CONVIVENCIA CON LA PARROQUIA DE EL SAGRADO CORAZON DE LINARES

IMG_2696

ÁLBUM DE FOTOS

No olvidamos que un buen día, organizado por Pastoral Penitenciaria de Jaén, nos ayudó a conocer gente nueva, en este caso linarenses, quienes nos mostraron su ciudad, nos acogieron en su Parroquia, nos ofrecieron amistad, cariño y comida y por último nos dijeron que en nuestra compañía habían pasado un buen día.

Visitamos  el Santuario de la Virgen de Linarejos, el museo de Rafael, el Hospital de los Marqueses de Linarejos. Dos expresiones pueden recoger algunos de los sentimientos vividos: “tanto la alegría como la tristeza se contagian con facilidad” y “Entre ello he vuelto a sentir ser persona y no un recluso cualquiera”.

Nos hemos sentido bien mirados, queridos y en cierto modo importantes. Sentimientos que en esta situación de nuestras vidas nos ayudan a seguir adelante, a entender que fuera de estos muros, sigue habiendo buena gente que espera que un día salgamos de aquí para ofrecernos iguales valores que los dados por la gente del Centro Parroquial Sagrado Corazón de Jesús de Linares, un  domingo del mes de Abril del dos mil dieciséis.

COMENTARIOS DE LOS INTERNOS A LA SALIDA  

–No es sencillo escribir en unas líneas todo lo vivido en la jornada del domingo: Algo importante en este día.

La alegría al igual que la tristeza se contagia con facilidad y hoy he podido vivir de manera positiva y me ha permitido huir de ese encadenamiento y recuperar algo perdido por la privación de libertad: la ilusión.

Por circunstancias de la vida y de donde yo procedo me ha tocado vivir y sentir lo peor del ser humano, pero ahora en España y gracias a la Pastoral Penitenciaria he vuelto a descubrir el lado más amable de los voluntarios, humildes que nos ofrecen su tiempo, sus emociones, alegrías, su amor al prójimo y su buena voluntad. Entre ellos he vuelto a sentir ser persona y no un marginado de la sociedad.

La actitud de estos voluntarios, así como su buen hacer me hacen ver el presente lleno de oportunidades que hay que aprovechar y tratar de entender que la vida no sólo es tragedia.

Me ha sorprendido la cultura y patrimonio de Linares así como su historia. Lo mejor, para mí, ha sido aprender la historia de Nuestra Señora de Linarejos que con la narración de Gina me hacen entender la gran historia de la Reina del Amor

Quiero agradecer de corazón a la Pastoral y a la parroquia de El Corazón de Jesús el día de hoy y, junto a su compañía, ha supuesto aire fresco ante la hostilidad que se puede vivir. Espero y deseo volver a vivir más actos culturales como este.

–Lo que más me ha gustado ha sido la enseñanza de la cultura del Hospital de los Marqueses de Linares que desconocía, la antigua medicina y de cómo un pueblo pequeño avanzó hasta llegar a ser un pueblo.

Me agradó la convivencia con las personas que nos acogieron muy bien y nos trataron como personas ya que yo me sentí acogido y nos hicieron ver que en la calle sigue habiendo personas que se preocupan por los demás.

–Lo que más me ha gustado han sido los monumentos que vimos, pero sobre todo el trato que tuvieron con nosotros los voluntarios de Pastoral y lo bien que nos acogieron las personas de la parroquia y su párroco, tan joven, que nos trataron como uno más de su familia. Doy las gracias a Pastoral por haberme dado la oportunidad de poder salir.