CONVIVENCIA EN LINARES

ÁLBUM DE FOTOS

   Con un sol espléndido y una temperatura agradable, partimos del Centro,   domingo catorce de mayo.

   Antes de subir al autobús nos saludamos: funcionario, chicos y voluntarios; con nuestros abrazos y miradas se veía que estábamos dispuestos a pasar una jornada felices en familia.

   Nuestro rumbo era la ciudad vecina de Linares, donde seríamos acogidos por la Asociación teresiana A.C.I. Durante el trayecto recordamos un poco la historia de la íbero-romana Castulo y la árabe Luna Luna Arae. Pero sobretodo de la población, ese mundo minero que tanto explendor y riqueza dio a la ciudad de Linares, a costa de un trabajo duro y de vidas perdidas; así conociendo a nuestros hermanos y su idiosincrasia, veíamos, que podemos amarlos más.
   
   En el Paseo de Linarejos nos recibió un grupo de encantadoras personas, que ya para comenzar, nos ofrecieron un rico chocolate con churros; después de una cálida acogida y presentación del programa dominguero.
   
   Visitamos varios pozos mineros, tras una agradable caminata, con sus bellas y esbeltas chimeneas, que nos evocaban la riqueza de esta zona minera. Pero poco hubiésemos comprendido al contemplar esas piedras centenarias, a no ser por los magníficos y técnicos comentarios de un apasionado y  docto cicerone, hijo de minero que nos sumergió en un mundo desconocido para nosotros, incluso llegando  a recorrer una galería romana.
   
   Volvimos a Linares donde nos agasajaron con una comida apetitosa y unas tartas caseras, que hablaban del Amor con el que acogían a unos hermanos;  tras el café, teníamos un momento de comunión.
   –A.C.I. se presenta a los chicos y comunión personal.
   –Me he sentido como en familia, desde que llegamos sentí vuestro amor.
   –Gracias por vuestra acogida que nos hace pasar un día de familia, olvidándome del resto.
  –Tras estos encuentros con la Pastoral P. nos sentimos Iglesia que se abre a construir la familia de los hijos de Dios.
   –Con este amor entre unos y otros nos sentimos personas sin diferencia-
 –Admiro la humildad de estos chicos que se abren libremente a contar su experiencia desde el corazón.
 –Pediré a Dios que cuando salgáis encontréis una vida nueva para no volver al Centro.
  –Mis padres son buenos cristianos y así me educaron, pero durante un tiempo todo me pareció una tontería,a mi madre con          mis indirectas e ironía se lo hacía pasar mal. En el Centro y al      contacto con la Pastoral Penitenciaria, he vuelto a sentir el        Amor de Dios.
   –Doy gracias a Dios por este encuentro que nos ha unido y me hace sentirme padre de vosotros.
   Después se celebró la Santa Misa, realmente Jesús estaba entre nosotros que nos mostraba al Padre. Una Misa en donde          ofrecíamos nuestros dolores y alegrías como Iglesia viva.
   –!Ojalá! sintiese en todas las Eucaristías lo que he sentido hoy.
   La despedida, abrazos y alegría con el propósito y la oración de volver a encontrarnos un día en plena libertad.

IMPRESIONES DE QUIEN PARTICIPA POR PRIMERA VEZ EN UNA CONVIVENCIA

Lo primero darle las GRACIAS a DIOS, por el día tan bueno que hemos pasado todos: compañeros voluntarios de la Pastoral Penitenciaria, personas que nos han acogido muy, muy bien y los internos.

Para mi ha sido de todo corazón, un ” auténtico regalazo ” del Cielo, compartir ésta mi primera salida con los internos.

Desde primera hora del día, se  palpaba un ambiente muy bueno, que iba creciendo conforme pasaba el día y aumentaba el calor. Igualmente muy buenas  e ilustrativas, todas las explicaciones del guía.

! Qué decir del buen ambiente que se respiraba en la comida y qué rico todo ! 

Y para rematar la faena, un rato de tertulia que ha venido muy bien para escucharnos y ” conocernos” un poco mejor y para llegar un poquito más tranquilos al momento culmen del día: la Santa Misa. ¡ qué bonitas las canciones, y los ” mensajes” de Pepe!  No se me podía olvidar felicitar de nuevo a los compañeros de Pastoral, que celebraban su 40° aniversario de bodas.

En fin, daros las GRACIAS a todos por compartir ésta mi primera salida con la Pastoral Penitenciaria, sobre todo a los que la han hecho posible y por supuesto para mi, a los ” protagonistas ” de todos esto: los internos.

Un abrazo muy, muy grande para todos y QUE DIOS OS BENDIGA.