NAVIDADES EN EL C. PENITENCIARIO

BELENES REALIZADOS POR LOS INTERNOS

[imagebrowser id=19]

BENDICIONES DE LOS BELENES

[imagebrowser id=17]

FIESTAS DE LOS TALLERES

[imagebrowser id=18]

– EL CUENTO DE NAVIDAD (original de un interno del módulo 3, leído durante la bendición del Belén)

– ASÍ SE ORÓ EN LA MISA DE PRINCIPIO DE AÑO

CRÓNICA DE LA NAVIDAD

Un año más estamos celebrando la Navidad en el Centro Penitenciario de Jaén. Los módulos se fueron ambientando con el montaje de los belenes, todos ellos superándose al de años anteriores ; también en los diversos cursos/talleres se fue celebrando una pequeña fiesta con motivo de la NAVIDAD ; en algunos módulos hubo tiempo para ensayos de villancicos y de la lectura dramatizada del Nacimiento de Jesús acompañada de Diapositivas

Por fin, el día 24, como en años anteriores, el Sr. Obispo nos visitó a las diez de la mañana para pasar por los módulos bendiciendo los belenes, para ese momento se habían preparado unos esquemas de celebración con intervenciones de los internos, al terminar la bendición el Sr. Obispo se hizo una foto con los internos que quisieron 

Al terminar la visita del Sr. Obispo, en el polideportivo se celebró la “Misa de Navidad” para todos los internos/as; excepto para los que viven en el módulo UTE, puesto que ellos no participan en actos comunes con el resto de los internos.

En este módulo se celebró la misa de Navidad por la tarde en un aula, la lectura del evangelio se amplió un poco para que fuese conocido todo el misterio de la encarnación según lo relatan los evangelios; la celebración terminó con una ofrenda a los asistentes

 ASÍ SE ORÓ EN LA MISA DE PRINCIPIO DE AÑO
  
Hemos recogido estas plegarias anónimas que brotaron la primera mañana del año 2011 entre los que estábamos reunidos para la eucaristía.

    Estos arrepentimientos y propósitos son tan auténticos como suelen ser los delitos por los que son acusados o condenados, porque Dios es capaz de hacer florecer el yermo y convertir el desierto en un estanque, nuestra tarea es cultivar estas semillas de “esperanza” que Dios puso en sus corazones al alborear un año nuevo.
    Así se oró durante el acto penitencial

DE MI VIDA PASADA, SI PUDIERA, QUEMARÍA

  • No haber podido tener muchas mas atenciones con los míos.
  • Todo el sufrimiento que ha causado a mi familia y a todos los seres queridos que tanto daño he causado, en especial a mi madre y a mis hijos, sólo pido a Dios que esté con ellos. Os quiero.
  • Toda la droga que me he metido en mi cuerpo, que no ha sido poca desde los 14 años, hasta los treinta y tantos años que tengo, aunque por ello tengo mucha ira por hacer sufrir a mi familia.
  • La sobredosis que tuve en uno de los meses de este año, que casi me muero. El sufrimiento de mi mujer, la droga, la educación que le ha dado a mi hijo.
  • Quemaría todos los años que he estado consumiendo drogas y todos los sufrimientos que le dado a mis seres queridos.
  • Pedirle a mi familia que me perdone.
  • La violencia, el alcohol, el tabaco, la envidia, el odio, el rencor, las guerras….
  • El daño que le he hecho a mi familia.
  • Los recuerdos malos y mi adición a las drogas y el rencor a mis amigos y compañeros que me han abandonado, en concreto a mi novia. Gracias Señor.
  • Mi vida de delincuencia y pasar por la cárcel.
  • Haber probado la droga y engancharme. Haberme alejado de mi familia y de los que me querían. Haber hecho tanto daño y provocar tanto sufrimiento a personas inocentes.
  • Quemaría todo lo malo que he hecho, todo el mal que el hecho a algunas personas, sobre todo haber entrado en la cárcel que ha sido una experiencia que nunca se me olvidará.
  • Todo el daño que he hecho con las drogas y todo el sufrimiento que han pasado mi familia, mi mujer y mis hijos.
  • Los engaños que a mi mujer, y lo que me ha traído aquí y alguna cosa más que ahora no recuerde, de corazón.
  • Quemaría todo el mal que he hecho para personas que no se lo merecían y el que me he hecho yo a mi mismo.
  • Consumir droga, robar y el pecado más grade: el adulterio.
  • El haberme portado mal con mi familia.
  • Quisiera borrar de mi vida del año pasado haber estado aquí y lo que me espera para el nuevo año.
  • La desgana de vivir, una agresión a una persona muy querida, la poca comunicación con mi familia, la adición a toda clase de drogas. Haber hablado mal de mi padre.
  • Todas mis penas, mis malos sentimientos, mis vicios, algunas costumbres malas y malos tratos con los demás.
  • Todos los errores que cometí y todos los malos pensamientos y todo el daño que he causado, todas mis adiciones y problemas.
  • Haber consumido droga.
  • Mis entradas en la cárcel. Todos los disgustos que le he hecho a mi familia. Cortar la relación con viejos amigos.
  • El dolor que sufro y el estar pronto con mi familia.
  • Todo lo malo que me he hecho y que he hecho a mi familia y a mis amigos.
  • Quisiera borrar el amor que siento por mi exmujer y poder olvidarla como pareja y no como madre de mis hijos, que lo es.
  • No me gustaría ser el de antes de mala persona y me gustaría cambiar a bueno.

     En el momento de las preces de los fieles se presentaron a Dios estos deseos  para que Él nos ayude a realizarlos

EN EL AÑO QUE VIENE PROMETO A DIOS

 

       Prometo entregarme a Él y rezarle todos los días para que me de fuerzas de voluntad.

       Voy a salir de aquí lo antes que pueda.

       Rehacer mi vida y formar una familia y hacer abuela a mi madre.

       Ser responsable y darle a mi familia todas las alegrías posibles.

       Prometo intentar poder estar con mis hijos y mi familia y apoyarles en todo y no decepcionarles más porque son mi familia.

       Me comprometo a no hacer más daño a mi familia y demostrarle que soy otra persona nueva.

       Querer más a los míos, escribir más a mi padre, dejar las drogas, intentar ser más comunicativo y tener más ganas de vivir.

       Estar junto a la mujer que más quiero y darle la felicidad que no le dí y hacerla feliz para siempre.

       Poner de mi parte y cambiar, no discutir con los míos ni con los demás. Ser más feliz. Luchar más en la vida.

       No usar la violencia, paz y amor, y no beber jamás. Ayudar al prójimo.

       Intentar cambiar todo lo que me ha traído a prisión y ser un hombre de provecho y tratar bien a mi familia.

       No consumir cocaína y ser persona de provecho y estar con mi mujer más tiempo que antes.

       No volverme a tropezar en la misma piedra. Pero si tropiezo saber afrontar y apoyarme en mi familia.

       Ser una persona nueva y darle a mis seres queridos todo el amor que se merecen, y el día que pueda intentar pedirles perdón a todas las personas a las que he hecho daño y como no, AMAR.

       No dejarme arrastrar otra vez por el mundo de las drogas y de la delincuencia. Luchar por mis hijos y mi mujer y toda mi familia.

       Amor, felicidad, paz y vida en Cristo Jesús, sin amarguras.

       Ayudar a los demás, quererme a mí y a los demás. Ser fuerte y aceptar la vida. Tener esperanza. Luchar por mi vida.

       Seguir luchando día a día para no drogarme, dar ejemplo como padre y esposo, no bajar nunca la guardia y ser honesto.

       Cambiar y ser otra persona y prometer hacer feliz a mi familia, que es la que tengo y a mi futura mujer y mi sobrina.

       Dejar la droga y llevarme bien con mi familia y mis seres queridos.

       Prometo intentar no drogarme y hacer feliz a mis seres queridos y también pido tener un hijo/a con mi mujer, que es nuestra mayor ilusión: ser padre por 1ª vez, porque es la mujer que yo he elegido para que sea la madre de mis futuros hijos, por eso espero y deseamos tener el primero este año, es lo único que pido, y libertad.

       Cambiar mi actitud hacia todas las personas y hacer felices a mis seres queridos.

       Hacer feliz a mi mujer y a mis hijos, no hacer lo que ha traído aquí.

       Prometo cambiar y no fumar en todo el año y querer más a mi familia.

       Vivir una vida digna y escuchar más a las personas que de verdad me quieren.

 

 

EL CUENTO DE NAVIDAD (original de un interno del módulo 3, leído durante la bendición del Belén)