme querida e importante para Dios a través de vosotros.  Emocionáis con vuestra vida y con vuestra forma de ser. Solo puedo decir Gracias a vosotros por venir y a Dios por brindarme el regalo de haberos conocido.

Ana

CONVIVENCIA CON LA SAFA DE ÚBEDA

IMITAD A LA S.A.F.A

 

IMG_1114  IMG_1118  IMG_1123

El pasado día 16 de marzo, sábado, la U.T.E devolvió a la SAFA de Úbeda la visita que ellos nos hicieron en febrero.

A las 9’00 h. salían por barrera diez internos de la Unidad Terapéutica, acompañados por un funcionario, voluntarios de Pastoral Penitenciar, unas chicas de Cataluña que están haciendo prácticas en los módulo 1 y 2, y por el capellán.

En Baeza paramos a tomarnos unos churros con chocolate y visitar el casco histórico; nos sirvió de guía un voluntario de Pastoral.

Cuando llegamos a Úbeda un buen grupo de profesores y alumnos de la Escuela Universitaria de Magisterio de la SAFA nos estaba esperando con un gran cartel y sus brazos abiertos; después de la presentación y unos juegos, comenzó el partido de futbol, creo que terminó 5 a 7, o 12 a 5, o… Da igual, estuvimos jugando, hubo trofeo, corona para el pichichi, los últimos minutos del partido se los reservaron las “nenas” de uno y otro bando.

La comida fue abundantísima y variadísima; y de aquí al cigarrillo, el café, los dulces y los helados. No hubo siesta, sino karaoke y baile y regalos y cantos y lágrimas y abrazos, muchos abrazos. Y oración en la capilla todos juntos, compartiendo la alegría de este día que a todos nos abrió hacia la esperanza sobre todos.

Al final fingimos hacer una llamada a alguien para contarle la impresión del día. Cristóbal cogió el teléfono imaginario, marcó un número, él de los alumnos de otros institutos y comunicó: “IMITAD A LOS ALUMNOS DE LA SAFA DE ÚBEDA”.

A las 19’00 h. estábamos volviendo al Centro con la ilusión de volvernos a ver en Guadalupe para la “Convivencia del JAMÓN”.

 

SALIDA A LA GUARDIA/PEGALAJAR

“ENVUELTOS EN CARIÑO”

Álbum de fotos

Cartas de los internos (pincha aquí)

El pasado 15 de diciembre un grupo de internos del C.P. de Jaén visitaron LA GUARDIA y PEGALAJAR.

Esta crónica es fría, escueta, resumida; y así lo he preferido porque el calor de la experiencia vivida lo encontrarás en las cartas que los internos escribieron a los anfitriones, al día siguiente de la Convivencia.

Desde el primer momento en LA GUARDIA nos ofrecieron una acogida familiar. En la entrada del Ayuntamiento nos esperaban un grupo de concejales y el párroco con un grupo de la parroquia, subimos al Salón de Plenos y, sentados los internos en los sillones de los concejales, JOSÉ LUIS GARCÍA ESCOBAR, en nombre del Alcalde, nos dirigió unas palabras de recibimiento.

De aquí pasamos a un abundantísimo desayuno en el “El Zorro”, y de aquí, siguiendo al erudito guía oficial del pueblo, MIGUEL ÁNGEL IBÁÑEZ, subimos al castillo hasta la torre, bajamos a la parroquia, donde el párroco, MANUEL ALFONSO PÉREZ GALÁN, nos expuso los avatares de aquel monumental templo.

Igual que en La Guardia, en PEGALAJAR nos estaban esperando el alcalde, JUAN CORDERO GARRIDO con una representación del equipo municipal y el párroco, ROGELIO GARRIDO CHECA, con un amplio grupo de la parroquia. Después de la presentaciones de todos los presente, visitamos la fábrica de OLEA, COSMÉTICA NATURAL, donde nos hicieron unos regalos de sus productos.

A continuación, guiados por el alcalde y acompañados por el párroco y su grupo, subimos a LA CUEVA DE LOS MAJUELOS, donde no sólo visitamos el restaurante, sino que también pasamos a las galerías iluminadas.

Antes de la comida visitamos la fuente donde nace el agua de la charca, y la capilla de la Virgen de las Nieves, nos despedimos de la imagen, rezando un ave-maría.

Y, ¿después? Después, la fue la comida sino el banquete. Ya os lo contarán los internos.

Y terminamos con la gran fiesta de la eucaristía, abrazos, sentimientos, fe compartida.

Así, en LA GUARDIA y PEGALAJAR han adelantando la Navidad, al recibir en el pueblo a los que no tienen sitio en la sociedad, al contrario de lo que sucedió en Belén; en esta ocasión los dos pueblos nos habían envuelto, no en pañales, sino en abrazos.

FELIZ NAVIDAD A QUIENES NOS RECIBISTEIS.

 

COMENTARIO DEL DELEGADO DICOCESANO DE P. PENITENCIARIA

EL SEÑOR LEVANTA DE LA BASURA AL POBRE Y LO SIENTA ENTRE PRINCIPES

    

    El año pasado un grupo de internos instaló un nacimiento en el Camarín de Ntro. Padre Jesús; este año, a propuesta del equipo de PASTORAL PENITENCIA-RIA, le pareció bien al CABILDO de la Catedral que fuese este templo madre el que albergara el belén de los internos. Cuando el Sr. OBISPO tuvo noticia, enseguida se prestó a bendecirlo él mismo.

    A la bendición asistieron el Secretario General de Instituciones Penitencia-rias, el Director del C.P. de Jaén, el Subdelegado del Gobierno, una representación del Ayuntamiento y, ¿cómo no?, los internos que lo habían confeccionado y sus amigos incondicionales, los voluntarios de Pastoral Penitenciaria. Los “presos” estaban rodeados y admirados por  los “príncipes” de este mundo, entrevistados por la prensa, no para acusarles de nada ni para preguntarles por sus delitos, sino para contemplar y preguntarles por su buena obra artesanal.

   La IGLESIA estaba cumpliendo su misión en la sociedad: “Hacer que el desvalido, el pobre se siente entre príncipes” (1Sam. 2,8). La Iglesia de Jaén, mediante el Sr. Obispo, Cabildo y equipo de la Delegación de Pastoral Penitenciaria, estaba dando un lugar, prestando su casa madre, a quienes están colocados a las afueras de la ciudad, a 10 kilómetros, para que su obra sea contemplada por todos aquellos que en estas fechas se acerquen a este templo.

    ¿No era este momento hermoso? Se estaba cumpliendo la profecía de los tiempos mesiánicos; “en aquel tiempo”, que anunciaban los profetas para la llegada del Mesías, se estaba realizando ante nuestros ojos.

   Las mismas manos que quizá hayan tirado de un bolso, sacado una navaja o pegado a alguien, también han hecho con cariño, usando material destinado al des-hecho, todas las piezas del original nacimiento que podemos contemplar nada más entrar en la catedral; y, si esto sucede con las manos, Dios puede hacer que suceda también con los corazones, de quienes algunos pueden considerar deshecho, basura de la sociedad.

   Que el Niño Jesús ponga luz en las manos y corazones de quienes han construido su nacimiento; y, en aquellos que lo contemplen, ponga compasión hacia los que, privados de libertad, no celebrarán la Navidad con sus familias!

JOSÉ LUIS CEJUDO

Delegado Diocesano de Pastoral Penitenciaria