Archivo mensual: febrero 2020

CONVIVENCIA CON LA PARROQUIA DEL SAVADOR

ÁLBUM DE FOTOS

SÁBADO 15 DE FEBRERO DE 2020

Un año más hemos realizado una convivencia organizada por el equipo de Cáritas de la parroquia de El Salvador de Jaén y Pastoral Penitenciaria, como se dijo durante la jornada por un miembro del equipo, tenemos mucho que aprender de los internos. Tenemos que hacer que la misericordia no sea una debilidad, como se pueda entender por nuestra sociedad, sino una fortaleza. El conocernos, el que veamos que no estamos solos, es beneficioso para todos. Jesús nos lo dice:”Venid vosotros, benditos de mi Padre … Porque estuve en la cárcel y vinisteis a verme” (Mt 25, 34-36)

Desde que nos reunimos en el desayuno, percibimos un ambiente distendido y cálido al mismo tiempo. Los saludos fueron afectuosos y las conversaciones desenfadadas y amigables.

Algunos de los internos se sinceraron rápidamente, mostrando una actitud muy positiva y respetuosa. Y como manifiesta una voluntaria del equipo, que ha participado este año por primera vez, ha sido una experiencia muy enriquecedora, viendo que todos somos personas con necesidad de conversación, de reflexión y cariño, emocionándose al conocer parte de sus historias.

La visita al Castillo transcurrió tranquilamente y mostraron bastante interés. Se lo pasaron muy bien.

Al llegar a las dependencias parroquiales, el tono de la jornada se mantuvo e incluso mejoró, lo que nos ha llevado a opinar que quizá haya sido una de  las mejores que se han realizado con este equipo de Cáritas.

El ambiente fue cálido y afectuoso por todos los presentes, quizá, como un interno dijo en varias ocasiones, porque “se encontraban a gusto”.

La participación de las jóvenes de Kairos aportó un toque de frescura y desenfado que animó el último tramo de la convivencia, siendo su testimonio también muy favorable a la misma.

Nuestra valoración es muy positiva y estamos dispuestos a continuar con la celebración de estas jornadas, siempre que la Pastoral Penitenciaria nos requiera.

Equipo de Cáritas de la parroquia de El Salvador de Jaén

Testimonios del grupo Kairos

Paula: Me impactó mucho ver que todos eran muy jóvenes. D. José Luis, el sacerdote, nos habló como Dios está ahí para ayudarlos, guiarlos, cuidarlos. Me di cuenta de que al escucharlos aprendería mucho de ellos.

Ana: Una experiencia muy bonita para nosotras, el  escucharnos mutuamente fue muy gratificante, me llevé una nueva imagen de estas personas. Fue un momento cálido, agradable y cómodo con todos.

Lorena: Se fueron los prejuicios que tenía antes de conocerlos, todos nos necesitamos para aprender, mejorar, crecer y seguir caminando. Y darnos cuenta de que no estamos solos.

Raquel: Al llegar estaba un poco nerviosa, pero enseguida me sentí arropada por el ambiente familiar que allí se vivía. Reflexionamos sobre la importancia de nuestras actuaciones que nos llevarán por un camino u otro. Y saber que Dios nos quiere a todos, a pesar de los fallos que vamos cometiendo en nuestra vida

Testimonios de acompañantes

Pilar: Cuando llegué me dio un vuelco el corazón, algunos podían tener la edad de mis hijos!! Dialogamos y escuchamos algunos  testimonios de sus vidas desgarradas, como alguno comentó , por juntarse con malas compañías se veía afrontando una dura situación.  A algunos de ellos sus familias les ayudan y esperan. A otros su familia los han abandonado y se han visto en la calle.

Gran labor la que los voluntarios de Cáritas y la Delegación Penitenciaria hacen con estos chicos,  ya que algunas de las personas reclusas, además de hacer frente a la falta de libertad se tienen que enfrentar a la soledad, al rechazo, a la ausencia de cariño, el no ser escuchados sus problemas, sus necesidades… Este encuentro ha dejado una gran huella en mi corazón.

Yolanda: Ese día una pregunta que D. José Luis me hizo  ¿Por qué has venido esta tarde aquí? En aquel momento,  dos razonamientos. Como acompañante del grupo Kairos,  estaba cumpliendo con mi responsabilidad de acompañar a un grupo de chicas adolescentes. Como cristiana, acogida y entrega a unos hermanos nuestros con una necesidad,  la visibilidad.

Hasta ahí todo lo que yo creía. Pero había  otra razón para estar allí esa tarde. Cuando te pones en manos de Jesús nada queda sin un para qué, lo que no me esperaba que se produjera allí. Un reencuentro muy emocionante con una persona joven de mi familia. Lágrimas,  sorpresa, incredulidad, cariño,  emoción, perdón… El testimonio de este chico desgarrador y emotivo,  de fortaleza,  de superación,  de querer seguir luchando, de perdonar y VIVIR.

Para ellos un pequeño recuerdo de aquel momento,  una bolsita que contenía un Rosario misionero,  una pulsera con la cruz TAU, cruz cristiana signo de conversión y de penitencia,  de protección de Dios y de salvación de Cristo y una imagen  en color con un mensaje de la Palabra de Dios.

Mi oración por cada uno de las personas que allí participaron, especialmente por C. G. Gracias Señor!!!

LA IGLESIA ESTARÁ SIEMPRE A VUESTRO LADO

El día 15 de febrero los internos del C.P. realizaron una salida-excursión a Jaén; invitados por el grupo de Cáritas de la Parroquia del Salvador.

Un grupo de la Parroquia del Salvador, junto al Capellán y los voluntarios de Pastoral Penitenciaria recibimos a los chicos en la sede de esta Deleghación; una vez que nos presentamos y saludamos, fuimos a desayunar. Los churros, tostadas, chocolate y café, nos dieron fuerzas para emprender nuestro recorrido turístico al Castillo de Jaén.

Aparcados los coches y viendo el panorama, los internoss no cesaban en exclamaciones, ya que la mayoría no conocían el Castillo. Las explicaciones de la guía, que nos estaba esperando, nos hicieron adentrarnos en siglos pasados; conforme se iban visitando las distintas dependencias el interés y la admiración crecían, creciendo a su vez las relaciones entre unos y otros.

Visitamos “La Cruz” y contemplamos la ciudad de Jaén. Todos se querían hacer fotos en los lugares más insólitos, eran niños que disfrutaban de un día maravilloso.

Los coches nos llevaron a la Parroquia del Salvador, fuimos recibidos por el resto de voluntarios de Cáritas y por el Párroco, que nos dirigió unas bonitas palabras de acogida “…en esta Parroquia, siempre seréis bien recibidos, contad con todo aquello que podamos hacer por vosotros, ¡ojalá! vengáis después de vuestra libertad. La Iglesia estará siempre a vuestro lado…”.

Buenos aperitivos y apetitosa comida, que los chicos comieron con placer y no digamos los dulces y bombones. Desde el principio de la comida empezamos a contarnos nuestros sentimientos de la mañana.        En los comentarios de ellos aparece parte de lo que allí se dijo.

Terminamos con la celebración de la Santa Misa, en un clima de fraternidad especial, la parroquia de El Salvador en verdad estaba DE MISIÓN en las periferias.

CONVIVENCIA CON LA COFRADÍA DEL PERDÓN

LA HERMANDAD DE EL PERDÓN RECIBE CON AMOR Y ESPERANZA A UN GRUPO DE INTERNOS DEL CENTRO PENITENCIARIO DE JAÉN

ÁLBUM DE FOTOS

    Un grupo de Voluntarios de la Delegación de Pastoral Penitenciaria y una representación de la Hermandad del Cristo del Perdón, del Amor y Virgen de la Esperanza, que eran nuestros anfitriones y organizadores de la salida recibimos a los chicos, que venían del Centro Penitenciario, por la mañana del sábado, 8 de febrero; después de los saludos, nos dirigimos a un bar donde nos invitaron al típico café con churros.

     Después de una visita guiada a algunos monumentos de la ciudad pasamos a la parroquia de Cristo Rey, donde el párroco nos relató con gran fervor las esculturas de sus titulares.

  Seguidamente nos dirigimos al local social de la Hermandad, donde nos recibió el Hermano Mayor, Junta directiva y jóvenes cofrades. La Cofradía nos ofreció unos apetitosos aperitivos y una exquisita caldereta que degustamos mientras las conversaciones se hacían más amenas, al finalizar con dulces y café.

     Todos los cofrades agradecieron la visita y los internos la acogida; unos y otros hicieron notar la alegría de sus corazones en este encuentro en que no existían diferencias sociales; reconociendo la labor de la Iglesia mediante la Pastoral Penitenciaria. Curiosamente todos los presentes sin excepción contaron su experiencia, donde dolores y alegrías se acogían en el alma.

     Con abrazos nos despedimos, haciendo gala de la felicidad que nos embargaba y con promesas de vernos más cerca en el tiempo.

               CARTA A LOS AMIGOS DE LA COFRADÍA DEL CRISTO DEL PERDÓN

1.- Escribe tus impresiones sobre algunos momentos de la convivencia

–Ante todo agradecer a la Hermandad del Cristo del Perdón, por el gran día que nos han hecho pasar.

            Las visitas, han sido agradables y yo personalmente me quedo con la Iglesia de Cristo Rey, ver el mural central y me ha impactado y gustado mucho, por supuesto, la Esperanza y el Cristo del Perdón también.

— Lo que más me ha gustado es el trato que nos han tenido y no me han discriminado por ser una persona que por estar en prisión sea diferente

2.-Algunos sentimientos que has vivido

–Sobre los sentimientos que he sentido he de decir que el trato que he recibido ha sido muy bueno.

            He sentido un amor familiar, es como si formara parte de esta Hermandad. Me ha impactado que los jóvenes se interesaran y hablaran más que los adultos. He congeniado con un colega de motos, pero también con todos los demás

–Los sentimientos que más sensación me han causado ha sido el hablar de mis hijos y que todos hayan sentido, al igual que yo, que este sentimiento de compartir

3.-Consejos a quienes nos han recibido para mejorar

–Agradecerles la compañía y el trato recibido y decirles que todavía haya gente que comprenda y acepte nuestra situación

–Nada que mejorar, bueno, que sea más larga la salida  para poder disfrutar más de este día tan bonito que nos habéis dado.

CONVIVENCIA CON FAMILIA DON BOSCO

ÁLBUM DE FOTOS

            Me despierto por la mañana, con mucha ilusión y alegría por asistir a ésta salida y, cuando bajo de la habitación espero ansioso a que el funcionario nos llame para poder salir. Por fin llega el momento, me reúno en ingresos con el resto de compañeros y con D. Rafael.

            Salimos y allí nos esperan Pepe, Carmen y un educador de Don Bosco. Nos reciben de manera alegre y cariñosa y nos ponemos en marcha.

            Llegamos al bar donde D. José Luis nos espera con un desayuno espectacular, y nos recibe con todo el cariño del mundo. Después, de este genial desayuno con chocolate calentito, churros, tostadas, café, etc., nos dirigimos hacia Don Bosco y allí nos reciben como si fuéramos de su propia familia y me hacen sentir muy querido. Allí vemos una película que me emocionó muchísimo, ya que vimos, como Don Bosco ayudaba de manera incondicional a los chavales más desfavorecidos y les daba todo su amor y cariño hasta el punto de acompañarles hasta la muerte y, mostrando su confianza en ellos cuando nadie lo hacía y todo esto gracias a Dios, que nos guía en su camino y nos pone en contacto con personas maravillosas.

            Después de la película nos vamos a jugar al futbol, al campo de césped de la Universidad, con los chavales de Don Bosco, y allí me siento más libre que nunca y es como si volviera a ser un niño alegre y disfrutando de la vida junto a mis amigos. Fue una experiencia genial poder jugar ese partido de futbol tan especial.

            Seguidamente nos duchamos y nos dirigimos hacia el comedor donde nos esperan el resto de los educadores y más chavales dispuestos a compartir con nosotros una comida riquísima y un arroz muy bueno. Todo me supo a gloria. Después de comer y charlar con ellos y con los educadores llega el momento de compartir nuestras experiencias que hemos vivido para aconsejarles y que no acaben en prisión como nosotros. También ellos comparten sus experiencias con nosotros y se crea un vínculo muy especial, donde todos aprendemos de todos y se expresan sentimientos sinceros y llenos de vida y ganas de hacer las cosas bien.

            Después de este momento tan especial, nos esperaba una merienda muy dulce con tarta, pasteles, zumo, café, etc. En definitiva una supermerienda.

            Los educadores y los chavales nos agradecen que hayamos compartido nuestras experiencias con ellos y nosotros les agradecemos que nos hayan acogido como si fuéramos de su familia.

            Inevitablemente llega el momento de la despedida, pero me vuelvo a la prisión con muchas ganas de vivir y de disfrutar de la vida de una manera sana  y viviendo cada momento que Dios nos brinda para que seamos felices y ayudemos a los que más lo necesitan.

            Sólo me queda agradecer a esta espectacular familia que son los Educadores, chavales de Don Bosco, Pepe, Carmen, D. José Luis por haber hecho realidad este maravilloso día.

¡Gracias por todo!  Antonio Fernández

CARTA A LOS AMIGOS DE DON BOSCO

1.-Escribe tus impresiones sobre algunos momentos de la Convivencia que más te han gustado

–Me ha gustado la experiencia, ya que era mi primera salida. La charla que estuvo genial y la comida con todas las personas que componéis Don Bosco, me pareció muy buena

–El partido de futbol que me ha hecho disfrutar como un niño y a lo largo de la convivencia ya que nos habéis acogido como miembros de la familia y he podido conocer gente nueva y maravillosa

–El momento que más me han gustado ha sido cuando estuvimos todos juntos en la Parroquia

–La experiencia de poder darle consejos a los chavales ya que les hace falta y que se den cuenta que nosotros los cogimos tarde

–Hubo muchas cosas que me gustaron bastante, una fue jugar al futbolín con todos y al futbol que me lo pasé en grande. Y cuando estuvimos hablando de nuestras cosas y empatizamos ya que ellos nos contaros sus cosas y nosotros las nuestras a ellos

2.-Algunos sentimientos que has vivido en esta salida

 –Lo que he sentido es que ha sido muy gratificante ya que he recordado mi infancia y hoy por hoy pienso que hacéis una gran labor y eso es muy bonito saber que hay gente buena como todos vosotros de Don Bosco que estáis dispuestos a ayudarnos en todo lo que podéis

 –He sentido mucho amor por parte de todos los voluntarios y los chavales, y he sentido alegría de verme aceptado y valorado

 — El sentimiento que he sentida ha sido el verme reflejado cuando yo tenía esa edad y decirle a los chavales que hay que seguir adelante y que dejen a un lado todo lo malo y que si les ofrecen sepan decir no

–Me he sentido muy impactado con la situación familiar de los menores

–Sentí gran alegría, esperanza, libertad. Me he sentido acogido y arropado por ellos y también tristeza por el caso de alguno de ellos

3.-Consejos a quienes nos han recibido para mejorar en otras ocasiones

 –No sé qué más podéis hacer para ser mejores, simplemente que sigáis ayudando a la gente como lo estáis haciendo

–Aconsejo que hay que ser cada uno tal y7 como es. No hay que dejarse influenciar por nada malo y hacer las cosas desde el corazón. Poneros una meta en la vida y si nos equivocamos dejaros ayudar y aprender de nuestros errores y ver el lado positivo de las cosas malas.

–No sé qué más se puede hacer. Por este día que nos hicisteis pasar, gracias

–Que seamos uno mismo y valoremos lo que tenemos y apreciemos a los seres queridos y pedir ayuda cuando la necesitéis, ya que no vais a ser menos por pedirla

–Les aconsejaría que no se junten con gente conflictiva y tóxica y que eviten los lugares de riesgo y que cuando tengan la oportunidad de trabajar en lo que puedan, que lo hagan y se busquen su propio dinero sin tener que robarlo ni vender drogas

CONVIVENCIA CON EL GRUPO PARROQUIAL DE LA SAGRADA LANZADA

SALIDA PROGRAMADA CON EL GRUPO PARROQUIAL DE LA SAGRADA LANZADA – REINA DE LOS ÁNGELES, Y PASTORAL   PENITENCIARIA

ÁLBUM DE FOTOS

ÁLBUM DE FOTOS

       Día encapotado y lluvioso es el que nos acontecía esta mañana, tal día como un 18 de enero del nuevo año que acaba de irrumpir en nuestras vidas. Olvidemos los momentos menos buenos vividos el año anterior, para así dar rienda suelta a infinidad de sueños, ilusiones y proyectos por realizar. Vivamos momentos inolvidables que calen hondo en nuestro corazón, como siento que ha sido el día de hoy.

         Con una sonrisa de oreja a oreja bajábamos esta mañana mi compañero y gran amigo Matías y yo las escaleras que dan acceso al comedor del módulo 7. Con los nervios típicos de dos niños adolescentes, los minutos que transcurrían hasta que nos llamaron por megafonía, fueron lo más parecido a una eternidad. En el módulo de Ingresos nos esperaban 4 compañeros del módulo U.T.E., un compañero del módulo 3 y D. Manuel, funcionario del Centro Penitenciario. No había mas que ver las caras de mis compañeros cuando nos saludamos. Rostros de alegría, júbilo y enorme satisfacción en acorde a los momentos mágicos y maravillosos que estaban por llegar. Después del protocolo oficial de salida, en las puertas de la prisión, nos recogió un autobús que risa tras risa, broma tras broma, con comentarios alegres sobre lo que nos depararía el día, y con la libertad más preciada merodeando por nuestros cuerpos, llegábamos a nuestra querida Jaén rodeados de un mar de olivos, y el típico bullicio que nos enseña el despertar de nuestros paisanos llenos de vida y vitalidad.  En el centro de nuestra querida ciudad nos esperaba nuestra querida capellana de Pastoral Penitenciaria Sor Carmen, uno de los pilares fundamentales de Pastoral Penitenciaria. Persona totalmente entregada de forma desinteresada y altruista en la ayuda a la reinserción de las personas que están privadas de libertad con una lealtad y dedicación a su profesión digna de todo elogio y reconocimiento por todos la que la conocemos. Acompañados por nuestra querida y estimada capellana y D.Manuel nos dirigimos a la Calle Espartería a una cafetería para disfrutar de un delicioso desayuno,unos churros con chocolate que quitaban el sentio. Muy cariñosamente nos acogieron los miembros del Grupo Parroquial de la Sagrada Lanzada y Reina de los Ángeles, los cuales nos hicieron sentir desde el primer minuto que estábamos en familia. En el transcurso de la jornada nos demostraron fehacientemente con su generosidad, su saber estar en todo momento, y  su cariño mas humilde, que aunque en el pasado hayamos cometido errores, también tenemos derecho a una nueva oportunidad siendo dignamente uno mas en la sociedad que hoy vivimos. Acto seguido, y con la lluvia de un día de invierno como  testigo  nos adentramos en el casco antiguo de nuestra hermosa ciudad.  Presididos por Mari Carmen, una gran mujer y mejor persona si cabe, miembro de este Grupo Parroquial, nos hizo de guía enriqueciéndonos con su buen saber, trasladándonos por unas horas a la vida y vivencias de nuestros antepasados en este recorrido único por los rincones mas bellos e históricos de nuestro Jaén. Lugares como La Plaza de San Bartolomé, La Casa del miedo, Los caños, El arco de San Lorenzo, Los Baños Árabes, y para finalizar este cultural y maravilloso recorrido, acabamos visitando nuestra majestuosa Catedral, monumento histórico y mas emblemático de nuestro venerado Jaén. Sin lugar a la duda, recomiendo este recorrido único e inigualable vivido en primera persona, del cual acabé sorprendido muy gratamente, pues desconocía infinidad de cosas de la cultura y el patrimonio que posee como se le llama a nuestro querido  JÁEN, PARAISO INTERIOR.

         Para compartir con nosotros este humilde y gran Grupo Parroquial lo que es parte de sus vidas, al salir de la Catedral nos llevaron a conocer su parroquia de San Eufrasio y su venerada y preciosa Virgen de Los Ángeles. Después de unos emotivos rezos para pedir por todos nosotros y unas fotos junto esta virgen tan linda, y para colofón final nos llevaron a comer a su casa de hermandad. En esos momentos se nos unió D. José Luís Cejudo, Delegado de Pastoral Penitenciaria, persona humana y entrañable volcado totalmente durante casi toda su vida a las personas necesitadas, y ahora en estos años dedica gran parte de su tiempo haciendo mas llevadera la estancia en prisión a cientos de hermanos como el nos llama cariñosamente. Labor que desempeña con total dedicación y entrega estando ahí cuando se le necesita. Destacar la familiaridad que se respiró durante toda la comida, disfrutando de unos exquisitos entremeses preparados con gran esmero y cariño. Una gran paella y unos ricos dulces acompañados por un café casero ponían final a una velada, donde en todo momento fuimos atendidos y tratados como si fuéramos uno más en su familia.

         Como despedida a un día mágico e inolvidable, no podía faltar la típica reunión de amigos donde cada uno expresaba libremente sus necesidades, carencias, anhelos, vivencias familiares, relación con los hijos etc. Se creo tal clima de confianza a lo largo del día entre todos nosotros, que a   ninguno de los allí presentes nos importó desnudar nuestra alma para que así florecieran los sentimientos más puros recubiertos con total honestidad. No hay duda alguna que cuando te sientes rodeado de personas que te dan todo lo que son, tanto espiritualmente como afectivamente sin conocerte de nada, no hay algo más gratificante para el alma y el corazón. Algo que también nos sorprendió y nos emocionó gratamente fue una carta que nos leyó María, miembro del Grupo Parroquial. Una carta colmada de buenos sentimientos dedicada a todos los que estábamos allí reunidos. Un acto de generosidad por su buen hacer en reconocimiento a la labor tan humana que desempeña nuestra querida y estimada Pastoral Penitenciaria.

         Para finalizar la jornada cargada de intensas emociones vividas, este impresionante Grupo Parroquial nos obsequió con unos bellos libros de su hermandad, una agenda, y unos almanaques con la imagen de su única e irremplazable Virgen de los Ángeles.

         Como despedía a esta crónica sobre la salida programada organizada el 18 de enero de 2020 por Pastoral Penitenciaria conjuntamente con nuestros queridos hermanos y amigos del Grupo Parroquial de la Sagrada Lanzada y Virgen de los Ángeles, vivida en primera persona, no tengo más que palabras de agradecimiento a Pastoral Penitenciaria por la oportunidad que se nos brinda en estas salidas programadas. En ellas tenemos la confianza plena de su maravilloso equipo de voluntarios, que de forma total y altruista se quitan  tiempo de ellos mismos, nos acompañan siempre que pueden para así ayudarnos a crecer como persona, ofreciéndonos un nuevo estilo de vida, nuevos valores que en un futuro próximo, podamos ofrecer a todas las personas que nos rodean, y muy especialmente a nuestros seres queridos.

                            Solamente me queda decir   . . .       GRACIAS

                                        Jaén a 18 de enero de 2020

Javier Sánchez Delgado


 

Carta a los amigos que nos recibieron en la visita cultural del 18/Enero/2020 de la Hermandad de la Sagrada Lanzada

1.-Escribe tus impresiones sobre algunos momentos de la Convivencia que más te han gustado

–Mi primera impresión comenzó en el desayuno con los miembros de la Hermandad de la Sagrada Lanzada que nos brindaron esta salida tan bonita y tan informativa sobre nuestro patrimonio cultural y que fue muy interesante.

Nos acogieron muy bien presentándose muy educadamente y, la verdad, no se notó que éramos internos.

Estuvimos por el casco antiguo de Jaén y ha sido la primera vez que he vivido esta experiencia y que no sabía que había ese patrimonio tan antiguo que hay en nuestra capital: Los baños árabes que están debajo de un palacio, con sus numerosas salas y su magnífico mirador;  el Arco de San Lorenzo y el relato de la casa del miedo y la Catedral tan impresionante con su coro de madera

–La acogida fue como si fuesen de mi familia y me sentí como en mi casa y me impresionó el gran desayuno con Dña. Carmen y esos churros que con tanto amor te sientan genial

–El momento del desayuno, cuando comenzaron a venir y  cuando comenzamos la Convivencia lo bien que nos acogieron, como su hubiera una amistad de toda la vida

Lo bien que nos explicaba Mª Carmen todas las anécdotas por los sitios que íbamos pasando. Nos explicaba lo que significaba cada sala de los Baños árabes y después de ver todos los museos, subimos a la terraza donde se ven unas vistas increíbles. Igualmente me gustó el Arco de San Lorenzo y la Catedral

2.-Algunos sentimientos que has vivido en esta salida

–Durante todo el día me sentí muy arropado y querido por los miembros de la Hermandad.

La comida y la merienda se desarrollaron en un ambiente muy familiar

–Me gustó cuando los compañeros hablaron de sus hijos

Me entristeció el saber que estaba tan cerca de mi madre y mis hijos y no poder verlos. Tengo un hijo de 11 años que cree que estoy trabajando en Francia y que llevo 2 años sin verlo, pero si supiera que estoy aquí lo destrozaría.

Me gustó cuando después de la merienda compartimos opiniones y lo a gusto que me encontré

3.-Consejos a quienes nos han recibido  para mejorar en otras ocasiones

–No cambiaría nada. Para mí, todo fue genial y aunque todas las salidas son diferentes, siempre aprendes algo y siempre hay sentimientos diferentes y nuevos.

La acogida no pudo ser mejor. La pueden igualar pero mejorarla lo veo muy difícil

–Se portaron muy bien como si fuéramos familia que sigan como lo están haciendo, que lo hacen perfect