Monthly Archives: diciembre 2018

BENDICIÓN DE BELENES

ÁLBUM DE FOTOS

ÁLBUM DE FOTOS

Como los años anteriores, el Sr. Obispo pasó toda la mañana del 24 con los internos del C.P. para bendecir los belenes que los internos habían montadoDesde el principio hasta el final lo acompañaron la Subdirectora de Tratamiento, El Jefe de Servicios y una funcionaria, juntamente con los capellanes y un grupo de voluntarios.la visita comenzaba con el saludo personal del Obispo a cada interno, un representante del módulo le dirigía unas palabras a las que el Sr. Obispo contestaba con una referencia al motivo de la visita, otro interno le entregaba el Niño Jesús para que lo bendijera y colocara el el portal, rezábamos el Padre Nuestro y se terminaba con un villancico.

Fue una mañana llena de momentos de emotividad, espontaneidad, calor humano. Agradecemos a don Amadeo las horas que pasó con nosotros, lo mismo al equipo directivo que nos acompañó desde la primera visita al módulo de Enfermería hasta la última al módulo de Ingresos.En nombre del los voluntarios, los capellanes del C.P. os deseamos a todos los que habéis entrado en esta página FELIZ NAVIDAD y os pedimos que no os olvidéis de los que están pasando estos días allí dentro”

CONVIVENCIA DE NAVIDAD

ÁLBUM DE FOTOS

ÁLBUM DE FOTOS

El pasado 16, 3º domingo de Adviento, la Delegación de Pastoral Penitenciaria celebro un Convivencia de la Familia compuesta por Internos y Voluntarios.

El día comenzó felicitando al Sr. Obispo  en la sacristía de la Catedral, después de oficiar la misa de bendición de belenes. Un interno, en nombre de todos, leyó unas palabras:

“En nombre de todos los internos aprovecho el momento para felicitarle tanto a usted como a su hermana, para que disfruten en paz y armonía de estos días tan entrañables que se avecinan…

Para nosotros, los internos, quizá no sean días que vivamos con la misma alegría y le mismo entusiasmo que las personas que no están privadas de libertad…

Para finalizar, felicitarle por la labor que desempeña y el cariño que nos muestra siempre que se le brinda ocasión para reencontrarnos”.

Después nos fuimos a celebrar UNA COMIDA de familia en un restaurante de los alrededores de Jaén.

Y terminamos visitando a las HERMANAS CLARISAS; nos presentamos todos y se presentaron ellas; ciertamente este fue el acto más impactante para nosotros: ¡ellas voluntariamente permanecen 5, 6, 55 años detrás de las rejas!

Alguno, sin poderse contener, exclamó: “No encuentro la palabra que pueda expresar el sentimiento de admiración que siento ahora mismo ante lo que estoy viendo y oyendo”.

Nos invitaron a unos mantecados y refrescos, en una papeleta cada uno escribió una intención para que las presente al Señor en sus oraciones; pasamos a ver el belén que lo habían adelantado para que lo viéramos nosotros y terminamos rezando nosotros junto  las rejas del coro un Padre Nuestro por ellas.

Volvíamos al Centro felices de haber pasado, adelantado la Navidad, UN DÍA EN FAMILIA

CONVIVENCIA CON LA SAFA DE ÚBEDA

RESPONDIENDO A LA LLAMADA DEL AMOR

ÁLBUM DE FOTOS

El pasado 1º de diciembre celebramos el undécimo encuentro de internos del C.P. de Jaén con el voluntariado de SAFA (Úbeda)

La primera frase con que nos recibieron fue: “HABÉIS RECIBIDO UNA LLAMADA DE AMOR”. Y efectivamente en ese clima se desarrolló todo el día.

Desde el tiempo que se pasaron esperándonos en la puerta de SAFA, el abrazo primero que nos dieron a “desconocidos”, el juego de la madeja de lana para integrarnos con ellos, el partido de futbol (no SAFA vs C.P.) sino todos mezclados, la comida preparada por cada uno de ellos con superabundancia, los cantos y bailes posteriores y la puesta en común de nuestros sentimientos con total confianza… hasta los abrazos finales antes de tomar el bus. TODO el día fue un derroche de amor de los voluntarios de SAFA hacia nosotros. Nos sentimos envueltos en amor durante todo el “corto día”, 1º de diciembre.

Salíamos del Centro con un poco de “respeto” a cómo seríamos recibidos y tratados, aunque los que ya habían pasado por esta experiencia, nos aseguraban la calurosa acogida que nos darían, pero para los que íbamos por primera vez siempre quedaba una “cosilla” en el estómago.

El estómago vacío, pues no nos dio tiempo a desayunar en “casa”, se nos llenó en la parada en Baeza: churros, tostadas, zumos de naranja, café, chocolate… Con este desayuno el estómago se empezó a serenar.

Al parar en SAFA, desde el interior del bus vimos un grupo muy grande de jóvenes que nos esperaban. Nada más bajarnos empezaron a abrazarnos y nos quitaron el reparo que podíamos tener y así todo el día.

A uno de nosotros, que celebraba su cumpleaños (27) le prepararon un canto con la tarta, las velas y algunos regalos, una gran fiesta de alegría sin complejos.

Las fotos y videos no pueden recoger todo lo que allí se vivió, pero te pueden dar una idea. Repásalas.

Y lee los comentarios de los internos que participaron.