Monthly Archives: junio 2018

CONFIRMACIONES EN EL CENTRO PENITENCIARIO

   CARTA DE ENCARNITA

ÁLBUM DE FOTOS

El pasado 25 de junio el Sr. Obispo administró un año más los sacramentos de iniciación  en la prisión de Jaén. Dos solicitaron el Bautismo, uno recibió por primera vez la Eucaristía, en total fueron 26 los que recibieron la Confirmación

En esta ocasión recibieron el sacramento 26 internos, de ellos 2 recibieron también el bautismo y la comunión. Los confirmados provienen de diversos pueblos de la provincia (Torrequebradilla, Úbeda, Ibros, Arquillos, Alcaudete, Villacarrillo, Andujar, Navas de San Juan, Torredelcampo, Alcalá la Real, Torreperogil) y de parroquias de la ciudad de Jaén; otros provienen de Málaga, Granada, Valencia, Guipuzcoa, Barcelona, Córdoba, incluso uno había nacido y bautizado en Colombia.

Una pareja de confirmados celebraba el mes de su matrimonio

La celebración comenzó con el canto al Espíritu Santo y a continuación el Sr. Obispo invitó a los que se iban a bautizar, que esperaban fuera de la capilla, a unirse a asamblea; después de preguntarles por su deseos de recibir la fe, pidió un aplauso para ellos y ocuparon el lugar que se les tenía reservado para ellos.

Los reunidos, excepto ellos, confesamos nuestra fe y después se les invitó a adherirse de corazón a la fe los “mayores”.

Al terminar la celebración todos se acercaron a agradecer al Sr. Obispo su presencia y a despedirlo. La fiesta de los padrinos y confirmados continuó hasta la hora de volver a los módulos para la comida.

Demos gracias a Dios por el derroche de sus dones en este lugar periférico de la sociedad, pero que para Él y para la Iglesia de Jaén ocupa del centro del corazón.

CARTA LEIDA POR ENCARNITA EN LAS CONFIRMACIONES

Jaén, 25 de junio de 2018

CONFIRMACIONES EN EL CENTRO PENITENCIARIO DE JAÉN

Sr. Obispo y queridos sacerdotes:

Dedico esta carta con inmenso amor a todos, a mi grupo de mujeres a quienes considero mi familia. Son muchos los años que llevo entrando en este centro. Cristo me entregó una invitación permanente a la gracia, sin nada a cambio. No existe fecha tope de tiempo para aceptar tal invitación. Solo existen ventajas. No existen condiciones, solo perdón. Sí que hay una exigencia: Cristo mismo.

Pero Él no quiere forzar nuestra libertad para elegirle. No olvidemos que la fe del cristiano, para que no se seque y, en cambio, florezca, necesita un injerto del madero de la Cruz. El único fruto que nace sin ser sembrado es el amor.

La constancia de la gota en una caverna forma la estalactita y la estalagmita. La constancia de la abeja fabrica el riquísimo manjar de la miel. La perseverancia en lo ordinario, en los minutos sencillos, transforma al hombre en santo. La perseverancia implica esfuerzo, tesón, voluntad; pero no dejes que la tristeza gane terreno: atiende los rostros insatisfechos, agobiados, trastornados y desconsolados; procura irradiar alegría y que ella sea como el sol de tu vida que brilla para todos.

En nuestro grupo hemos llorado, hemos reído, hemos reconocido nuestros errores con humildad y sencillez, teniendo en cuenta que los errores también pueden ser una oportunidad de encuentro con los demás, con tu familia, que también es un encuentro con Dios, con la actitud del Hijo Pródigo.

El hombre puede estar preso y poseído por sus rutinas, sus costumbres, su cultura,… En el silencio uno puede esperar la visita de Dios que llega a liberar. El silencio es nuestra gran liberación.

Para triunfar primero recuerda que eres un ser humano, no un ángel, ni una bestia. Descubre así la maravilla de lo que significa el ser humano, la maravilla de lo que representa ser hombre o mujer, con sus grandezas y límites, cual vasija de barro en manos del alfarero. Tú tienes un pasado, un presente y un futuro: el pasado, ámalo; el presente, vívelo; y el futuro, prepáralo.

Os felicito a todos por este hermoso e inolvidable día, pidiéndole a Dios que el amor sea el principio de la vida nueva en Cristo, siendo posible porque vais a recibir la fuerza del Espíritu Santo. Gracias a Él los hijos de Dios podemos dar el fruto de la caridad, la alegría, paz, bondad…

No olvidéis que somos obreros de la Viña del Señor y nuestra tarea principal es la evangelización. Para conseguirlo tenemos que luchar sin ningún tipo de violencia, pero empleando las poderosas armas del amor para conseguir llevar a Cristo donde vayamos, actuando con valentía y sin miedo, como hicieron los Apóstoles.

Un abrazo y muchas felicidades.

Encarnita Albarracín 

 

 

 

CONVIVENCIA CON LOS VOLUNTARIOS

ÁLBUM DE FOTOS

CARTA DE UN INTERNO QUE SALE EN LIBERTAD

DEDICADA A TODO EL GRUPO DE PASTORAL PENITENCIARIA

Hola a todas y todos los presentes que estáis hoy aquí con nosotros.

En primer lugar quiero daros las gracias por las personas tan maravillosas que sois por tener ese corazón tan grande dispuesto a todo.

Quiero que sepáis que mi entrada en prisión cambió mi vida por completo y no para peor sino para mejor superándome cada día y todo esto os lo debo a todos y todas los que estáis aquí, por la ayuda tan grande que me habéis dado, por todos los consejos, por todos los cursos que he hecho y por quitaros vuestro tiempo para ayudarnos a cambiar sin recibir nada a cambio.

Para mi es algo muy especial ver que hay gente tan maravillosa en un espacio tan bonito como la UTE dispuestos a luchar para ayudarnos, quitando vuestro tiempo libre, contándoos el dinero y, sin recibir nada a cambio; para mí es una de las cosas mas grandes que me llevo de aquí.

Yo, cuando entré en prisión no apostaba nadie por mi, ni siquiera yo apostaba en un cambio para mejor. Yo era una persona que no me conocía. Me desvaloraba, me sentía un fracasado, un desgraciado; nada tenía sentido para mí. Me deseaba lo peor y cuando entré en prisión y me ofrecieron la UTE yo no sabía los que era eso.

Todo era nuevo para mí, no me conocía por dentro ni conocía mis emociones, era todo muy raro y me costaba mucho entenderlo todo.

Una cosa que nunca se me va a olvidar es que un día si y otro también venía D. José Luis a verme y llamaba a mi familia. Tenía mucha preocupación por mí y, ahí fue cuando me entró cierta curiosidad y comencé a ver un poco de luz. Y empezó a ofrecerme cursos como el de Habilidades Sociales, Conflictos en pareja, Autoestima, Autocontrol, Alcoholismo, Drogodependencias, Conflictos en familia; y, sobre todo, la Misa de todos los domingos

Empecé a hacer estos cursos y a valorar hasta el más mínimo detalle y empecé a tomar conciencia de la vida que había llevado; de todo el daño que había hecho y causado a mi familia y a mis seres queridos y a personas que nada me habían hecho por causa de mi problema con las drogas.

Comencé a ver la realidad. Al principio me costaba mucho aceptarlo: Cuando dejé de consumir y dejé el tratamiento que traía de fuera, empecé a tener muchos altibajos que llevaron a tener depresión y más cuando veía a mi familia sufriendo por mi culpa y por la vida que les había dado.

Gracias a todos los que estáis aquí, voluntarios y compañeros, me ayudasteis a agarrarme a la vida y, me cueste lo que me cueste, ya no me suelto. Por eso os escribo esta carta ya que muy pronto llega mi libertad después de cinco años y quiero aprovechar que estáis aquí todos los voluntarios de Pastoral con nosotros y os vuelvo a decir una y mil veces que muchísimas gracias por el trabajo que habéis hecho conmigo.

Ahora sí me siento una persona muy buena dispuesta a ayudar a todos. Me siento feliz cada día que sale el sol. Me siento más orgulloso de la persona que soy ahora. Que me valoro más que llevo seis años sin consumir drogas y cuatro años y medio que dejé de fumar y, lo más importante, conociéndome cada más como persona e identificando cada una de mis emociones y todo esto gracias al trabajo que hacéis con nosotros.

Yo sé que  no es fácil, que hay muchas personas que no creen en un cambio o  yo que le cuesta mucho hacerlo, pero, lo que sí os digo y os lo pido por favor que sigáis así ayudando a personas como yo que os lo van a agradecer toda la vida y que es posible cambiar

Y yo, al día de hoy 11 de junio de 2018 puedo decir que no estoy orgulloso de todo lo que he hecho y me avergüenzo cada día cuando pienso en todo el daño causado. Pero sí me siento muy afortunado de haberos conocido a todos y estoy contento de haber pasado por donde he pasado porque a mí, entrar en prisión y conoceros, me ha devuelto la vida

Muchísimas gracias a  todos por haberme devuelto la FELICIDAD.

CONVIVENCIA EN MANCHA REAL

ÁLBUM DE FOTOS

CARTA A QUIENES NOS HAN RECIBIDO EN MANCHA REAL   Sábado 9 de mayo de 2018

Francisco Javier: Me llevo muy buena impresión de todo, en especial el recibimiento a la llegada, la gente nos recibió sonrientes y muy alegres. Me sentí muy cómodo rodeado de tanta gente maravillosa, parecíamos una gran familia

Los sentimientos que sentí fueron de alegrías, fraternidad, tranquilidad rodeado de un ambiente muy positivo, me quedo con la labor de lapersona que nos preparó el desayuno. Para mí fue un gesto de humildad y de entrega que se levantara a las 5 de la madrugada para prepararnos un grandioso desayuno.

También todas las personas que colaboraron en hacernos la comida y de acompañarnos. Disfruté mucho ese día.

Dar las gracias a esas buenas personas por todo. Me he sentido muy cómodo siempre atentos, sonrientes como si nos conociéramos de siempre

También he estado con personas que he tenido el placer de conocer aquí, Fina, Isabel, Lourdes, Pedro Cristóbal, don. José Luis y el funcionario D. Francisco que me alegra el corazón el haber compartido el día con todos ellos

Espero que sigáis repartiendo sonrisas y felicidad por muchos años. Para mí, todos vosotros tenéis en cielo ganado por hacernos sentir libres y felices

David: Nos sentimos muy cómodos con ellos y eran muy atentos con nosotros. Disfruté de un gran día gracias a personas que ni conocía ni me conocían y que nos dieron un gran calor al acogernos y muy generosos y atentos con nosotros

Nos recibieron con mucho cariño y fueron muy amables con nosotros

No se me ocurre dr consejos porque fueron fenómenos. Me gustó algo menos que visitamos muchas Iglesias. Podía haber sido un poco más variado. Gracias por todo

José Miguel: Solo decirles que tienen un corazón enorme y que sigan así porque ese camino es el camino bueno y que gracias a todos ellos pasamos un día inolvidable y en el que hemos conocido a mucha gente buena. Muchas gracias

El llegar y encontrarme tanta gente que nos esperaban, llenos de alegría y felicidad, dispuestos a perder un día de descanso por estar con nosotros y dejar a sus familias, a nosotros que nos conocen de nada y nos han tratado como si fuéramos uno más de la familia

Por un día, me he sentido acogido y nos han hecho desconectar del camino tan largo que llevamos recorrido. Me han dado mucho cariño