BENDICIONES DE BELENES EN EL C.PENITENCIARIO

Album de fotos

Album de fotos

Como viene sucediendo cada Navidad, el Sr. Obispo pasó gran parte de la mañana del día 24 de diciembre con los internos del Centro Penitenciario de Jaén para bendecir los belenes instalados en diferentes módulos.

Durante toda la visita fue acompañado por un funcionario en nombre de la dirección del Centro, por los funcionarios de cada módulo, por los capellanes y por numerosos voluntarios de la Delegación de Pastoral Penitenciaria.

En cada módulo, después de unas palabras de bienvenida por parte de un interno, se procedía a la bendición del belén, acompañada por emotivas y sencillas palabras del Sr. Obispo y por cantos y plegarias de los internos. El acto se terminaba recitando con las manos unidas el “Padre Nuestro”.

En todos los módulos querían retenerlo más tiempo, todos se le acercaban con respeto y afecto, le presentaban intenciones para que rezara por ellas, también él nos encargó a los presentes que rezáramos por el caso de un chico que lo había visitado recientemente; ayer mismo un interno del módulo 2 me preguntó si sabía algo de ese muchacho porque él rezaba todos los días por esa intención que nos encomendó el Sr. Obispo

Los internos le habían preparado algunos regalos hechos por ellos mismos en los talleres de manualidades: pergaminos, poesías, arbolitos de cobre…

Un interno de Colombia le explicó la costumbre que tienen en su país de no colocar al Niño Jesús hasta la noche del 24 y pidió al Sr. Obispo que fuese él quien colocará al Niño en el portal de su módulo.

Otro interno de Paquistán, musulmán, lo felicitó por la acogida que ofrece a todos sin distinción del país o la religión a la que pertenecen.

Ha sido una ocasión para escuchar a nuestro Obispo cantar villancicos, acompañarlos con palmas, contarnos recuerdos personales, abrazar a “encarcelados”, verlo, como lo que es, padre y pastor de todos, también de quienes padecen este tipo de marginación.

Gracias, don Ramón