CLASE DE BIBLIA EN EL CORO DE LA CATEDRAL

[imagebrowser id=15]

El módulo 1 del Centro Penitenciario, tuvo la clase en el coro de la Catedral. Una vez instalados los alumnos, el profesor les entregó una cita de los evangelios, diferente para cada uno; comenzaron el trabajo buscando el texto,después lo fueron leyendo en privado y presentando las dudas sobre el mismo; por último pasaron a localizar dicho texto en las tablas del coro y terminaron explicándolo a los asistentes. Después pasamos al Museo donde se repitió el mismo esquema de trabajo ante algunas piezas de las que allí se conservan.

Agradecemos al Cabildo Catedralicio la facilidad que ofrece a la Delegación de Pastoral Penitenciaria para desarrollar estas visitas desde hace dos años.

La clase comenzó a las 16’30 pero antes nos paramos a comer en un céntrico restaurante; apetición de los internos, el menú del día se compuso de un primer plato de abundantes migas con todos los aderezos que requieren y un segundo, más abundante aun, de patatas fritas con huevos. Después del postre pasamos a una cafetería para el café y las pastas.

Uno de los asistentes nos comentaba: “Por la mañana he salido a declarar en un juzgado, iba esposado y custodiado por la policía. ¡Menuda diferencia del paseo de la mañana al de la tarde!”

Volvíamos los voluntarios satisfechos al ver la satisfacción de los internos durante esas cinco horasy media que habíamos pasado juntos. También contentos porque la Iglesia estaba cumpliendo su misión entre ellos: El Señor nos ha enviado a “anunciar la Buena Nueva a los pobres” y hemos “salido a los cruces de los caminos para invitar a todos a que participen de la mesa en fiesta preparada para ellos”.

¡BENDITO SEA DIOS!