VISITA DE LOS MÓDULOS UTE A LOS BELENES

– CARTAS DE LOS INTERNOS A LAS MONJAS DEL CONVENTO DE CLAUSURA

– TESTIMONIOS DE LOS INTERNOS

IMG_0748

ALBUM DE FOTOS

El pasado 11 de diciembre tuvimos una salida con internos para visitar los belenes de la ciudad como preparación para la Navidad. En esta ocasión fueron nueve  internos de los módulos UTE los que salieron.

Tras los tradicionales churros, como no!, empezamos el recorrido visitando el belén monumental del Hotel Xauen ambientado en la ciudad de Jaén.

Desde allí nos dirigimos al Camarín de Ntro Padre Jesús para visitar el belén que los internos de los módulos de Respeto han expuesto allí y que está realizado con figuras que ellos mismos  construyen . Allí el capellán nos explico también la historia del Camarín.

La siguiente parada fue en el belén que la  Cofradía de la Virgen de la Capilla instala en la Casa Museo de la Iglesia de San Ildefonso. Pudimos visitar la basílica por dentro y el hermano Mayor de la cofradía nos explicó  el retablo mayor del Iglesia dedicado al Descendicimiento de la Virgen

Para finalizar con los belenes nos desplazamos al Museo Provincial para ver el que Asociación ‘Pasión por 389 Alfileres’ acababan de inaugurar.  Un belén con muñecas jienenses que representan profesiones.

De allí fuimos a comer a un céntrico restaurante y tras la comida y una breve sobremesa en la delegación de Pastoral nos desplazamos al convento de Santa Clara donde las monjas de clausura nos dieron la oportunidad de conocer su manera de vivir y de tener un rato de reflexión.

Fue un día completo en el que pudimos también convivir internos y voluntarios de Pastoral.

Desde aquí queremos agradecer a todos los que nos fueron recibiendo en las distintas paradas y nos dedicaron un rato de su tiempo.

Feliz Navidad!!

CARTAS DE LOS INTERNOS A LAS MONJAS DEL CONVENTO DE SANTA CLARA

IMG_0780 IMG_0786  IMG_0777

JOSÉ MARÍA CHAMORRO                      

                Queridas hermanas del Convento de Santa Clara: Soy José María Chamorro García, me dirijo hacia vosotras porque os quiero decir que disfruté mucho la tarde que pasamos allí con vosotras. Yo como os dije vivo en la calle Martínez Molina y había pasado por la puerta del convento muchas veces, pero nunca había entrado. Me sorprendió mucho vuestra Fe y vuestro amor tan grande por el Señor.

                Quiero agradeceros todo lo que hacéis por nosotros y por el mundo en general; sois unas personas que nos habéis dado ejemplo y nos habéis subido la autoestima, con ésto os quiero decir que ahora no me siento tan preso como me sentía antes de visitaros a vosotras, también os quiero decir que una vez aquí, en prisión estuvimos hablando mis compañeros y yo de vosotras y todos quedamos sorprendidos y contentos a la vez  de ver que sin que nadie os obligue estéis contentas de vuestra vida a pesar de que estáis también encerradas y nos dió alegría veros tan felices y con ese amor tan grande que le tenéis al Señor.

                También os quiero decir que desde ahora yo estoy cumpliendo con vuestra petición, ahora rezo todas las noches un Padre Nuestro para que cada día al levantaros que le tengáis más amor al Señor y otro Padre Nuestro para que haya más mujeres como vosotras y que se vayan incorporando más hermanas como vosotras, con esa Fe y ese Amor tan grande hacia el Señor. Os felicito a todas.

                También os quiero agradecer esos villancicos que nos cantasteis y esos mantecados y zumos que nos disteis. Como cantantes sois unas artistas. Cantáis muy bien, yo os doy un 10, sois geniales.

                Bueno, pues con esto ya me despido. Os deseo que sigáis siendo tan felices como se os vé y que espero volver a veros pronto porque cuando yo salga en libertad me gustaría pasarme por allí para deciros que ya se terminó lo mío de tener que estar en prisión. Bueno, que paséis unas felices fiestas y un  próspero año 2014, se despide                                                                                                                                                                                    

DAVID DE LA TORRE                                                                                                    

                Queridas Hermanas: Soy David, quería daros las gracias otra vez por la tarde que pasé en vuestra visita , deciros que sois maravillosas, que nunca había estado en un convento, pero al día de hoy todavía estoy todo ilusionado porque me he dado cuenta que existen hermanas como vosotras , os doy las gracias por rezar y pedirle a Dios por mi hermana Nati y deciros que habéis dejado huella en mi corazón, que os voy a echar mucho mucho de menos y me voy a acordar mucho de vosotras porque si algo me ha impresionado e impactado muy fuerte en esta salida eso ha sido vosotras.                                                      

                No sé que más deciros .Rezaré por todas vosotras y le pediré a Nuestro Dios que cuide de todas ustedes, que sois magníficas y que sepáis que no encuentro palabras para compararos la lección de humildad y  de amor que me habéis dado y me habéis enseñado a ser mas fuerte todavía por toda esta situación familiar que estoy pasando, que me afecta mucho porque amo mucho a mis hermanos, padres, tíos, abuelos y familiares.

                Gracias, muchas gracias por ser como sois, cuidaros mucho. Recibid muchos saludos y abrazos de David de la Torre Albao que no os olvidaré nunca nunca.

                Salud, suerte y libertad. Que Dios os bendiga. Hermanas cuidaros.

 

ENRIQUE PIÑEIRO

                ¡¡¡Hola Hermanas!!!

                Espero y deseo de todo corazón que tras recibir estas letras que con tanto amor os dedico estéis igual de contentas y orgullosas de lo que hacéis como yo de lo que  yo en este momento lo estoy de hacerlo. No puedo describir con palabras lo que en mi vida habéis hecho, pero solo espero que algún día y no muy lejano pueda volver a estar un ratito con todas vosotras; sois un claro ejemplo de vida y de rectitud, siempre formaréis parte de mi vida. GRACIAS.

                                              

                Hola Hermanas!

                Quiero deciros de antemano que sois las mejores personas que he conocido en mi vida. Me habéis abierto los ojos de una manera muy especial. Quiero daros las gracias por el gran recibimiento que nos habéis dado y deciros que ojalá yo tuviese las cosas tan claras como las tenéis vosotras .

                Seguro que después de oíros amaré mucho más a mi mujer e hijos. Sois unas mujeres maravillosas. Muchísimas gracias  por todo.

Hasta pronto Hermanas.

 

FRANCISCO DURAN

                Hola monjitas: Espero y deseo que a la llegada de estas letras os encontréis bien en todos los aspectos.

                Yo soy Francisco, os quiero decir que a lo primero de entrar a donde estuvimos me dio como miedo, pero fue pasando el tiempo y me gustó mucho la conversación que tuvimos y cuando me iba  me puse muy sensible , se me saltaron las lágrimas pero de alegría; fuisteis muy simpáticas con nosotros, nos tratásteis muy bien, os tratásteis como a personas no como a presos que somos. Yo os quiero decir que cuando salga en libertad iré a visitaros otra vez  yo, mi mujer y mis dos niños pequeños para que los conozcáis también.

                Os quiero dar las felices Fiestas a todas porque sois personas magníficas, muy buenas y tenéis un corazón grandísimo y todo lo que hacéis está genial.

                Os mando abrazos fuertes y os doy las gracias por el tiempo que nos disteis todas y los villancicos nos cantasteis.

                                               FELICES FIESTAS

                                                               A                                           

                               TODAS  LAS  MONJITAS


– TESTIMONIOS DE LOS INTERNOS

INTRODUCCIÓN

¡Hola Amigos! de antemano quiero deciros que ole, ole y ole, una vez más habéis conseguido superaros, no sé cómo lo conseguís después de tantas y tantas salidas con nosotros. Pero claro, tenéis un Guiador supremo todos los que habéis estado con nosotros en este día tan especial y maravilloso. Os merecéis toda la bendición del cielo.

 

¿QUÉ EMOCIONES HAS VIVIDO EN ESTA SALIDA?

Yo en esta salida me sentí  con mucha felicidad y muy contento, porque íbamos mucha gente y todo el día fue muy emocionante y sobre todo con mucho respeto hacia nosotros. Luego, cada vez se iban incorporando más gente al grupo y me sentía con una  alegría inmensa de ver que gente que podían estar en sus casas o en cualquier otro lado, decidieron estar con nosotros y nos acompañaron en casi todo momento.

 Cuando más me emocioné fue cuando vi que iba gente del Camarín de Jesús y de la parroquia de San Ildefonso  darnos una charla sobre los belenes y de algunas cosas más que nos contaron. También la Directora del Hotel Xauen,  doña Belén, se portó muy bien y simpática con nosotros; tienen un belén maravilloso y muy bien montado.

Cuando salí por la barrera estaba nervioso y a la vez alegre porque iba a echar un día con varios compañeros que les tengo mucho aprecio y me sentí como con mi familia con todos los voluntarios de Pastoral. Parecía que me conocían de toda la vida y eché un día grande que nunca se me olvidará.

Alegría, contento, ilusionado, feliz, asombrado, emocionado y todos los sentimientos que puedas pensar y más.

 

¿ALGÚN MOMENTO QUE MÁS TE IMPRESIONÓ?

Lo que más me emocionó de todo fue el recibimiento que tuvimos por las Hermanas del convento de Santa Clara. Me sorprendió mucho pero a la vez me sentía muy feliz y con mucha paz

Una vez más mis mayores sentimientos los dedico en gran parte a las monjas porque son una pasada y me alegran y me enseñan a “vivir”, puesto que viven como realmente quieren.

No puedo deciros cual fue el mejor momento puesto que estaba tan bien organizado todo, que cada momento superaba el anterior. No sé cómo podré agradeceros este día, el amor con el que me habéis protegido todo el día y deciros que tenían razón mis compañeros cuando me decían que las salidas con Pastoral eran una pasada de bonitas. El estar con las monjas superó todas mis expectativas.

Muchos momentos, por ejemplo, visitando los Santos, la foto con el Abuelo, en San Ildefonso con la Virgen, tocarla y besar el manto igual que con el Abuelo, etc. y sobre todo la visita a las monjas que todavía estoy flipando

El momento más emocionado fue  cuando fuimos a ver a las monjas;  a lo primero de entrar me daba como miedo y respeto, pero pasado el tiempo me dieron paz y a lo último cuando cantaron los villancicos ya me sentí mejor y me hicieron que se me saltaran las lágrimas pero bien, una experiencia más para mi vida que nunca pensaba que iría a hacer.

 

CONSEJOS A LOS COMPAÑEROS PARA LA PRÓXIMA SALIDA

Los consejos que yo les doy a los compañeros para otra convivencia, es que hagan lo posible para que puedan vivir una experiencia tan bonita y sobre todo que haya mucho respeto entre todos.

Consejos a los próximos compañeros que salgan, que van a vivir experiencias muy buenas y un día increíble parece que no estás ni en la cárcel encerrado ni me acordaba que estaba en prisión

¿ALGO QUE NO TE GUSTÓ TANTO?

Todo estuvo fenómeno menos el lugar donde se encontraba el bar en el que comimos, ¡al lado de Comisaría! (Comimos en un restaurante de Arquitecto Berges, ¿cómo se le ocurrió a los organizadores?)