Monthly Archives: mayo 2019

CONVIVENCIA EN ÚBEDA

ÁLBUM DE FOTOS

El pasado 18, sábado, un grupo de fantásticos jóvenes nos recibieron y acompañaron en Úbeda. Visitamos, siempre con buenos guías, la iglesia de El Salvador, en la basílica de Santa María, muy bien explicada por el párroco, don Juan Raya, en el convento de los Carmelitas, un religioso nos introdujo en la grandeza de la vida de San Juan de la Cruz, que también estuvo encarcelado algún tiempo, aquí nos invitaron a unos refrescos. La tarde fue espléndida: juegos, comida, eucaristía… espléndido todo.
La frase que hemos puesto en la cabecera de esta comentario es un frase de San Juan de la Cruz; tanto impresionó a uno de los internos que exclamó: “Esa frase me la tatúo yo”.
….
CARTAS A QUIENES NOS HAN RECIBIDO EN LA CONVIVENCIA DE ÚBEDA
..

            Desde el primer minuto, lo que sentí fue una paz y una tranquilidad de la que me había olvidado y que pude sentir, ya que en los últimos 10 meses no lo he pasado nada bien.

            Pero esas personas que no conocía de nada y no había visto en mi vida; bueno, no todos, porque a los de Pastoral les considero de mi familia.

             Me han hecho muy feliz y vivo esos momentos como si los viviese con mis seres más queridos

             Os doy las gracias por vivir vuestra vida de la forma en la que, lo más importante, somos las personas que tenéis a vuestro alrededor. Sólo puedo daros las gracias

            P.D.: Donde no hay amor, pon amor y recibirás amor. Gracias

Enrique

            Me emocionó cuando nos recibieron como si nos conociésemos de toda la vida, aunque yo las conocía de vista. Fue un momento muy agradable y acogedor para todos

            Me he sentido libre con ellos y se me ha olvidado, en todo momento, de donde venía. He sentido el cariño que nos han dado en todo momento, todos y todas ha sido impresionante; me he sentido que estaba con mi familia y el día tan feliz que me han hecho pasar

            Os pido que sigáis haciendo esta labor no sólo con nosotros, sino con todos los que la necesitan y que sé que la estáis haciendo porque tenéis un corazón muy grande y que lo hacéis sin pedir nada a cambio

Fidel de la Cruz

            Me ha impresionado el recibimiento que hemos tenido ya que nos ha acogido con mucho cariño; me he sentido querido e importante por un día

            Me ha encantado todo lo que hemos estado viendo y la historia de cada cosa. Hemos jugado al futbol y a juegos variados. La verdad es que no puedo describir cómo me siento, estoy muy feliz.

            Son una gente muy cariñosa. Nos han dado todo su cariño y tengo muchas ganas de que vengan al Centro y poder pasar con ellos un día como el que tuvimos allí

            Me han hecho olvidar, por un día, que estoy preso y estoy muy contento. Mi consejo es que no cambien, que son grandísimas personas y que me ha encantado su manera de recibirnos. Espero que podáis venir a vernos.

            Gracias D. José Luis por apostar por mí y sacarme en esta salida que me ha encantado e impresionado de todo lo visto y vivido.

Salvador

            Me ha encantado cómo nos han tratado, lo buenas personas que son y lo pendientes que estaban de nosotros. He tenido sentimientos de amor, alegría, tranquilidad y armonía

            No cambiéis nunca, sois unas grandes personas

Antonio Domingo

 

CONVIVENCIA EN HUELMA

ÁLBUM DE FOTOS

Todo el equipo de Cáritas, quiere expresar su agradecimiento por la valiosa aportación a todos los internos, Pastoral Penitenciaria de Jaén y a todas las personas que han contribuido, de diferentes maneras a la estupenda y fabulosa convivencia de Huelma.

Para nosotros fue todo un placer y una ayuda imprescindible contar con vuestra presencia, fortaleciéndonos y aumentando la confianza mutua.

Ese miedo a lo desconocido, a los internos, a nuestras propias reacciones cuando sabes que estás ante gente que ha cometido delitos, a meter la pata en comentarios con ellos, a ese miedo… Solo unos minutos bastaron para que ese miedo desapareciera, sufrimos una transformación donde el miedo desapareció, solo bastó mirar a los ojos de esas personas, que son lo mas amables y educados posibles,  que, por circunstancias de la vida, están al otro lado y que nadie se está preparado para vivir con privación de libertad A veces la mala suerte de las circunstancias que se ha tenido te tuercen la vida. No es que seamos unos buenos y otros malos. Lo cierto que ahí dentro hay personas, con opiniones iguales que las nuestras. Les duele igual que a nosotros, la familia. No hay tanta diferencia, salvo que ellos están a un lado y nosotros a otro.

Dios se hizo visible en cada uno de nosotros ese día. Una experiencia de compartir entre hermanos que se sienten verdaderamente iguales, muy agradecidos por la experiencia, por haber podido dar tan poco y por aprender y recibir tanto, con “los de dentro” y con “los de fuera”. Un abrazo de Cáritas Parroquial de Huelma y de todas aquellas personas que colaboraron en ese gran día.”

 

CARTA A QUIENES NOS HAN RECIBIDO EN LA CONVIVENCIA DE HUELMA – ABRIL 2019

 

La verdad que esta convivencia ha sido muy especial, ya que desde el primer momento nos han acogido con mucho cariño y cercanía y en ningún momento me he sentido juzgado por venir de prisión. Nos han acogido como si fuéramos de su familia.

Me he sentido querido por gente que ha puesto todo su empeño para que disfrutemos de un día muy bonito

Uno de los momentos más emotivos ha sido cuando habló el hermano mayor de los Sanjuaneros “los verdes”, cuando nos sentamos en círculo para comentar algunas cosas y nos han demostrado que hay gente buena y de corazón

Me he quedado con ganas de volver, porque ha sido un día espectacular con una gente cercana y buena que nos ha enseñado su pueblo y han compartido su comida con nosotros para que disfrutemos

También me he sentido afortunado de haber conocido gente con tan buenas intenciones y que son muy cercanas y familiares. El único consejo que yo les puedo dar es QUE NO CAMBIEN NUNCA porque son gente que merece la pena conocer.

Antonio

Para mí personalmente compartir la convivencia ha sido un día inolvidable que creo que jamás me olvidaré, por el motivo de que, gracias a ese día y a la maravillosa gente de Huelma con la compartimos ese día y ese momento de convivencia, me hicieron sentir feliz. Sentí mucha paz y mucho cariño por parte de ellos y son sentimientos que, a día de hoy, sólo los tengo una vez y un solo día al mes

Me afloraron esos sentimientos a los que antes no les daba importancia y que hoy les doy y por eso me hicieron sentir mucha añoranza recordando en todos esos momentos que me he perdido de mi familia, la que a pesar de la realidad que estamos viviendo tanto mi familia como yo mismo, me siguen apoyando desde el primer día.

También me hicieron sentirme agradecido por la manera que tuvieron d recibirnos y de tratarnos a pesar de saber de dónde veníamos. Para mí fue muy grata la sorpresa el ver su reacción tan maravillosa hacia nosotros, sin dejarse llevar de prejuicios que puede tener la sociedad hacia la gente que, por alguna circunstancia, pasamos y salimos de la prisión.

Esto me ha servido mucho para reforzar algunos valores que he ido aprendiendo en la prisión como por ejemplo valoran los detalles más insignificantes como el “que aproveche” antes de comer, o “te deseo lo mejor”, o “ha sido un placer haberte conocido” a la hora de despedirnos. Son cosas que muestran respeto hacia las personas

Lo que más me gustó fue justamente el rato que pasado diciendo lo que había sido para nosotros ese día porque me hace recordar aquellos momentos en los que me sentaba con mi familia y hablábamos de nosotros (momentos que hace mucho tiempo que no tengo) y que pensaba que no los tendría más. Ahora sé que es una de las cosas que pienso hacer más a menudo el día de mi libertad, porque creo que ese rato no tiene precio en la vida cuando lo pasas con la familia

Espero poder asistir a más salidas junto a ustedes, voluntarios y Pastoral Penitenciaria. Pienso de corazón que el trabajo que hacéis por nosotros para hacer que, aunque sólo sea por un día y por un rato, nos olvidemos de la realidad que vivimos aquí dentro día a día y sin recibir nada a cambio, es algo digno y por eso quiero daros toda mi gratitud y desearos, de todo corazón, lo mejor para todos. Un abrazo 

David