ACTIVIDADES EN NAVIDAD

CARTAS AL SR. OBISPO TRAS LA FELICITACIÓN DE NAVIDAD

IMG_2371

ÁLBUM DE FOTOS

1.-La verdad es que me lleno de gratitud y bienestar poder estar con el Obispo y hablar con él y que nos bendiga y rece tanto por nosotros y por los más necesitados.
También me gustó mucho que pidiera por nuestro compañero y la mala racha que está pasando respecto a su padre y su enfermedad.
Espero que tenga una vida buena, larga y positiva después de jubilarse y le doy las gracias por estar todos estos años con nosotros y rezar por todos los necesitados. Por todo ello ¡Muchas gracias!.
2.- Me llenó de satisfacción que un hombre tan importante como es el Obispo de Jaén tuviera un rato para nosotros y nos dedicara unas palabras y lo que nos contó de la luz de Belén me gustó bastante.
3.- Quisiera agradecerle el recibimiento que tuvo con nosotros y darle las gracias por visitarnos en prisión y que nos tenga en cuenta en sus rezos y plegarias.
Nunca olvidaré ese rato tan grato que nos hizo pasar y muchísimas gracias por rezar por mi madre en estos momentos tan difíciles que estamos pasando y que el Señor escuche mis plegarias y mis rezos.
4.- Muchas gracias por utilizar su tiempo en nosotros y en la forma de explicarnos como cree en nosotros y apuesta para que sigamos para adelante. Le deseo un día a día muy bonito en su próxima jubilación.
5.- Fue un recibimiento muy bonito y le doy las gracias por ofrecerse a realizar una oración por el padre de mi amigo que está enfermo y por darnos su tiempo y, gracias a ello, salir de vez en cuando de prisión para estos momentos tan emotivos.
6.- Muchas gracias porque, a pesar de su agenda, nos puso el obispado y su tiempo a nuestra disposición y por la dedicación que tiene la Iglesia hacia nosotros los presos día a día ayudándonos. Muchas gracias por la humildad que refleja hacia nosotros. Feliz Navidad y Próspero año nuevo y que disfrute de su jubilación que se merece.
7.- Decirle al Sr. Obispo que muchas gracias por haber perdido su tiempo para recibirnos y gracias por sus palabras que tuvo para nosotros. Me sentí muy a gusto estuvo todo muy bien. Gracias por todo.
8.- Me gustó estar con usted y escucharle pues noté que Dios está en su corazón. Me trajo mucha paz con sus palabras y cómo se refleja en su rostro esa tranquilidad y paz. Hablar con usted fue muy gratificante para mí pues nunca había hablado con un Obispo. Que Dios le bendiga.

CARTAS PARA LAS MONJAS DE SANTA CLARA

1.- Yo, en mi experiencia vivida con las monjas me quedé impresionado porque no tenía ni idea de la labor que hacían ni por qué estaban metidas en un convento y la verdad es que me impactó bastante, lo que hacen por su fe en Dios.

Les agradezco todo lo que hacen por los necesitados y les doy las gracias por que rezan por todos nosotros y tienen la fuerza de seguir con lo que hacen. ¡Gracias!

2.- Me sorprendió mucho que, mujeres   que pueden ser libres, estén encerradas casi sin contacto ninguno con el exterior, por servir y escuchas la palabra de Dios.

3.- Os doy las gracias por el recibimiento que tuvisteis conmigo. También quiero daros muchos ánimos y fuerzas aunque sé que no os hacen falta por la alegría y la felicidad que desprendéis haciendo lo que queréis. ¡Ojalá tuviera yo esa fuerza!. Muchas gracias, de corazón.

4.- La mejor impresión desde mi punto de vista es la satisfacción con la que viven y con la sonrisa que nos trasmiten cuando les dije, de broma, que cuando me encontraba dos monjitas por la calle, me daban suerte. Les deseo felices vidas.

5.- Creo que me dio hasta miedo ver a las monjas así, entre rejas, y estar siempre contentas por su voluntad y vocación. Han elegido una vida dura para siempre. Me alegro por la felicidad que reparten.

6.- Lo que más me impresionó fue con la alegría y la entereza con la que, por su voluntad, están más presas que nosotros (sin tele, sin nadas, sin poder escribir cartas ni recibirlas, etc… Es la segunda vez que voy a un convento y siempre las veo alegres. ¡Ole por ellas y su vocación!.

7.- Con las monjas me sentí algo cortado, pero fueron muy simpáticas y muy amables. Son unas personas muy encillas y valoro el trabajo que hacen. Que DIOS las bendiga. Les doy las gracias por habernos recibido.

8.- Os doy las gracias por el recibimiento que nos disteis y, la verdad, muchas veces pienso en vosotras ya que vuestra fe me conmovió mucho y espero que pidáis a Dios por mi familia. Me hace falta ya que mi padre está muy mal. Que Dios os bendiga porque me trasmitisteis mucha simpatía y fue muy agradable estar con vosotras. Gracias por ese rato queme hicisteis pasar.

 


DSC_0118

ÁLBUM DE FOTOS

El pasado martes, 22 de diciembre, tuvo lugar la tradicional felicitación navideña presidida por el Sr. Obispo, D. Ramón del Hoyo López.

A las 12.30 de la mañana comenzaba la liturgia de la Palabra en la Capilla Mayor del Seminario Diocesano.

Durante su homilía el Sr. Obispo aseguraba que tenemos motivos para alegrarnos y celebrar la Navidad.““Mi agradecimiento a todos por su presencia,  Vicario General, … Nuestro agradecimiento especial para las dos personas del Centro de Cumplimiento de Jaén, a quienes les prometo mi presencia pasado mañana, como en años anteriores, para felicitarles en cada módulo y bendecir sus nacimientos. Gracias a quienes han hecho posible su presencia, tan significativa en este acto, en el año jubilar de la Misericordia. Bienvenidos todos.

«Os anunciamos un gran gozo». Ese fue el anuncio de los ángeles hace dos mil años, a los pastores de Belén y vieron que el anuncio era cierto. Encontraron al Niño Dios en el Portal, le adoraron y volvieron alegres. Después de los años seguimos recibiendo el mismo mensaje, y quienes nos fiamos de la Palabra de Dios, de este anuncio, acudimos para admirar y mirar desde nuestro corazón a ese Niño recién nacido, acostado en un Pesebre… Abraza y sonríe a cuantos le miran y se acercan a él. No le importa la edad y el color, ni cuenta si es rico o es pobre. Abraza incluso, si cabe con más fuerza, al que vive solo, enfermo, alejado, con problemas personales, familiares, laborales.

“Para todos los presentes, para los internos del Centro de Cumplimiento, para toda la Diócesis y sus familias: ¡Feliz Navidad!”.

Por su parte, un interno del C.P. fue el encargado de felicitar al Sr. Obispo en nombre de toda la Diócesis.  

Querido Señor Obispo.

Yo no estoy acostumbrado a hablar en público, menos aún a un Obispo. Estoy terminando de cumplir mi condena en el Centro Penitenciario de Jaén. La verdad es que me siento nervioso y a la vez contento de haber sido elegido para felicitarle en esta Navidad en nombre de los cristianos aquí presentes y todos los cristianos de la diócesis de Jaén.

En este Año de la Misericordia es bueno que la Iglesia de Jaén mire hacia todos los que estamos necesitados de que la misericordia de Dios nos llegue a través de los gestos de quienes han conocido y creen en la misericordia de Dios.

Nosotros, los encarcelados, necesitamos de la justicia de los hombres, pero eso no es suficiente para reconstruir nuestras vidas, también necesitamos de la misericordia de los hombres que nos despierte la esperanza.

Por eso, en esta ocasión en que le deseamos felicidad junto al Niño Jesús, esperamos que también esa felicidad que reparte el Niño Jesús nos llegue a todos los que estamos en la periferia de la sociedad y a nuestras familias.

El mundo la necesita, nosotros y nuestras familias la necesitan, como se ha cantado al comenzar este acto.”

Tras la celebración hubo un pequeño aperitivo fraternal